Renting: Una Alternativa para Optimizar tu Negocio

Hoy participa en el blog como autora invitada Belén Castellarosa con este interesante artículo:

Para que tu negocio tenga éxito, tendrás que realizar muchas inversiones. Una de las principales dudas de los emprendedores es si comprar bienes o alquilarlos a través de una empresa de renting de maquinaria. Para tomar una decisión acertada, hay que evaluar muchos factores, como el capital de la empresa y el nivel de riesgo que estás dispuesto a correr.

Renting versus compra

En primer lugar, debemos analizar los beneficios y desventajas tanto de la compra como del renting de maquinaria.

La principal ventaja de la compra es que nos permite disfrutar de ese activo por tiempo indeterminado. Con el renting, podremos utilizar la maquinaria durante el tiempo fijado en el contrato.

Ahora bien, la desventaja de la compra es que hay que realizar una gran inversión inicial y muchas empresas no disponen de capital para eso. El renting proporciona la ventaja de que solo pagamos unas cuotas mensuales a cambio del derecho de utilizar ese bien.

Beneficios del renting para tu negocio

El renting es una gran ayuda a la hora de optimizar tu negocio. Sobre todo, porque es una forma de combatir la obsolescencia de las maquinarias. Esto se debe a que la tecnología avanza a pasos gigantes y no todas las empresas cuentan con el capital necesario para seguir esos avances.

Si optas por comprar un determinado bien, seguramente tendrás que esperar años para poder renovar esa maquinaria. Es muy probable que tengas que seguir empleando esa máquina incluso después de que se haya quedado obsoleta. Eso reduce el tiempo de producción y pasa factura a la rentabilidad de tu negocio.

Por el contrario, al decantarte por el renting de un bien, tendrás el derecho de utilizarlo durante el tiempo que se haya establecido en un contrato. Al acabar ese período, podrás solicitar el renting de una máquina más moderna. El renting permite que las empresas pueden seguir los avances del mercado más de cerca, sin que la rentabilidad y el ahorro se vean afectados.

Además, al no tener que abonar el precio íntegro de la maquinaria, el renting es una opción muy viable para aquellas empresas que no cuentan con un presupuesto amplio, ya que les permite tener acceso a maquinaria de primera. Solo hay que pagar unas cuotas mensuales, semestrales o anuales. Esas cuotas se pueden ajustar al presupuesto de la empresa.

Otro beneficio del renting es que solo tienes que preocuparte por pagar las cuotas. Si la maquinaria presenta algún tipo de avería o necesita mantenimiento periódico, es responsabilidad de la empresa que concede el renting. Así, no tendrás sorpresas desagradables.

Además, el renting posibilita una diversificación de activos. Es posible alquilar maquinaria industrial, maquinaria agrícola, maquinaria eléctrica, vehículos, placas solares y hasta equipos informáticos. Tampoco hace falta invertir en compra de naves y locales comerciales, ya que existe una operación de renting inmobiliario que permite el arrendamiento de inmuebles.

En definitiva, si estás pensando en optimizar tu empresa, el renting es una excelente opción porque te permite disfrutar de los mejores activos del mercado, aunque no dispongas de capital para comprarlos.