Apalancamiento Financiero para Crecimiento Empresarial

La situación económica actual hace que las empresas se planteen diferentes formas de buscar una mejora en su economía de cara al futuro.

Son muchas las estrategias económicas que puede seguir una empresa a la hora de buscar su crecimiento económico, y entre todas ellas se ha popularizado en los últimos meses el apalancamiento financiero.

Todo lo que necesitas saber sobre el apalancamiento financiero: nociones básicas

A la hora de hablar de apalancamiento financiero lo primero que debemos conocer es en qué consiste esta técnica a la hora de buscar el crecimiento empresarial.

Por apalancamiento financiero entendemos la estrategia de crecimiento económico de una empresa o negocio dirigida a aumentar los recursos destinados a una inversión a través del endeudamiento.

De esta forma nuestras inversiones en los diversos ámbitos serán mayores al aumentar nuestros recursos disponibles no sólo de capital sino también de pasivo.

La forma tradicional de recurrir al apalancamiento financiero consiste en obtener financiación externa a los recursos propios de la empresa mediante el endeudamiento.

El objetivo de esta estrategia es conseguir incrementar la productividad de una empresa y sus opciones de futuro, al poder realizar mayores inversiones y obtener unos resultados óptimos y más rentables.

En función de la estrategia seguida y del tipo de apalancamiento por el que optemos podremos distinguir entre apalancamiento financiero positivo (la rentabilidad de la inversión supera al coste de la deuda), apalancamiento financiero neutro (la rentabilidad de la inversión es igual al coste del endeudamiento) o apalancamiento financiero negativo (se da cuando la rentabilidad es menor que el coste de la deuda).

Esta técnica está disponible tanto para pequeñas, medianas o grandes empresas, y con la gestión adecuada de los recursos permite obtener el crecimiento del negocio y mejorar las perspectivas de futuro.

En todo caso habrán de sopesarse las ventajas y desventajas de este tipo de operaciones antes de llevarlas a cabo para conseguir los resultados pretendidos.

Los mejores consejos sobre apalancamiento financiero y sus ventajas

Aunque esta estrategia de planificación empresarial puede adaptarse a todo tipo de negocios con independencia de su tamaño o volumen es recomendable analizar previamente la situación actual de la empresa, capital disponible y endeudamiento.

Por otro lado, deberán fijarse los objetivos a alcanzar, así como el riesgo a asumir. Y es que, aunque esta técnica es cada vez más frecuente puede conllevar alguna desventaja si no es estudiada con antelación ni se ha llevado una evaluación correcta.

Por ello, el mejor consejo a la hora de acudir a esta técnica de gestión empresarial es acudir al asesoramiento de expertos económicos y financieros que sean capaces de evaluar la situación económica de la empresa y el nivel de endeudamiento óptimo que se puede alcanzar con esta técnica para garantizar los mejores resultados.

Y es que, con la adecuada gestión el apalancamiento financiero puede reportar múltiples ventajas:

  1. Se puede lograr una mayor rentabilidad financiera y un incremento de los beneficios obtenidos.
  2. Permite realizar mayores inversiones al contar con más recursos que el propio capital al recurrir al endeudamiento lo que nos permite alcanzar una situación futura óptima.
  3. En épocas de inflación como la que vivimos en la actualidad el apalancamiento financiero positivo se ve beneficiado.

Sus múltiples ventajas han hecho que esta técnica haya aumentado como recurso de gestión empresarial en los últimos tiempos.

Por esto, y una vez sopesados los posibles riesgos e inconvenientes, puede suponer una oportunidad única para el crecimiento empresarial y el aumento de las inversiones, lo que conlleva a una mejor situación económica.