Qué es el Apalancamiento Financiero: Fórmula, Interpretación y Ejemplos

Si estás leyendo esto es porque igual te has preguntado qué es el Apalancamiento financiero.

La verdad es que suena a algo tan complejo  que es fácil pensar que sólo la gente muy versada en economía debe saberlo…

Pero nada más lejos de la realidad, ya lo verás….  Además te adelanto que es una figura a la que recurren tanto las empresas como los particulares.

Así que si te interesa saber qué es el apalancamiento financiero, sus riesgos y ventajas, la fórmula con la que se calcula el ratio…. Y con ejemplos para que lo veas más claramente, sólo tienes que seguir leyendo.

¿Qué es el apalancamiento financiero? 

Interesa saber su definición, cuándo conviene apalancarse y cuáles son sus ventajas y  sus inconvenientes.

Definición 

El apalancamiento financiero consiste en utilizar deuda para realizar una inversión, y así esa inversión se financiará en parte con fondos propios y en parte con fondos ajenos.

La intención es aumentar la rentabilidad del capital propio mediante el aumento del  importe total invertido y esto se conseguirá gracias al dinero recibido en préstamo.

Lo verás muy claro con el siguiente ejemplo:

 

Ejemplo 

Supongamos (aunque tengamos de echar a volar muchísimo la imaginación) que tu banco te ofrece la posibilidad de contratar un depósito a plazo fijo a durante un año con un rentabilidad del 10%.

Te parece una buena idea y cuentas con 100.000 euros para invertir. El 10% de 100.000 son 10.000 y ese sería el beneficio que obtendrías.

Por otra parte, también tienes la posibilidad de contratar un préstamo por otros 100.000 euros por el que tendrías que pagar un 5% anual, es decir, 5.000 de intereses en un año.

Puedes hacer dos cosas:

  • Invertir tus 100.000 y obtener una rentabilidad del 10%: 10.000 euros.
  • Contratar el préstamo, invertir 200.000 euros y obtener una rentabilidad del 15%: 15.000 euros (20.000 de los intereses del plazo fijo menos los 5.000 que tienes que pagar por los intereses del préstamo). Lógicamente, al cabo del año cancelarás la deuda con el dinero que recuperes al vencimiento de tu plazo fijo.

En este segundo caso, en el que has financiado parte de la inversión con una deuda, es en el que has recurrido al apalancamiento financiero. Y, como has visto, la deuda te ha servido para aumentar considerablemente la rentabilidad de la inversión:

Con los mismos 100.000 euros has conseguido ganar 15.000 euros (un 15% del capital que tú has puesto), mientras que sin el préstamo sólo ganas 10.000 euros (un 10%).

Está bien pensado, ¿verdad?

 

También te puede interesar:

Curso de contabilidad básica

Balance de situación: estructura y ejemplos

Lista de programas de contabilidad para pymes (gratis y de pago)

 

¿Cuándo interesa apalancarse? 

Ya que sabemos lo que es el apalancamiento financiero interesa saber cuando conviene recurrir a él, y está claro que interesará apalancarse cuando los intereses que haya que pagar por la deuda sean inferiores a la rentabilidad que se vaya a obtener al invertir su importe.

Está claro: los ingresos que se obtengan con el dinero prestado tienen que ser superiores a los intereses que haya que pagar por él.

En caso contrario, se pierde dinero.

Siguiendo el ejemplo anterior, si los intereses a pagar por el préstamo fueran del 12% la operación ya no sería rentable porque obtendría 20.000 euros de beneficios pero tendría que pagar 12.000 euros por los intereses, con lo que mi rentabilidad total bajaría a 8.000 euros: un 8% frente al 10% que percibiría si solo invirtiera mi propio dinero.

Es fácil calcularlo aplicando la fórmula que veremos más adelante.

Ventajas e inconvenientes del apalancamiento financiero 

La ventaja ya la hemos visto clara con el ejemplo: se multiplica la rentabilidad, porque al beneficio que se obtiene del capital propio hay que sumarle el que se obtiene de invertir también el capital ajeno.

De esta manera, el rendimiento del dinero propio será mayor mientras más alto sea el grado de apalancamiento financiero, es decir, mientras más grande sea la proporción de dinero prestado en la inversión total.

El principal inconveniente es también evidente: se multiplica el riesgo, porque si la inversión termina mal el coste será mucho más alto mientras mayor sea el grado de apalancamiento.

Retomando otra vez el ejemplo del caso anterior, piensa que el banco quiebra y que aunque finalmente recuperas tu dinero tardas dos años en hacerlo y que además no te pagan la rentabilidad prometida.

Te encontrarías con que no sólo no ganas nada sino que, además, tienes que pagar los intereses del préstamo de tu bolsillo.

Si sólo hubieras invertido tu dinero tu beneficio sería del 0%: no hubieras ganado pero tampoco hubieras perdido.

Pero al haberte apalancado el rendimiento es de -10% porque habrás perdido los 10.000 euros de intereses que tienes que pagar por el préstamo.

Los ejemplos que estoy poniendo son totalmente improbables aunque sirven perfectamente para entender la materia, que es de lo que se trata.

Pero en la vida real se dan muchos casos de apalancamiento financiero: a la hora de invertir en bolsa, en inmuebles, en negocios…..

alt-apalancamiento-financiero

El ratio de apalancamiento financiero: fórmula, interpretación y valores óptimos 

Con el ratio de apalancamiento financiero se calcula, aplicando su fórmula, si interesa o no recurrir a financiación ajena para aumentar el importe de una inversión determinada.

En este apartado vamos a ver cuál es esa fórmula, cómo se interpreta el resultado y cuál es su valor óptimo.

 

Fórmula 

La fórmula a aplicar para saber si interesa o no apalancarse es la siguiente:

Ratio de apalancamiento financiero  =  (Activo / Fondos Propios)  x  (BAT / BAIT)

Donde:

Activo:  Importe total de la inversión

Fondos Propios:  Capital propio invertido

BAT: Beneficio antes de impuestos

BAIT: Beneficio antes de intereses e impuestos.

 

Interpretación 

  • Cuando el ratio de apalancamiento financiero es mayor que 1 indica que es rentable recurrir a la financiación ajena.
  • Cuando el ratio de apalancamiento financiero es menor que 1 indica que el coste de la financiación ajena hace que la rentabilidad sea inferior que si solo se invierte capital propio.

 

Valores óptimos 

En el punto anterior hemos visto que si su valor es menor que 1 indica que recurrir al endeudamiento disminuye el rendimiento de la inversión.

Por lo tanto, el valor óptimo del apalancamiento financiero es mayor que 1, que es el resultado que pone de manifiesto la conveniencia del endeudamiento.

Tal vez te interese:

Los Estados Financieros: con Ejemplos

La Inflación: definición,

Curso de contabilidad Online

Un Máster Online

Ejemplos de ratio de apalancamiento financiero 

Te propongo dos ejemplos:

Ejemplo 1 

En “Romeo, S.L.” se va a comprar una parcela de terreno que va a formar parte de un polígono industrial en el plazo de un año.

El precio de compra es de 70.000 euros pero cuando el polígono esté terminado estima que la va a poder vender por 85.000 euros.

Se plantea la posibilidad de pedir un préstamo por otros 70.000 € a un interés del 5% anual y poder comprar para vender, dos parcelas en lugar de una.

¿Le interesa endeudarse?

Veamos:

Ratio de apalancamiento financiero  =  (Activo / Fondos Propios)  /  (BAT / BAIT)

(140.000 / 70.000) / (30.000 / 26.500) = 1,76

El resultado es superior a 1, por lo que sí es interesante para la empresa endeudarse para aumentar el importe de la inversión.

 

Ejemplo 2 

“Julieta, S.A.” es una entidad dedicada a la venta de maquinaria que tiene un excedente de tesorería y ha decidido invertirlo en diferentes productos financieros.

Cuenta con un capital disponible de 100.000 euros y su inversión se la va a gestionar una empresa especializada. La idea es formar una cartera con un perfil de riesgo moderado que le reportará un rendimiento en torno al 4% anual.

Uno de los socios le ofrece la posibilidad de prestarlo otros 100.000 euros para invertirlos pero le cobrará 6.000 euros de intereses anuales.

¿Le interesa aceptar la propuesta del socio?

Ratio de apalancamiento financiero  =  (Activo / Fondos Propios)  /  (BAT / BAIT)

(200.000 / 100.000) / (8.000 / 2.000) = 0,50

El ratio es de 0,50 por lo que no le interesa aceptar la propuesta del socio.

 

Apalancamiento financiero: ejemplos en la vida real que seguro conoces 

El apalancamiento financiero es una “herramienta” a la que se recurre con cierta frecuencia. Posiblemente conozcas casos en los que se ha utilizado pero hasta ahora no sabías que tenía un nombre técnico.

Aquí no vamos a ver nada de fórmulas, interpretaciones o valores óptimos. En este apartado te voy a comentar dos ejemplos reales, que seguro que te suenan:

 

Ejemplo 1: Tristemente famoso 

Espero que no seas uno de los afectados, pero imagino que habrás oído hablar de las inversiones que se realizaron hace unos años en plantas de energía solar.

Simplificando muchísimo el tema, y centrándome sólo en lo que nos ocupa, la cuestión es que el proyecto no sólo no ha tenido la rentabilidad esperada sino todo lo contrario. Y el problema que esto supone se ha visto agravado porque gran parte de los inversionistas recurrieron a créditos bancarios para financiar las instalaciones, con lo que ahora se encuentran en una situación realmente dramática: no obtienen el rendimiento con el que tenían previsto pagar la cuota del préstamo.

El apalancamiento financiero es un multiplicador de beneficio pero también de riesgo, y en este caso el resultado de su utilización ha supuesto una auténtica ruina para muchos….

Si quieres tener una versión no tan “simplista” como la que te acabo de dar (no es sitio para ahondar más) puedes echar un vistazo a este artículo.

 

Ejemplo 2: Productos financieros derivados 

La inversión en productos financieros derivados (futuros, CFD, opciones, warrants….) conlleva un componente de apalancamiento financiero y, por ende, una posibilidad de obtener beneficios más altos. Y un riesgo de pérdidas mayores.

Son productos que no se entienden sin apalancamiento y gracias a él con un capital pequeño se puede optar a operar con cantidades nada desdeñables….. En este sentido, hace posible que casi cualquiera pueda intervenir en este tipo de mercados con cantidades que de otra forma no estarían a su alcance (me refiero a cualquiera que tengan conocimientos en la materia, claro).

La Comisión Nacional del Mercado de Valores explica muy bien su funcionamiento aquí.

 

Apalancamiento financiero y operativo

Diferente del apalancamiento financiero es el apalancamiento operativo.

Y aunque esta figura da para un artículo completo, mi única intención aquí es que tengas claro que son conceptos distintos y no los confundas, así que te lo explicaré en términos muy generales.

El apalancamiento operativo hace referencia a la proporción existente entre costes fijos y costes variables de la empresa y su incidencia en la obtención del beneficio, de forma que mientras más alto sea el importe de los gastos fijos más alto será el apalancamiento operativo.

Y un apalancamiento operativo alto implica la posibilidad de obtener un beneficio económico más alto asumiendo un riesgo más alto también (como pasa en el apalancamiento financiero).

Lo entenderás mejor con este ejemplo:

Inicio un negocio de venta a domicilio. Con el reparto de los productos puedo hacer dos cosas:

  • Contratar a una persona que cobrará su sueldo tanto si sale repartir como si no.
  • Contactar con una empresa de mensajería a la que pagaré en función del número de entregas que realice.

En el primer caso tendré que asumir el gasto fijo del sueldo del empleado sin saber, a priori, si lo voy a rentabilizar o no pero con la certeza de que una vez que realice «x» ventas estará cubierto y a partir de ahí el beneficio de las operaciones será más alto.

En el segundo caso, al pagar por cada reparto, el gasto de la entrega a domicilio se convierte en variable (sólo tiene lugar si se produce una venta) pero siempre va a estar presente sea cual sea el número de unidades vendidas.

Si opto por la opción del empleado mi apalancamiento operativo será más alto porque mis gastos fijos son mayores. Esto puede dar lugar a un beneficio económico más alto una vez que supere el umbral de rentabilidad pero a costa de asumir un riesgo mayor (tendré que vender más unidades para empezar a obtener beneficio).

Como ves:

  • El apalancamiento financiero supone «apoyarse» en el endeudamiento externo para obtener una mayor rentabilidad financiera.
  • El apalancamiento operativo supone «apoyarse» en un  mayor importe de gastos fijos para obtener una más alta rentabilidad económica.

En ambos casos, el apalancamiento puede multiplicar tanto los posibles beneficios como las posibles pérdidas, lo que implica asumir un riesgo que podrá ser más o menos alto pero riesgo al fin…

Resumiendo 

  • El apalancamiento financiero consiste en recurrir al endeudamiento para aumentar el montante de una inversión, con el fin de conseguir un rendimiento más alto de la operación.
  • Va a resultar interesante apalancarse cuando el beneficio final de la inversión, una vez pagados los intereses de la deuda, sea superior al que se hubiera obtenido sin ese préstamo. En caso contrario no interesa, como es obvio.
  • La principal ventaja del apalancamiento financiero es que permite realizar inversiones mucho más altas que empleando sólo capital propio, por lo tanto, el beneficio que se puede obtener en una operación también es mucho más alto.
  • El mayor inconveniente del apalancamiento financiero es que eleva mucho el riesgo de la inversión, porque si sale mal, y no se obtiene la rentabilidad prevista inicialmente, nada exime de la obligación de devolver la deuda con sus intereses correspondientes.
  • La fórmula con la que se puede calcular si interesa recurrir al apalancamiento financiero en una operación determinada es la siguiente:

Ratio de apalancamiento financiero  =  (Activo / Fondos Propios)  x  (BAT / BAIT)

Donde un resultado superior a 1 indica que si es interesante y un resultado inferior a 1 implica lo contrario.

  • Diferente del apalancamiento financiero es el operativo: el apalancamiento operativo consiste, básicamente, en apoyarse en costes fijos para aumentar el beneficio del negocio. También conlleva un aumento del riesgo, porque los costes fijos hay que asumirlos independientemente de cual sea el volumen de ingresos mientras que los costes variables aumentarán o disminuirán a la vez que las ventas lo que hace que comporten un riesgo menor.

 

Hasta aquí llego con este artículo: hemos dado un repaso a lo que es el apalancamiento financiero, cómo se interpreta, cuál es la fórmula para calcularlo, la diferencia con el apalancamiento operativo, hemos visto ejemplos…. Espero que te sea de utilidad.

Si te ha gustado compártelo
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin
Buffer this page
Buffer
Email this to someone
email