Cómo Asegurar tu Jubilación como Autónomo

 

Los autónomos tenemos muchas preocupaciones en común pero creo que hay una en la que coincidimos la mayoría y es la referente a lo que vamos a cobrar cuando nos jubilemos. 

Seguramente será poco, así que lo mejor que podemos hacer es realizar algún tipo de inversión que nos permita la tan ansiada tranquilidad económica.

La opinión mayoritaria va en la línea de que cada vez se hace más necesario construir una fuente de ingresos alternativa para el día de mañana, por aquello de que a ver qué pasa con las pensiones… 

Y aunque no demos crédito a los que ven la etapa de la jubilación desde un punto de vista muy pesimista, la verdad es que tener un colchón financiero al dejar de trabajar siempre va a ser una ventaja. Y para conseguir ese futuro hay que empezar en el presente a destinar dinero a ese fin.

Ahora bien, pienso que no existe una mejor forma de invertir  como tal porque se trata de algo totalmente subjetivo que va a depender de aspectos tan variados como pueden ser las preferencias personales, las posibilidades económicas, la formación, el tiempo disponible, la tolerancia al riesgo, etc.  

Así que cada uno elegirá según su criterio y situación, teniendo en cuenta la primera regla de oro: mientras mayor sea el riesgo asumido más grande podrá ser la ganancia y la pérdida obtenida.

Por eso, en este artículo te queremos dar una idea muy genérica sobre distintas fuentes de inversión, con el fin de que te sirva para situarte y tal vez profundizar más en aquellas que despierten tu interés. Estas son algunas de las más utilizadas:

 

Inmuebles 

Tanto para alquilar y obtener así una renta continua como para vender cuando suba el precio, los inmuebles han tenido siempre mucho atractivo para los inversores. 

La sensación de asumir poco riesgo (que siempre existe, ojo) ha contribuido en gran medida al éxito de esta vía de inversión.

Bolsa 

Invertir en Bolsa quizás sea una de las opciones que más alternativas plantea: se puede invertir a largo plazo, a corto o muy corto e incluso en el intradía, se pueden comprar acciones, futuros, invertir en índices, hacerlo con dinero propio o con el que el bróker te presta (cfds), puedes gestionar tu mismo tu cartera o encargárselo a un tercero, etc. 

 

Forex 

El Forex es el mercado de divisas y el de mayor volumen de transacciones diarias que existe. En él se invierten en pares de monedas con la intención de ganar en la variación de la cotización entre ambas. 

Por ejemplo, si compras el par EUR/USD (que está formado por euro y dólar) lo haces con la intención de que el euro suba con respecto al dólar y así obtener beneficio.

Deuda pública 

Invertir en valores de renta fija, y más cuando son emitidos por el estado (bonos, pagarés, obligaciones…), conlleva muy poco riesgo porque el interés a percibir ya está pactado de antemano. 

 

Fondos de inversión 

Los fondos de inversión están formados por un paquete de activos de una u otra naturaleza según la clase de fondo y tú, al aportar tu dinero, participas en un porcentaje de él. Si el conjunto de las inversiones suben ganarás dinero y si bajan lo perderás.

Es la gestora del fondo la que decide las operaciones a realizar. 

 

Fondos indexados  

Se diferencia de los fondos de inversión porque su cartera de activos replica un índice concreto (IBEX35, Dow Jones, S&P 500…).

Es una forma de inversión muy defendida por algunos expertos.

 

Planes de pensiones  

Todos sabemos lo que son: se hacen aportaciones a un fondo que se podrá recuperar al momento de la jubilación, tanto en forma de capital acumulado como en la de renta periódica.

Oro  

Durante muchos años el oro ha sido un valor refugio y, aún hoy, tiene grandes adeptos.

 

Criptomonedas 

El mercado de las criptomonedas es altamente sensible a cualquier tipo de noticia o rumor. 

Puede ser muy lucrativo y, precisamente por eso, el riesgo de pérdidas que se asume es también muy alto.

 

Y hasta aquí llego con este artículo. Espero que te sea útil para tener una visión global de distintas alternativas de inversión y te sirva de base para investigar más a fondo en la que más te pueda interesar.  Tu yo del futuro te agradecerá las inversiones que hagas ahora.