La Importancia de Llevar la Contabilidad al Día (No es un Mito)

La llevanza de la contabilidad no es opcional para muchas empresas: es una obligación que hay que cumplir se quiera o no.

Llevar al día la contabilidad es una de las tareas principales que hay que realizar en relación a la administración de un negocio. Se trata de hacer un registro y control de cada movimiento económico que ha tenido lugar en la empresa durante un período determinado, por lo que es necesario conocer del negocio. Además, es obligatorio para informar y presentar los libros contables al Estado.

Si vas a tener tu propio negocio, quizás te estés preguntado cuestiones básicas como qué nombre poner a mi empresa, qué tecnología comprar, qué tipo de productos vender o qué servicios ofrecer, etc. Pero es igual de importante conocer los aspectos básicos de un aspecto tan importante como es la contabilidad.

 

Excel no será suficiente

A lo largo de un ejercicio contable se producen muchos movimientos de tipo económico. Al margen de los ingresos y los gastos de la empresa, hay que tener en cuenta todos aquellos bienes y servicios que esta posee, por lo que , en muchos casos, no es suficiente registrar estos movimientos en un fichero de Excel.

Por otro lado, para llevar la contabilidad correctamente es fundamental elaborar los libros contables obligatorios. Y para ello es necesario tener toda la información de las distintas cuentas de la empresa en un solo espacio.

Pero por suerte, hoy en día contamos con programas de contabilidad que agilizan estos procesos, y que actualmente son tan importantes para una empresa como puede serlo un terminal de punto de venta.

Tal vez te pueda interesar:

Tipos de factoring

Descuento de pagarés

Anticipo de facturas

 

alt-contabilidad-al-dia

¿Una empresa pequeña también tiene que llevar su contabilidad?

No solo las grandes empresas están obligadas a llevar la contabilidad: aquí puedes ver quién debe hacerlo exactamente.

Al margen de esto, cualquier tipo de negocio debe de conocer su estado contable, incluidas las pymes y los autónomos. Y ello porque las principales funciones de la contabilidad son saber cuál es el estado del negocio y cumplir las obligaciones con el Estado.

Hay que tener presente además que centralizar los movimientos de la empresa en un único espacio, y disponer de información actualizada en tiempo real, da a la empresa la opción de mejorar la toma de decisiones, y actuar de manera inmediata.

Por otro lado, la Agencia Tributaria exige presentar los modelos tributarios obligatorios de manera trimestral, como el modelo 111 del IRPF o el 303 del IVA. Junto a estos, hay que presentar otros modelos anuales como son el 190, el 390, el 347 y el 180.  Deben entregarse en los plazos que fija Hacienda, y sin errores, ya que si se entregan más tarde se puede sufrir una sanción.

Todas las sociedades tienen la obligación de presentar los libros contables. Hay que informar anualmente al estado de los movimientos o transacciones producidos por la empresa durante el año contable. Es fundamental, en este sentido, llevar al día la información contable, ya que no es posible saber si se va a producir una inspección de Hacienda en algún momento. La información que contengan estos libros tiene que ser correcta y verídica, para evitar problemas con la Agencia Tributaria.

Sobre todos estos temas (y de más también) tienes completa información en esta web. Sólo tienes que moverte un poco por ella….

 

 

CONTABILIDAE