Cómo Contabilizar las Operaciones con Criptomonedas: Diferentes Situaciones

Las criptomonedas están dentro del ámbito de muchas empresas, lo que conlleva su registro en la contabilidad. Este aspecto es el que tratamos en este artículo.

Planteamiento 

Además de ser un medio de pago, las criptomonedas se están utilizando cada vez más como instrumento de inversión. Como tal tienen bastante volatilidad, lo que hace que se puedan obtener tanto grandes beneficios como considerables pérdidas.

Por este motivo informarse a fondo de este tipo de operaciones, elegir un exchange de criptomonedas seguro o tomar conciencia real del riesgo que se asume son cuestiones básicas y fundamentales a la hora de adentrarse en este mercado.

Las empresas no están al margen de él y entran en relación con este tipo de activos en diferentes situaciones:

Por ejemplo, hay empresas que aceptan que el cobro de sus ventas o prestaciones de servicios se realicen con criptomonedas.  Como es lógico también pueden, como cualquier particular, hacer inversiones en este tipo de activos con intención de obtener beneficios.

Existe, además, la actividad empresarial relativa a ellas como, por ejemplo, la realización de operaciones de compra y venta ganando una comisión en cada operación, su emisión, ….

En este artículo vamos a ver cómo se contabilizan las operaciones en las que intervienen las criptomonedas siguiendo las directrices marcadas por el Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas (ICAC), y distinguiendo entre:

  • Criptomonedas adquiridas para su mantenimiento en el patrimonio
  • Operaciones de compra o venta en la que el pago o el cobro de realiza con criptomonedas
  • Actividad de reventa de criptomonedas
  • Emisión de criptomonedas

Hablaremos de cada una de ellas a continuación y verás que la forma de contabilizarlas varía debido a la diferente consideración que se le da dentro del activo.

Criptomonedas adquiridas por la empresa para mantenerlas en su patrimonio 

El ICAC establece que las criptomonedas adquiridas para formar parte del patrimonio de la empresa se engloban dentro del inmovilizado intangible.

Como en el plan de contabilidad no existe ninguna cuenta específica para él habrá que crear una expresamente dentro del subgrupo 20, por ejemplo: 208 Criptomonedas.

Su tratamiento contable será, por tanto, el mismo que el de cualquier otro elemento del inmovilizado intangible.

 

Operaciones cobradas o pagadas con criptomonedas 

Otra situación que se puede dar, en aquellas empresas que están dispuestas a ello, es el recibir criptomonedas como cobro de sus ventas o prestaciones de servicios o utilizarlas para  el pago de gastos o inversiones.

En este sentido, al tener la consideración de inmovilizado intangible, se contabilizará su entrada o salida como una permuta, ya que estaremos ante un intercambio de unos bienes por otros.

 

Actividad de reventa de criptomonedas 

Cuando el negocio de la empresa consiste en la actividad de compra y venta de criptomonedas éstas tendrán la consideración de existencias.

Esto implica que se aplicarán las normas de registro y valoración que el plan contable contiene para este tipo de activo.

 

Emisión de criptomonedas 

En 2.019 el ICAC contesta a una cuestión planteada por una entidad que va a emitir una criptomoneda y establece, al igual que en el caso del punto anterior, que su tratamiento contable será el de las existencias.

 

Y hasta aquí llego con este artículo sobre la contabilización de criptomonedas. Espero que te sea de utilidad.