Cómo Contabilizar un Prestamo: Con Ejemplos

 

Con este artículo aprenderás, de forma clara y sencilla, a contabilizar préstamos recibidos aplicando el plan contable de pyme.

Verás las distintas cuentas contables que intervienen en este tipo de apuntes, la estructura de los asientos y ejemplos que te facilitarán la comprensión.

Sólo tienes que seguir leyendo.

 

Muy importante antes de empezar: plan pyme 

En este artículo vamos a tratar sobre la contabilización de los préstamos aplicando lo contenido en el Plan General de Contabilidad para Pequeñas y Medianas Empresas (pyme).

Y es importante tener en cuenta que su contenido no es válido en el caso de que la entidad que vaya a realizar los apuntes utilice el Plan General de Contabilidad (no el de “pymes” mencionado anteriormente), porque hay diferencia entre ambos casos.

 

Contabilizar préstamo recibido 

Cuentas a utilizar para contabilizar préstamo a largo plazo 

  • (170) Deudas a largo plazo con entidades de crédito.

Se utiliza cuando es una entidad de crédito (banco u otro tipo de entidad financiera) la que concede el préstamo a la empresa y el plazo de devolución es superior a 1 año.

  • (171) Deudas a largo plazo.

En ella se contabilizan los préstamos recibidos de otras empresas y otras deudas para las que no exista otra cuenta específica para ello dentro del subgrupo (17), y siempre que el plazo de devolución sea superior a 1 año.

Ambas son cuentas de pasivo por lo que, principalmente, se abonarán a la concesión del préstamo y se cargarán al pago de las cuotas. En los dos casos la contrapartida será una cuenta de tesorería.

También se cargarán al final de ejercicio en las operaciones de reclasificación de deudas, es decir, al pasar del largo al corto plazo la cantidad que se vaya a pagar durante el ejercicio siguiente (vencimiento inferior a 1 año).

Aunque es muy poco frecuente, puede ocurrir que el préstamo se instrumente mediante efectos de giro (letras de cambio, pagarés,…). En estos casos, la cuenta a utilizar es la (175) Efectos a pagar a largo plazo.

Cuentas a utilizar para contabilizar préstamo a corto plazo 

  • (5200) Préstamos a corto plazo de entidades de crédito

En ella se anotan los préstamos recibidos cuando el prestamista es una entidad de crédito y hay que devolverlos en un plazo inferior a un año.

  • (521) Deudas a corto plazo

Se usa para contabilizar los préstamos recibidos de otras empresas que no son entidades de crédito y cuyo plazo de devolución es inferior al año. También para otras deudas para las que el plan no contemple una cuenta específica dentro del subgrupo (52).

Como las cuentas de pasivo que son (lo que implica que nacen y crecen por el debe y disminuyen por el haber) se abonarán a la concesión del préstamo y se cargarán al devolverlo. Y en ambos casos la contrapartida será una cuenta de tesorería.

Al igual que ocurre con lo expuesto en el punto anterior, si el préstamo a corto plazo se instrumenta mediante efectos de giro (letras de cambio, pagarés, …) la cuenta contable a emplear es la (525) Efectos a pagar a corto plazo. En la práctica, este caso es muy poco común.

 

Cuentas a utilizar para contabilizar intereses y comisiones  

Las cuentas a utilizar para contabilizar los intereses y comisiones que se generan en los préstamos son:

  • (662) Intereses de deudas

Refleja el importe de los intereses devengados y que son gasto del ejercicio.

  • (527) Intereses a corto plazo de deudas con entidades de crédito

Se utiliza para contabilizar los intereses que se han devengado pero no se han pagado, cuando el prestamista es una entidad de crédito.

  • (528) Intereses a corto plazo de deudas

Se utiliza para contabilizar los intereses que se han devengado pero no se han pagado, cuando el prestamista no es una entidad de crédito.

  • (669) Otros gastos financieros

Las comisiones de apertura tienen la consideración de un gasto financiero y por eso se contabilizan en esta cuenta. También puede que veas algunos apuntes en los que se emplee la cuenta (626) Servicios bancarios y similares, pero entendemos que en el caso de un préstamo es más adecuada la (669) mientras que la (626) está más indicada para las comisiones que cobran los bancos por sus servicios corrientes no relacionados con herramientas de financiación (por ejemplo, comisión de mantenimiento de cuenta corriente, comisión por emisión de transferencia, etc.).

Estructura de los asientos a realizar para contabilizar un préstamo recibido

Los asientos a realizar son los siguientes:

 

  • Por la concesión del préstamo:

 

Importe recibido (572) Bancos
Comisión de apertura (669) Otros gastos financieros a (170) o (171) Deudas a largo plazo Parte de la deuda que vence a más de 1 año
a (520) o (521) Deudas a corto plazo Parte de la deuda que vence en menos de 1 año

 

  • Por el pago de las cuotas:

 

Intereses (662) Intereses de deudas
Importe del capital (520) o (521) Deudas a corto plazo
a (572) Bancos Importe total

 

  • Por la reclasificación de la deuda: A 31 diciembre se debe contabilizar la parte de la deuda que vencerá antes de un año como “deuda a corto plazo” y para eso se restará de la “deuda a largo plazo.”

 

Parte de la deuda que vencerá antes de 1 año (170) o (171) Deudas a largo plazo
a (520) o (521) Deudas a corto plazo Parte de la deuda que vencerá antes de 1 año

 

  • Por los intereses devengados y no pagados: Es necesario que al final del ejercicio se imputen a la cuenta de resultados los intereses que corresponden a ese período, aunque se paguen en el ejercicio siguiente. Y esto se hace con el siguiente apunte.

 

Importe de los intereses (662) Intereses de deudas
a (527) o (528) Intereses a C.P. de deudas Importe de los intereses

Tal vez también te interese:

Contabilizar póliza de crédito

Calcular IVA

Retenciones IRPF 2020

Contabilizar leasing

Nota respecto de la contabilización de intereses 

Lo más habitual es que al pagar la cuota del préstamo se contabilice la parte de los intereses directamente en la cuenta (662) y que las cuentas (527) y (528) se utilicen al final del ejercicio para hacer la “peridificación de intereses”, esto es: imputar al ejercicio corriente los intereses que corresponde al período pero que se pagarán en el siguiente.

Pero debes saber que aplicando estrictamente lo que dice el plan contable (cosa que no es obligatoria en este punto) el pago de los intereses no se haría desde la cuenta (662) sino que antes habría que contabilizarlos en la (527) o (528).

Es decir, la estructura de los asientos a realizar por el pago de las cuotas sería:

 

  • Por el devengo de los intereses:

 

Importe de los intereses (662) Intereses de deudas
a (527) o (528) Intereses a C.P. de deudas Importe de los intereses

 

  • Por el pago de la cuota:

 

Importe de los intereses (527) o (528 Intereses a C.P de deudas
Importe del capital (520) o (521) Deudas a corto plazo
a (572) Bancos Importe total

 

En el primer ejemplo que viene a continuación lo vamos a hacer de la primera forma comentada y en el segundo de esta última.

Entendemos que ambas son correctas.

Ejemplos 

Ejemplo 1 

El 1 de enero la empresa recibe un préstamo de su banco habitual por un importe de 50.000 euros. Las condiciones son las siguientes:

  • Comisión de apertura 2%
  • La primera devolución será el 30 de junio e incluirá 20.000 euros de principal y 2.000 de intereses.
  • La segunda devolución será el 30 de junio del año siguiente e incluirá el resto del capital pendiente y 3.000 de intereses.

Los asientos a realizar para contabilizar este préstamo son los siguientes:

 

  • Por la concesión del préstamo (1 de enero):

 

49.000 (572) Bancos
1.000 (669) Otros gastos financieros a (170) Deudas a largo plazo con entidades de crédito 29.000
a (520) Deudas a corto plazo con entidades de crédito 20.000

 

  • Por el pago de la primera cuota (30 de junio del año 1):

 

2.000 (662) Intereses de deudas
20.000 (520) Deudas a corto plazo con entidades de crédito
a (572) Bancos 22.000

 

  • Por la periodificación de intereses (31 de diciembre año 1):

 

1.500 (662) Intereses de deudas
a (527) Intereses a C.P. de deudas con entidades de crédito 1.500

 

Como el plazo que va desde que se paga la primera cuota y la segunda es de 12 meses, a 31 de diciembre se han devengado la mitad (han transcurrido 6 meses), por eso el importe es 1.500 euros (3.000 : 2).

  • Por la reclasificación de la deuda (31 de diciembre del año 1):

 

29.000 (170) Deudas a largo plazo con entidades de crédito
a (520) Deudas a corto plazo con entidades de crédito 29.000

 

  • Por el pago de la segunda y última cuota (30 de junio del año 2):

 

1.500 (527) Intereses a C.P de deudas con entidades de crédito
1.500 (662) Intereses de deudas
29.000 (520) Deudas a corto plazo con entidades de crédito
a (572) Bancos 33.000

Ejemplo 2 

Recibimos un préstamo de 160.000 euros de uno de nuestros proveedores. Las condiciones son las siguientes:

  • Fecha de inicio: 1 de abril
  • Devolución en 4 años mediante un pago cada 6 meses: 30 de septiembre y 31 de marzo.
  • Cada pago será de 20.000 euros de principal y 5.000 de intereses.

Asientos a realizar para contabilizar este préstamo hasta el 31 de marzo del año 2:

 

  • Por la recepción del préstamo el 1 de abril del año 1:

 

160.000 (572) Bancos
a (171) Deudas a largo plazo 120.000
a (521) Deudas a corto plazo 40.000
  • Pago cuota septiembre del año 1:

 

5.000 (662) Intereses de deudas
a (528) Intereses a corto plazo de deudas 5.000

 

20.000 (521) Deudas a corto plazo
5.000 (528) Intereses a corto plazo de deudas
a (572) Bancos 25.000

 

  • Reclasificación de deuda y periodificación de intereses (31 de diciembre del año 1):

 

20.000 (171) Deudas a largo plazo
a (521) Deudas a corto plazo 20.000

Sólo se traspasan 20.000 euros a corto plazo porque ya hay en la cuenta (521) otros 20.000.

 

2.500 (662) Intereses de deudas
a (528) Intereses a corto plazo de deudas 2.500

Como 5.000 euros son los intereses que corresponden por 6 meses por 3 (de octubre a diciembre) serán la mitad: 2.500 euros.

 

  • Pago cuota de 31 de marzo del año 2:

 

2.500 (662) Intereses de deudas
a (528) Intereses de deudas a corto plazo 2.500

 

20.000 (521) Deudas a corto plazo
5.000 (528) Intereses a corto plazo de deudas
  a (572) Bancos 25.000

 

Contabilizar préstamo financiera coche 

Cuando la empresa adquiere un vehículo sin pagarlo al contado es muy habitual que recurra a una entidad financiera especializada en este tipo de operaciones para sufrague su inversión.

Coloquialmente se conocen como “financieras” y son justamente eso: entidades que financian estas operaciones (valga la redundancia) entregando el precio del vehículo (o parte de él) al vendedor y cobrando al comprador las cuotas pactadas para cancelar la deuda que ha contraído por este concepto. Estas cuotas están formadas por una parte con la que se devuelve el capital recibido y otra que corresponde a los intereses acordados.

Por lo que se refiere a la forma de contabilizar el préstamo que la entidad tiene con la financiera por la adquisición del coche hay que tener en cuenta lo siguiente:

Las cuentas que se utilizan son las que el plan contiene para las deudas con entidades de crédito, esto es:

  • (170) Deudas a largo plazo con entidades de crédito, por la parte de la deuda que tiene un vencimiento superior a 1 año.
  • (5200) Préstamos a corto plazo con entidades de crédito, por la parte de la deuda que tiene un vencimiento inferior a 1 año.

Por lo tanto, la forma de contabilizar el préstamo de una financiera es la misma que se seguiría si se tratara de un préstamo recibido de un banco.

Nos remitimos a lo ya dicho anteriormente y como ejemplo valdría perfectamente el ya planteado como número 1.

 

Contabilizar hipoteca 

Para contabilizar una hipoteca (préstamo hipotecario o préstamo con garantía hipotecaria) se utilizan las mismas cuentas contables y el mismo procedimiento que hemos visto hasta ahora: no existe ninguna particularidad al respecto.

Un préstamo hipotecario se caracteriza, frente a otro que no lo es, en que su pago está garantizado con un inmueble, de forma que si su importe no se abona el acreedor podrá instar la venta del inmueble en cuestión y recuperar así el montante del préstamo.

Sin embargo, el que cuente con un tipo de garantía concreto no afecta a la forma de contabilizarlo.

En la inmensa mayoría de los casos, “las hipotecas” se contratan con una entidad financiera por lo que se contabilizan exactamente de la misma forma que hemos expuesto anteriormente para los préstamos con entidades de crédito.

Pero nada impide que se reciba un préstamo garantizado con hipoteca de otra persona o entidad que no sea financiera, en cuyo caso las cuentas a utilizar son las que también hemos mencionado para los casos en los que el prestamista no sea una entidad de crédito.

 

Y hasta aquí llego con este artículo sobre como contabilizar un préstamo con ejemplos prácticos. Espero que te haya sido de utilidad.

 

CONTABILIDAE