Qué es el Coste de Oportunidad y Cómo se Calcula (Con Ejemplos)

En esta ocasión «visita» nuestro blog Óscar Serrano y lo hace con este interesante artículo sobre el coste de oportunidad.

Supongamos que heredas un terreno de mil metros cuadrados en la costa española. Esta oportunidad que se te ha presentado pone ante ti dos posibles caminos: construirte una casa para irte a vivir en ella y cambiar tu estilo de vida de forma radical o dar inicio a un proyecto hotelero para obtener rentabilidad de él. Ambas opciones tienen ventajas y desventajas. Después de pensarlo un tiempo, finalmente decides construir la casa para irte a vivir a ella. El coste de oportunidad es aquello a lo que se renuncia en pro de otra opción que se toma. En este caso, el coste de oportunidad es el dinero que habrás dejado de ganar por las habitaciones del hotel que no construiste.

Si la frase en la vida hay que elegir, te resulta familiar, el concepto de coste de oportunidad te será sumamente sencillo de comprender. En este artículo, abordaremos su definición, su rol en nuestra vida financiera y cómo calcularlo.

Definición del coste de oportunidad 

Se define como coste de oportunidad a lo que dejamos de percibir como beneficio por la alternativa que descartamos ante una decisión que tomamos entre dos opciones. Se incluye en dicha pérdida el propio coste de la alternativa a la que renunciamos. Por ejemplo, en el caso que expusimos arriba, el coste de oportunidad también incluye el importe correspondiente a los materiales que hubieran sido necesarios para construir el complejo hotelero, así como también a lo que hubiéramos tenido que pagar por la mano de obra para su construcción.

En otras palabras, el coste de oportunidad son los recursos y beneficios que nos privamos de percibir cuando debemos tomar una decisión entre dos o más alternativas y no elegimos nuestra mejor opción. El factor que determina que debamos someternos a percibir el coste de oportunidad son los bajos recursos. Ya sea por falta de dinero o de tiempo, no podemos optar por todas las alternativas que quisiéramos. Por lo tanto, aquella que se queda afuera de nuestra vida es la que pasa a formar parte del coste de oportunidad.

La teoría acerca del coste de oportunidad es muy interesante y puede resultar sorprendente para quienes, como la gran mayoría, se basen en el consumismo y en el aprovechamiento máximo del capital. Veamos el siguiente ejemplo para ver de qué se trata la filosofía del coste de oportunidad:

Tenemos un servicio de televisión por cable que nos permite ver cientos de películas al mes. Sin embargo, un sábado en que decidimos crear una ocasión especial, alquilamos una película extra por siete euros de ese mismo servicio de televisión por cable. El problema es que, a medida que más avanzamos en ella, más nos damos cuenta de que no nos gusta ni nos terminará gustando. Aún falta una hora y media para que termine. ¿Qué harías en un caso así?

La mayoría de las personas la seguiría viendo, ya que la devolución del dinero no está contemplada en las políticas del servicio de televisión. Por lo tanto, si ya está paga, hay que terminar de verla ¿no es así? Pues no, no es así. Según la teoría del coste de oportunidad, deberíamos dejar de ver la película y aprovechar el tiempo en hacer algo que nos guste.

Como podemos apreciar, el coste de oportunidad es una balanza que se rige por los platillos del dinero y del tiempo, y no siempre es el dinero el que vale su peso en oro.

Cuando nos remitimos al coste de oportunidades en el mundo de las finanzas empresariales, nos encontramos con que se trata de los recursos que podríamos obtener si pusiéramos a trabajar la totalidad de nuestro capital. De este modo el dinero que tenemos en el banco en una cuenta por la cual no percibimos intereses, es un coste de oportunidad, ya que si lo colocáramos en una cuenta cuya rentabilidad fuera del 2% anual, estaríamos obteniendo un beneficio de dicho dinero.

 

Importancia 

La importancia de saber calcular el coste de oportunidad y de dedicar nuestro tiempo a hacerlo, no solo nos reporta beneficios financieros a nuestra empresa, sino que también los beneficios pueden calcularse en términos de bienestar, estatus, tranquilidad, salud y, entre otros, comodidad.

Por ejemplo, realizar el cálculo de coste de oportunidad entre estudiar en una universidad o en otra, no solo se remite al tiempo y dinero que debo invertir en cada una, sino que también es necesario evaluar qué imagen profesional me aportará cada una de estas universidades, así como también detalles cotidianos como la cercanía, con quién me relacionaré,  qué recursos adicionales ofrecen, etc.

A su vez, el coste de oportunidad cobra una especial importancia en estos tiempos en los que el tiempo vale más que nunca dado la enorme cantidad de oportunidades y diferentes trabajos a los que la era digital ha dado paso. Por ejemplo, imagínate que te ofrecen un trabajo para llevar las redes sociales de una empresa, lo cual te lleva cuatro horas al día y te reporta 250 euros mensuales. La pregunta que debes hacerte en este caso es: ¿Cuánto me reportaría hacer otra cosa? Por supuesto que no es válido compararlo con jugar al fútbol en las grandes ligas, lo cual podría llegar reportarte 100.000 euros, ya que se supone que no cuentas con esa oportunidad. De modo que solo vale que lo compares con otra oferta laboral que tengas o con una que podrías procurarte en base a tus conocimientos.

Por lo tanto, si en vez de llevar redes sociales te dedicaras a atender un call center durante cuatro horas al mes y eso te permitiera ganar 600 euros mensuales, tu coste de oportunidad al optar por el trabajo de las redes es de 350 euros, ya que ese es el importe que te estás dejando de ganar por emplear el mismo recurso: cuatro horas de tu tiempo todos los días.

Cómo se calcula el coste de oportunidad: Fórmula y ejemplo práctico

Para calcular el coste de oportunidad, debemos obtener la proporción entre lo que estamos “sacrificando” y lo que ganamos a cambio.

En una empresa, calcular el coste de oportunidad significa saber qué oportunidades nos estamos perdiendo para generar productos o servicios alternativos con los recursos con los que contamos.

Tal vez también te interese:

Apalancamiento financiero

Umbral de rentabilidad

Ratios financieros

Fórmula 

A nivel genérico, la fórmula para hallar el coste de oportunidad es la siguiente:

Lo que se sacrifica / lo que se gana = coste de oportunidad

Si a esto lo llevamos al mundo empresarial, la fórmula sería la siguiente:

Ingresos totales – beneficio económico = coste de oportunidad

Una empresa puede hablar de coste de oportunidad después de dilucidar cuál es su ganancia una vez restados los costes de todo el proceso de producción y administrativos. Para ello, se tiene en cuenta el valor que se habría generado si los recursos disponibles en la empresa se hubieran destinado a otros propósitos.

Ejemplo práctico 

Disponemos de 70.000 euros y queremos invertirlos. Después de evaluar varias opciones, nos quedamos con las dos finalistas. Por un lado, tenemos la posibilidad de abrir una clínica veterinaria, mientras que por el otro se nos presenta la oportunidad de abrir un autoservicio. Nos decantamos por la clínica, ya que también queremos ejercer nuestra profesión. Al cabo de dos años, la clínica nos ha reportado 40.000 euros de beneficios netos. Por esas casualidades que tiene la vida, nos cruzamos con la persona que invirtió en el autoservicio que nosotros descartamos. En medio de la conversación, nos cuenta que ha sido la mejor inversión de su vida, ya que le ha reportado 70.000 euros en estos dos años, con lo cual ha recuperado la inversión. En este caso, nuestro coste de oportunidad ha sido nada menos que de 30.000 euros, ya que es la diferencia entre los 70.000 que obtuvo como ganancia el autoservicio, contra los 40.000 que nos hizo ganar a nosotros nuestra clínica veterinaria.

Ganancias del autoservicio                         Ganancias de la clínica

70.000                                                                 40.000

 

Coste de oportunidad:                                 70.000 – 40.000 = 30.000

 

Y hasta aquí llego con este artículo. Espero que te sea de utilidad.

CONTABILIDAE