Cuándo Solicitar la Hipoteca

A la hora de comprar cualquier tipo de inmueble es muy habitual recurrir a la financiación ajena, y lo es porque una gran parte de la población carece de los recursos económicos necesarios para realizar este tipo de inversiones con dinero propio.

Tanto si se trata de adquirir la vivienda habitual como el apartamento en la playa, la casita en el campo, un local comercial o la nave industrial de la empresa la fórmula más utilizada es la hipoteca.

En este artículo no vamos a tratar sobre cuál es la hipoteca que más te interesa porque eso lo puedes ver en páginas especializadas como rastreator.com, comparadorhipotecas.com, kelisto.com, etc.

Aquí nos centramos en una cuestión muy concreta del proceso y que es cuándo solicitar la hipoteca

Y para que comprender la respuesta a esa pregunta conviene saber el procedimiento a seguir.

 

Trámites que integran el proceso de obtención de la hipoteca 

Todo empieza con la solicitud del préstamo a una o varias entidades de crédito, las cuales en función de la situación del interesado, de la valoración del inmueble y del importe necesario aprobarán o no la operación. 

Lo vemos por partes:

  • Situación económica y personal del solicitante.

El banco va a conceder una hipoteca a aquellas personas que, a priori, tienen capacidad económica suficiente como para pagarla. Y para saber eso estudiará su nivel de ingresos, su estabilidad laboral, si tiene otras deudas, si es propietario de otros bienes, si tiene hijos o cónyuge a su cargo… En definitiva, todos aquellos elementos que inciden en su solvencia.

Para que pueda evaluar todos estos extremos habrá que preparar y aportar la documentación necesaria.

  • Valoración de inmueble.

La entidad de crédito  necesita saber el valor del inmueble por lo que debe ser tasado por un perito. Normalmente suelen colaborar con empresas concretas pero también puede contratarlo el propio cliente.

Este elemento es fundamental porque el importe de la hipoteca no suele superar un porcentaje del valor determinado por la tasación.

  • Importe solicitado.

La cantidad que se pretende recibir tiene que estar dentro de los límites que vienen marcados por la tasación realizada y dar lugar a una cuota perfectamente asumible por el cliente.

Si es así, la operación será aprobada.

Una vez finalizado este procedimiento que tiene lugar en el seno de la entidad crediticia falta ir a la notaría a firmar la documentación pertinente.

Duración habitual de estos trámites 

Lo más normal (aunque hay excepciones) es que todo el proceso de aprobación dure alrededor de un mes o un mes y medio, si no hay ninguna complicación.

Piensa que antes de gastar dinero en la tasación lo normal es que contesten si financieramente se cumplen los requisitos, para lo cual hay que preparar y presentar la documentación pertinente y esperar a que la valoren. 

Si la respuesta es sí habrá que estar a lo que tarde la empresa tasadora en dar su informe. Y todo esto tendrá que pasar al departamento al que corresponda dar su aprobación.

Si esta tiene lugar, hay que conseguir cita en la notaría para la firma de la escritura pública.

Entonces, ¿cuándo debemos solicitar la hipoteca? 

Teniendo en cuenta todo esto lo más aconsejable sería:

  • Una vez se ha decidido comprar una vivienda (o del inmueble que sea) se debe acudir a una o varias entidades para saber si la situación económica y personal es la idónea para la obtención de una hipoteca y por cuánto importe.

Eso ya ayuda a centrar la búsqueda dentro de un rango de precios concretos.

  • Hasta que no se tenga elegido el inmueble a adquirir no se debe comenzar la solicitud en firme de la hipoteca porque es necesaria la obtención de la nota simple registral y su tasación pericial, y ambas cosas cuestan dinero (lo segundo bastante más que lo primero).
  • Y todo esto sin perder de vista el tiempo total que dura todo el procedimiento.