Cuentas Acreedoras y Cuentas Deudoras: Definición y Ejemplos

Una de las clasificaciones de las cuentas contables es la que las divide en cuentas acreedoras y deudoras.

En este artículo te explicamos, con ejemplos,  lo que son.

Saldo acreedor, saldo deudor y saldo cero

El saldo de las cuentas contables viene determinado por la diferencia entre el total de anotaciones realizadas en el debe y el de las hechas en el haber, de forma que:

  • Cuando la suma de lo anotado en el debe es superior a la del haber estamos ante una cuenta con saldo deudor.
  • Cuando la suma de lo anotado en el haber es superior a la del debe estamos ante una cuenta con saldo acreedor.
  • Cuando la suma de lo anotado en el debe es igual a la del haber estamos ante una cuenta con saldo cero.

Por ejemplo:

  • Si en la cuenta 572 Bancos se ha anotado en el debe 1.000 euros y en el haber 800 el saldo será deudor por importe de 200 euros, porque el debe es superior en esa cantidad. 

Al ser una cuenta de activo, significa que la entidad cuenta con 200 euros en el banco.

  • Si en la cuenta 400 Proveedores se ha anotado en el debe 700 euros y en el haber 1.200 el saldo será acreedor por importe de 500 euros, porque el haber es superior en esa cuantía. Al ser una cuenta de pasivo, indica que la empresa tiene una deuda con los proveedores por importe de 500 euros.
  • Si en la cuenta 570 Caja se ha anotado 800 euros en el debe y 800 euros en el haber la cuenta tendrá saldo cero, lo cual significa que la compañía no tiene nada de dinero en efectivo.

Las cuentas que están saldadas no aparecerán en el balance de situación ni en la cuenta de pérdidas y ganancias.

Es la naturaleza de su saldo la que determina que una cuenta sea acreedora o deudora como veremos a continuación.

Cuentas acreedoras: definición y ejemplos 

Definición explicada con detalle 

Son cuentas acreedoras las que presentan un saldo acreedor, es decir, aquellas en las que lo anotado en el haber es superior a lo anotado en el debe.

Del plan contable, las cuentas que tienen naturaleza acreedora son las de pasivo y patrimonio neto porque nacen y crecen por el haber y disminuyen por el debe.

Y también las del Grupo 7 (ventas e ingresos) porque tienen un funcionamiento análogo a las anteriores.

Para entender esto claramente tomaremos como ejemplo la cuenta 5200 Préstamos a corto plazo de entidades de crédito: la abonaremos (anotaremos en el haber) cuando obtengamos el préstamo de un banco por ser el nacimiento de la deuda, por ejemplo, y la cargaremos (anotaremos en el debe) a medida que vayamos devolviendo ese préstamo para registrar su disminución.

Supongamos que el banco presta a la empresa 5.000 euros que tendrá que devolver en 5 plazos mensuales de 1.000 euros más 50 de intereses cada uno.

A la concesión del préstamo haremos el siguiente asiento:

5.000 (572) Banco a (5200) Préstamo a corto plazo con entidades de crédito 5.000

Y por cada uno de los 5 pagos anotaremos en la contabilidad:

1.000 (5200) Préstamo a corto plazo con entidades de crédito
50 (662) Intereses de deudas a (572) Banco 1.050

Está claro que el importe en el haber de la cuenta 5200 siempre va a ser superior al del debe porque la empresa no le va a pagar al banco más dinero del que le prestó y ambas cuantías se igualarán cuando se devuelva el préstamo en su totalidad. 

Esto significa que:

  • Mientras el préstamo esté vigente el saldo de la cuenta será acreedor y mostrará el importe que se debe al banco en cada momento.
  • Cuando la deuda se haya pagado íntegramente la cuenta se habrá cargado por el importe total del préstamo, que al ser igual al que se anotó en el haber inicialmente hace que la cuenta tenga saldo cero. Esta cuenta saldada indica que la empresa no debe ya nada al banco.
  • Como la entidad no va a pagar al banco más de lo que le prestó nunca se va a anotar en el debe mayor importe que en el haber, por lo que el saldo de la cuenta jamás será deudor.

Algunos ejemplos 

Hemos dicho que las que son acreedoras por naturaleza son las cuentas de pasivo, patrimonio neto y grupo 7.

Algunos ejemplos de ellas que figuran en el plan general de contabilidad:

100 Capital social, 171 Deudas a largo plazo, 400 Proveedores, 410 Acreedores por prestación de servicios, 465 Remuneraciones pendientes de pago, 525 Efectos a pagar a corto plazo, 100 capital social, 120 Remanente, 130 Subvenciones oficiales a la explotación, 700 Ventas de mercaderías, 705 Prestaciones de servicios, 752 Ingresos por arrendamientos, 769 Otros ingresos financieros, …

También te puede interesar:

Cuentas de activo y pasivo

Ejercicios de compras y ventas resueltos

Cuenta 662

Cuentas deudoras: definición y ejemplos 

Definición explicada con detalle 

Son cuentas deudoras las que presentan un saldo deudor, es decir, aquellas en las que lo anotado en el debe es superior a lo anotado en el haber.

Del plan contable, las cuentas que tienen naturaleza deudora son las de activo porque nacen y crecen por el debe y disminuyen por el haber.

Y también las del Grupo 6 (compras y gastos) porque tienen un funcionamiento análogo a las anteriores.

Para que se entienda claramente veremos un ejemplo con la cuenta 430 Clientes que representa el dinero que los clientes le deben a la empresa. Al ser un derecho de cobro se trata de una cuenta de activo que cargaremos cuando hagamos la venta y sin cobrar su importe o parte de él (porque está naciendo el derecho de crédito) y abonaremos a medida que vayamos recibiendo el dinero (porque se produce la disminución).

Supongamos, por lo tanto, que vendemos mercancía a crédito por importe de 4.000 euros más 840 de IVA. Y el cliente nos hará una transferencia por la mitad del dinero dentro de 30 días y por la otra mitad dentro de 60.

Lo apuntes contables que haremos serán:

Por la venta:

4.840 (430) Clientes a (700) Ventas de mercaderías 4.000
a (477) H.P. IVA repercutido 840

Por cada uno de los 2 cobros:

2.420 (572) Banco a (430) Clientes 2.420

A la vista de estos apuntes queda claro que el importe en el haber de la cuenta 430 nunca va a superar al del debe porque el cliente no nos va a pagar más de lo que nos debe. Y ambas columnas se igualarán cuando se cancele el crédito.

Por lo tanto:

  • Mientras haya cantidades pendientes de cobro el saldo de la cuenta será deudor y representará el importe que nos deben.
  • Cuando el cliente pague toda su deuda el debe y el haber de la cuenta se igualarán y la cuenta estará saldada (saldo cero) porque no habrá nada pendiente de cobro.
  • Como el cliente no va a pagar más del importe de la factura la cuenta es deudora porque nunca tendrá saldo acreedor.

 

Algunos Ejemplos 

Ya hemos visto que en nuestro plan contable las cuentas deudoras son las de activo y las del grupo 6. Podemos citar como ejemplos:

211 Construcciones, 252 Créditos a largo plazo, 300 Mercaderías, 440 Deudores, 540 Inversiones financieras a corto plazo en instrumentos de patrimonio, 570 Caja, 600 Compras de mercaderías, 622 Reparaciones y conservación, 640 Sueldos y salarios, 642 Seguridad social a cargo de la empresa, 662 Intereses de deudas, 669 Otros gastos financieros, 678 Gastos excepcionales, …

Y hasta aquí llego con este artículo sobre las cuentas acreedoras y deudoras. Espero que te haya sido de utilidad.