Derecho de Suscripción Preferente (con EJEMPLOS)

El derecho de suscripción preferente está reconocido en la Ley de sociedades de capital tanto en las sociedades anónimas como en las limitadas.

La facultad que otorga es muy importante y en este artículo te cuento en qué consiste exactamente, la finalidad que se persigue con su establecimiento, la forma y plazo para ejercerlo, los casos en los que no tiene lugar….

Y todo con ejemplos que te harán mucho más fácil la comprensión.

 

 

Qué significa el derecho de suscripción preferente: definición, finalidad y ejemplo 

Definición 

El derecho de suscripción preferente corresponde a los socios de las entidades mercantiles y les faculta para adquirir, en la proporción que les corresponda y con prioridad frente a terceros, los títulos que se emitan con ocasión de una ampliación de capital, siempre que la aportación a realizar sea dineraria y que no se trate de una operación de fusión, escisión o canje de obligaciones convertibles en acciones.

Veamos esta definición por partes:

  • El derecho de suscripción preferente supone que en una ampliación de capital los socios tienen preferencia a la hora de adquirir los títulos que se pongan en circulación, de forma que cualquier persona ajena a la sociedad sólo podrá comprarlos en el caso de que alguno de los socios no suscriba todos aquellos a los que tiene derecho.
  • Ejercitando su derecho, el socio podrá adquirir un número de títulos proporcional  a la participación que ya tiene en el capital social (más adelante lo veremos con un ejemplo).
  • No tiene lugar el derecho de suscripción preferente en los casos en los que las aportaciones a realizar en la ampliación de capital sean no dinerarias (es decir, no consistan en dinero sino que se trate de bienes o derechos de contenido económico) o cuando se trate de fusión, escisión o canje de obligaciones convertibles en acciones. Por otra parte, es indiferente que la ampliación se realice o no con prima de emisión.

 

Finalidad

La finalidad del derecho de suscripción preferente es garantizar que los socios no vean disminuido su porcentaje de participación en la entidad como consecuencia de una ampliación de capital.

Con ese objetivo se le concede preferencia a la hora de adquirir los nuevos títulos, pero ellos podrán ejercer ese derecho o no.

 

Ejemplo 

“Merlot, S.A.” tiene un capital social de 400.000 euros, del cual cada uno de sus 2 socios (A y B) posee el 50%: 200.000 euros.

Se lleva a cabo una ampliación de capital por importe de 150.000 euros. La socia “A” está interesada en suscribir dos terceras partes de esta ampliación: 100.000 euros.

¿Puede hacerlo libremente?

No.

No puede hacerlo porque:

  • Tiene derecho a adquirir los nuevos títulos en la misma proporción en la que participa en el capital, así que la ley le garantiza que podrá adquirir el 50% de la ampliación.

De esta forma, ambas partes podrán seguir teniendo la propiedad del 50% de la sociedad y su participación en el capital ascenderá a 275.000 euros.

  • El socio “B” también tiene derecho a suscribir el 50% de la ampliación, por lo que si se permite que “A” se exceda en su adquisición se haría en detrimento de la parte que corresponde a “B” y, por lo tanto, se conculcaría su derecho de adquisición preferente.
  • La única posibilidad que existe de que “A” adquiera las dos terceras partes de la ampliación (100.000 euros) se dará si “B” sólo quiere suscribir 50.000 euros.  Si se produce esta situación “A” pasará a tener el 54,55% (300.000 sobre un total de 550.000) del nuevo capital social mientras que “B” tendrá el 45,45% (250.000 sobre 550.000).

En este caso, “A” pasará a ser la socia mayoritaria cuando antes ambos tenían el mismo peso específico en la sociedad.

 

Cesión del derecho de suscripción preferente

El derecho de suscripción preferente es transmisible por su titular, y a la hora de regular este tema la Ley de Sociedades de Capital, en su artículo 306, distingue entre sociedades limitadas y sociedades anónimas:

  • En el caso de las sociedades limitadas, el derecho de suscripción preferente se podrá transmitir a las personas que, según la ley o los estatutos sociales, puedan adquirir las participaciones. Además, se prevé que los estatutos podrán contemplar la posibilidad de cederlos a otras personas distintas de las anteriores.
  • En el caso de las sociedades anónimas, el derecho de suscripción preferente se podrá transmitir en las mismas condiciones que las acciones.

Las sociedades limitadas son más “personalistas” que las anónimas (es decir, en las primeras tiene más importancia “quien es” el socio mientras que en las segundas en las que prima más el capital, independientemente de quien lo aporte), y esa naturaleza se preserva a lo largo de todo el articulado de la ley.

Es por eso que la transmisión del derecho de suscripción preferente está más limitada en las sociedades limitadas: para que el mismo control que existe a la hora de transmitir las participaciones sociales exista en cuanto a la posibilidad de que entre un nuevo socio a través de una ampliación de capital.

 

Tal vez te pueda interesar:

Reducción de capital

 Programas de facturación gratis y de pago: con características y precios 

Apalancamiento financiero 

Porgramas de contabilidad gratuitos 

 

Derecho de Suscripción

Ejercicio del derecho de suscripción preferente: plazo, formas y ejemplos 

Plazo 

Aquí también distingue la ley (artículo 305):

  • Si se trata de una sociedad limitada, el plazo para el ejercicio del derecho de suscripción preferente será el que se fijó al adoptar el cuerdo de ampliación de capital.
  • Si se trata de una sociedad anónima, el plazo para el ejercicio del derecho de suscripción preferente será el que determinen los administradores.

En ambos casos, el plazo que se señale no podrá ser inferior a 1 mes contado desde:

  • La fecha de publicación del acuerdo de ampliación en el BORME (Boletín Oficial del Registro Mercantil).
  • Desde la fecha de comunicación por escrito a los socios cuando todos los títulos son nominativos, en cuyo caso no es obligatoria la publicación en el BORME.

 

Formas 

En el acuerdo de ampliación de capital se establece el número de derechos de suscripción que serán necesarios para adquirir cada nuevo título. Por ejemplo: para cada acción nueva se deberán poseer 4 derechos de suscripción, lo que supone que por cada 4 acciones antiguas se podrá adquirir una nueva.

A la hora de acudir a la ampliación de capital el socio puede:

  • Adquirir todos los títulos que le corresponden empleando todos sus derechos.
  • No adquirir ningún título y ceder todos sus derechos.
  • Adquirir parte de los títulos y ceder el resto de los derechos.
  • Suscribir todos los títulos que le corresponden y otra cantidad adicional para la cual ha tenido que comprar más derechos de suscripción.

 

Ejemplos 

Ejemplo 1 

La sociedad “Cabernet, S.L.” tiene un capital social de 1.000.000 euros que se divide en 1.000.000 de acciones de 1 euro cada una.

El porcentaje de participación de los socios es el siguiente:

  • Socio “A”: 60%
  • Socio “B”: 20%
  • Socio “C”: 20%

La Junta General acuerda realizar una ampliación de capital por importe de 100.000 euros, para lo que se emitirán 100.000 nuevas participaciones por valor de 1 euro cada una. Se establece que para adquirir una participación nueva se necesitan 10 derechos de suscripción.

Supongamos que “B” no quiere suscribir nuevos títulos y que “C” sólo quiere los que les corresponden según su derecho de suscripción preferente.

La situación podría quedar así:

  • Como “C” sólo quiere suscribir los títulos que le corresponden según su número de derechos de suscripción preferente resulta que podrá adquirir 20.000 nuevas participaciones: tiene 200.000 derechos y necesita 10 para cada nuevo título.
  • Como “B” no quiere suscribir nuevas participaciones podrá vender sus derechos a “A”.
  • “A” podrá adquirir los derechos de “B”, ya sea todos o ya sea una parte, y con ellos suscribir los nuevos títulos que le corresponda (a razón de 10 derechos por cada nueva participación).
  • Si “A” no adquiere todos o parte de los derechos de “B” habrá un sobrante que “B” podrá vender a un tercero que cumpla los requisitos que establece la ley o los estatutos para poder venderle participaciones. En caso de que no lo haga, deberá ponerlos a disposición de la sociedad.

 

Ejemplo 2 

A “Chardonay, S.A.” le interesa hacerse con una nueva fábrica que pertenece a un tercero pero en lugar de comprarla la mejor opción es que el propietario entre a formar parte de la sociedad aportando, para ello, la fábrica en cuestión.

Para llevar a cabo la operación se acuerda realizar una ampliación de capital por importe de 5.000.000 de euros (que es el valor que tiene la fábrica).

Llegado el momento, uno de los socios pretende suscribir parte de las nuevas acciones alegando que le corresponde por su derecho de suscripción preferente.

¿Tiene este socio razón?

La respuesta es no: cuando la ampliación de capital se lleva a cabo mediante la entrega de aportaciones no dinerarias el derecho de suscripción preferente no tiene lugar.

 

 

Y hasta a aquí llego con el tema de los derechos de suscripción preferente. Espero que este artículo, y sus ejemplos, te sean de utilidad.

Si te ha gustado compártelo
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin
Buffer this page
Buffer
Email this to someone
email