El Deterioro de Existencias de Forma Fácil y Con Ejemplos

¿No tienes del todo claro qué es el deterioro de existencias en contabilidad? ¿Te surgen dudas a la hora de hacer los asientos que lo reflejan?

Este artículo es ideal para ti porque con él vas tener muy claros varios conceptos que son los que necesitas para manejarte con soltura en esta materia.

Además todo está explicado de una forma sencilla y con ejemplos que te serán de bastante ayuda.

 

Qué es el deterioro de existencias en contabilidad 

 

Definición 

El deterioro de existencias es la pérdida de valor de la mercancía de la empresa que se pone de manifiesto al cierre del ejercicio y que tiene carácter reversible.

Veamos esta definición por partes:

  • Se trata de una pérdida de valor. Esto significa que, por una circunstancia puntual, se estima que el precio de venta de las mercaderías es inferior al de su coste.
  • Que tiene carácter reversible, es decir, la circunstancia que motiva la disminución del precio puede desaparecer y con ella el deterioro. O puede variar y variar, también, el valor estimado.

Si la minoración del valor tuviera un carácter definitivo ya no se trataría de un deterioro sino de una pérdida. Por ejemplo, una rotura o una destrucción parcial implican una pérdida de valor definitiva e irreversible, por lo que no se trataría de deterioro como tal.

  • Se pone de manifiesto al cierre del ejercicio. Al margen de la que la empresa pueda hacer inventario en el momento en que lo desee, contablemente su valor sólo se refleja al cerrar el ejercicio (en la mayoría de los casos a 31 de diciembre). Por lo tanto, es en ese momento en el que se valora el almacén a efectos contables en el que se pone de manifiesto el posible deterioro.

Por ejemplo, aunque en agosto se ha podido dar una circunstancia que haga que el valor de la mercancía almacenada haya perdido un 30% de su valor no es hasta la fecha de cierre del ejercicio cuando se contabilizará ese hecho si es que se sigue produciendo tal cual.

Ejemplos 

  1.   La empresa se dedica a la venta de maquinaria industrial. En junio se rumorea la próxima salida al mercado de una nueva tecnología que hace prever una pérdida de valor del 20% en su stock.

No se refleja nada en contabilidad porque no se está cerrando el ejercicio.

  1. La misma situación anterior se mantiene a 31 de diciembre, fecha de cierre del ejercicio.

Se contabilizará el deterioro porque se trata de una pérdida de valor reversible, en el sentido de que realmente puede que esa tecnología vea la luz o puede que no y las existencias recuperen su valor.

  1. Un incendio ha provocado la destrucción de unas máquinas valoradas en 18.000 euros.

No se trata de un deterioro porque es una pérdida de valor irreversible.

Contabilizar el deterioro de existencias 

La forma de contabilizar el deterioro de las existencias viene determinada por lo establecido en el plan contable.

Nos interesa lo que contiene en dos lugares diferentes:

1.- El Plan General de Contabilidad para Pequeñas y Medianas Empresas (que es el que utilizamos en este blog) trata el tema de las existencias en su norma de valoración 12.

Y, dentro de ella, en su apartado “valoración posterior” se refiere al deterioro en los siguientes términos:

“Cuando el valor neto realizable de las existencias sea inferior a su precio de adquisición o a su coste de producción, se efectuarán las oportunas correcciones valorativas reconociéndolas como un gasto en la cuenta de pérdidas y ganancias.

[…]

Si las circunstancias que causaron la corrección del valor de las existencias hubiesen dejado de existir, el importe de la corrección será objeto de reversión reconociéndolo como un ingreso en la cuenta de pérdidas y ganancias”.

Expresa claramente que la corrección del valor que provoca el deterioro se contabilizará como un gasto en la cuenta de pérdidas y ganancias y que si tal circunstancia deja de existir se revertirá ese deterioro mediante la anotación de un ingreso.

2.- Al definir las cuentas del subgrupo (39) Deterioro del valor de las existencias  establece que:

Su movimiento es el siguiente:

a) Se abonarán por la estimación del deterioro que se realice en el ejercicio que se cierra, con cargo a la cuenta 693.

b) Se cargarán por la estimación del deterioro efectuado al cierre del ejercicio precedente, con abono a la cuenta 793.

Por lo tanto, al cierre del ejercicio se contabilizará como un gasto el deterioro que corresponda en esa fecha y se cancelará el que se hubiera contabilizado en el ejercicio anterior como un ingreso.

Esto implica que si ya se había contabilizado un deterioro de existencias en el ejercicio anterior habrá que cancelarlo y contabilizar el actual de forma íntegra, no hacerlo por diferencia.

Tal vez también te interese:

Contabilizar un préstamo

Anticipo

Cuenta 440 Deudores

Mecánica a seguir 

De forma esquemática, esta es la mecánica a seguir para contabilizar el deterioro de las existencias, siempre al cierre del ejercicio:

  • Se cancelará el que exista del año anterior abonando la cuenta (793) Reversión del deterioro de existencias.
  • Se contabilizará el que exista en ese momento cargando la cuenta (693) Pérdidas por deterioro de existencias.
  • En ningún caso se contabilizará por diferencia.

Lo veremos con un ejemplo:

 

Ejemplo 

Al cierre del ejercicio la empresa presenta los siguientes datos:

  • Año 1: se calcula un deterioro de existencias de 40.000 euros.
  • Año 2: se calcula un deterioro de existencias de 25.000 euros.
  • Año 3: el deterioro es cero.

Estos datos se reflejarán en la contabilidad de la siguiente manera:

  • Año 1: se contabilizarán los 40.000 euros como gasto.
  • Año 2: se cancelarán los 40.000 euros que se traían del año anterior contabilizando un ingreso y se contabilizarán los 25.000 que corresponden al ejercicio como gasto. No se hará un apunte por la diferencia (15.000 euros).
  • Año 3: se cancelarán los 25.000 euros del deterioro del año 2 contabilizando un ingreso.

Cuentas contables que se utilizan 

Las cuentas contables que se utilizan para anotar el deterioro del almacén son las siguientes:

  • (693) Pérdidas por deterioro de existencias, para contabilizar el deterioro.
  • (793) Reversión del deterioro de existencias, para cancelarlo.

La contrapartida de estas cuentas será la que corresponda de las siguientes en función del elemento de que se trate:

  • (390) Deterioro de valor de las mercaderías.
  • (391) Deterioro de valor de las materias primas.
  • (392) Deterioro de valor de otros aprovisionamientos.
  • (393) Deterioro de valor de los productos en curso.
  • (394) Deterioro de valor de los productos semiterminados.
  • (395) Deterioro de valor de los productos terminados.
  • (396) Deterioro de valor de de los subproductos, residuos y materiales recuperados.

Las cuentas (391) y siguientes se utilizan en las empresas cuya actividad es la de fabricación.

 

Estructura del asiento contable 

Estructura del asiento de la dotación del deterioro 

 

(693) Pérdidas por deterioro de existencias a (39) Deterioro del valor de…

 

Estructura del asiento de la reversión del deterioro 

 

(39) Deterioro del valor de … a (793) Reversión del deterioro de existencias

Ejemplo 

Los asientos a realizar según los datos expuestos en el ejemplo anterior son los siguientes:

 

Año 1.- Por el deterioro de 40.000 euros:

 

40.000

(693) Pérdidas por deterioro de existencias a (390) Deterioro de valor de las mercaderías

40.000

 

Año 2.- Por la cancelación del deterioro del ejercicio anterior:

 

40.000

(390) Deterioro de valor de las mercaderías a (793) Reversión del deterioro de existencias

40.000

 

Por el que corresponde en el ejercicio actual:

 

25.000

(693) Pérdidas por deterioro de existencias a (390) Deterioro de valor de las mercaderías

25.000

 

Año 3.- Por la cancelación del deterioro anterior:

 

25.000

(390) Deterioro de valor de las mercaderías a (793) Reversión del deterioro de existencias

25.000

 

Y hasta aquí llego con este artículo sobre el deterioro de existencias en contabilidad. Espero que te haya sido de utilidad.