Digitaliza la Gestión Contable de tu Empresa con un ERP

La contabilidad puede ser un dolor de cabeza para muchas empresas y profesionales de estos departamentos. Con un aumento de las ventas al exterior e internacionalización, así como un endurecimiento y actualización de la regulación fiscal y tributaria, la complejidad de los procesos contables puede ser abrumadora. A ello hay que sumar la más que probable falta de visibilidad y control en la gestión de inventarios, la planificación y el seguimiento de proyectos, lo que puede generar pérdidas económicas y retrasos en la entrega de productos o servicios.

En este escenario, la digitalización de los procesos contables a través de modernos softwares de planificación de recursos empresariales (ERP) es un salvavidas tanto para para pymes y grandes compañías como para autónomos. Un ERP para contabilidad automatiza el proceso, reduce los plazos de informes financieros y minimiza el riesgo de errores. Gracias a la digitalización, la implementación de un ERP contable mejora la eficiencia y la productividad en la gestión financiera de cualquier compañía o profesional.

Tanto es así  que el uso de estas soluciones digitales se ha vuelto indispensable en un entorno económico altamente competitivo que, sujeto a estrictos requerimientos regulatorios, requiere la adopción de herramientas que permitan reducir costes y lograr la máxima rentabilidad dentro de la empresa. Su uso, en definitiva, es lo que está marcando la diferencia entre departamentos contables proactivos y eficientes, y los que dedican su tiempo a “apagar incendios” sin aportar valor a su compañía.

Cómo funciona un ERP contable

Para quienes desconozcan el concepto de ERP, este es un software que integra todos los procesos de una empresa en un solo sistema, permitiendo la gestión de la contabilidad, la producción, la gestión de proyectos, la gestión de inventarios, entre otros aspectos. Sin embargo, estas soluciones no tienen la obligación de englobar todos estos departamentos, ya que también se pueden conseguir módulos específicos.

En este sentido, un ERP para contabilidad es el que está especialmente diseñado para automatizar y mejorar los procesos de gestión contable en una empresa. Utilizar este tipo de soluciones es un paso imprescindible hacia la digitalización y la productividad.

Los profesionales de estos departamentos pueden olvidarse de realizar los registros contables en hojas de cálculo y cuadernos y empezar a aprovecharse de una solución informática capaz de sacar métricas en tiempo real métricas antes tediosas de calcular manualmente.

Además, reduce y minimiza los errores y fallos contables. Antes de la era digital, la contabilidad dependía de registros físicos, facturas y anotaciones manuales, lo que daba lugar al extravío de comprobantes, la elaboración de cálculos complejos y repetitivos de forma manual; la introducción y actualización también manual en hojas de cálculo no automatizadas. Además, había un acceso muy limitado a los datos que no estuvieran en la propia oficina al no estar conectadas con aplicaciones en la nube.

Todos estos hándicaps se resuelven ahora con el uso de un ERP. Algo de lo que se pueden beneficiar los más pequeños gracias a la existencia de un ERP para pymes y autónomos como GESTIÓN 5 XE.

Esta herramienta automatiza y optimiza la gestión empresarial en aspectos clave del ámbito financiero y contable. Por ejemplo, destaca su integración con la Agencia Tributaria y la adaptación a la Ley Antifraude Fiscal 2022. Además, cuenta con otras funcionalidades, como la gestión de tesorería, presentación telemática de modelos fiscales, generación de informes anuales, exportación de datos contables, entre otros

Asimismo, el software también facilita la gestión diaria de operaciones contables, incluyendo la emisión de libros de diario y mayor, asientos predefinidos o la duplicación de asientos.

Otra de las ventajas que tiene este tipo de solución contable digital es que opera desde la nube, lo que permite que cualquier profesional pueda acceder a la aplicación de forma remota para guardar documentos de forma digital y evitando que presentar facturas o recibos en formato papel, por ejemplo.

Para todos los sectores e industrias

Lo bueno que tiene este tipo de ERP contable es que son adaptables a cualquier compañía, independientemente de su sector y tamaño. Por ello, cualquier departamento que quiera mejorar su eficiencia contable puede implementarlo, algo que ya es común en empresas de sectores como el agrícola, la automoción o la gestión de talleres, entre muchos otros.

La integración de todos los datos en ERP contable ofrece ventajas competitivas medibles. Entre ellas, el acceso a información de 100% fiable para la toma de decisiones, el ahorro de tiempo en tareas manuales y repetitivas, acceso a métricas del negocio desde cualquier lugar, así como un mejor control de efectivo y flujos de caja. Por si fuera poco, toda esta información permite realizar predicciones y analizar posibles escenarios futuros.

La transformación digital de las empresas ya no es una opción. Quienes no se adapten a sistemas contables automatizados están destinados a perder competitividad y “pelear” en una situación de desventaja con respecto a las otras firmas que sí están automatizando sus procesos contables. Reducir errores y tiempo dedicado a tareas repetitivas, y aumentar la precisión son solo algunas de las ventajas que tiene la digitalización de la contabilidad. ¿A qué estás esperando para dar el salto?