Los Errores de Novato más Frecuentes al Invertir en Bolsa

El mercado de las inversiones puede que sea uno de los más golosos debido a la gran rentabilidad y beneficio que puede suponer para el inversor.  De ahí que existan grandes profesionales de la bolsa. Desde grandes inversores hasta expertos en los movimientos de la bolsa, los denominados cracks bursátiles.

Sin embargo, invertir dinero en bolsa no es nada sencillo, saber dónde y cuándo realizar una inversión conlleva un proceso de aprendizaje bastante complejo. Por eso es bastante usual que durante las primeras inversiones se cometan una serie de errores por culpa de la inexperiencia.

De nuevo tenemos en el blog como autor invitado a Andreas Valero que nos va a hablar de los errores que más se cometen al invertir en bolsa cuando se es inexperto.

Los 5 errores más frecuentes en inversores novatos

En el área de la inversión bursátil los errores se clasifican en dos grandes tipos: invertir cuando no se debería haber hecho y no invertir cuando sí se tendría que haber hecho.

Sin embargo, estas dos grandes problemáticas pueden derivar en otros pequeños problemas debidos al escaso conocimiento que tiene el inversor sobre el mercado de las acciones.

1.    Dejarse llevar por las emociones

A todos nos gusta ganar dinero, por eso cuando una persona ve que sus acciones están produciéndole un gran beneficio es normal que se entusiasme, pero hay que tener en cuenta que en las inversiones hay que mantener la mente fría para saber cuando es el momento de vender a otro inversor esas acciones.

Es muy importante saber que una vez se ha cumplido el objetivo que se esperaba de esa acción hay que deshacerse de ella. “Dejar que el último euro lo gane otro”, es una de las leyes de este mercado.

2.    Invertir a contracorriente

Es cierto que las acciones en bolsa pueden dar giros inesperados y que una acción que esté muy baja pueda experimentar una crecida enorme, que haga ganar mucho dinero a su poseedor, pero para ello hay que tener en cuenta que primero se perderá mucha rentabilidad.

Esta estrategia suele ser muy utilizada por los inversores inexpertos, pero la realidad es que supone un alto riesgo y no es seguro que se vaya a producir ese cambio drástico.

 

Tal vez te pueda interesar:

Cómo funciona el factoring

¿Qué es la inflación?

alt-errores-invertir-bolsa

3.    No invertir en información

La mayoría de los errores que cometen los novatos en bolsa se debe a su desinformación por el mercado y por las alteraciones que este puede sufrir. En las inversiones en bolsa, es igual de importante invertir dinero en acciones como en información sobre el mercado.

Actualmente, existen medios de comunicación especializados en información de bolsa, pero también existen formaciones o asesores sobre el comportamiento de el mercado bursátil. Esto además evitará que hagamos caso a falsos rumores.

 

4.    Invertir todo el dinero

Es uno de los mayores problemas y posiblemente el más grave. Es muy importante tener en cuenta que para las inversiones solo se debe utilizar aquella cantidad de dinero que no se necesite a corto plazo.

Mucha gente invierte todos sus ahorros o incluso la hipoteca sometiéndose a un nivel de riesgo muy alto que puede traer consecuencias muy graves si la inversión no da su fruto.

 

5.    No diversificar las acciones

Hay que tener en cuenta que al comprar acciones se está invirtiendo en un mercado variable que trata con diferentes áreas y sectores económicos que pueden ser más o menos independientes en cuanto a injerencias externas.

Por tanto siempre será mejor invertir en acciones de diferentes sectores que en uno solo, porque probablemente si una empresa del sector primario baja lo hagan las demás, o al menos la gran mayoría del mismo sector. En cambio, puede que las del sector terciario suban.

 

La cantidad de errores que se pueden cometer en este mercado es bastante elevada, por eso conviene siempre tener unos conocimientos básicos sobre el comportamientos de la bolsa y las diferentes opciones que tiene a la hora de invertir.

Además, es importante elaborar un plan de rentabilidad con unos objetivos que se pretender cumplir y hacer un seguimiento para ver lo que se está haciendo bien y lo que está fallando.

CONTABILIDAE