Las Herramientas Empresariales en la Era Digital

La digitalización de las empresas ha sido un proceso evolutivo que viene desde la primera revolución industrial. Desde entonces ha habido un avance cada vez más vertiginoso, y la revolución digital ha cambiado por completo el juego del comercio.

En el siglo pasado, la digitalización se centraba principalmente en la automatización de procesos internos de la empresa, como la contabilidad y la gestión de inventarios, siendo estos, los primeros procesos en ser automatizados por medio de computadoras.

Con el avance de la tecnología y el aumento de la conectividad, se han desarrollado muchos softwares orientados a las empresas, que han debido adoptarlos para mantenerse en el mercado, utilizando la digitalización para mejorar su relación con los clientes y aumentar su competitividad en el mundo de los negocios.

Qué son los CRM y para qué sirven

Una de las principales herramientas de digitalización de las empresas son los software de servicios, como los sistemas de gestión de relaciones con los clientes (CRM, por sus siglas en inglés). Los CRM son sistemas que permiten a las empresas gestionar y automatizar sus interacciones con los clientes, recopilar y almacenar información sobre ellos y utilizar esta información para mejorar la relación.

Entre los más destacables beneficios de los CRM es otorgarle a las empresas tener una visión centralizada de todas las interacciones con sus clientes, dándoles la capacidad de tomar decisiones informadas sobre cómo aumentar su engagement y fidelizar a las quienes ya les han comprado. La automatización de procesos internos, como la gestión de ventas y el servicio al cliente, ahorra una cantidad considerable de recursos, tanto humanos, como financieros.

La data que maneja un CRM potencia el alcance de la empresa, ya que les permite personalizar sus campañas de marketing y mejorar la tasa de conversión, aumentando así su rentabilidad.

Salesforce, el CRM ideal para potenciar tu empresa

Uno de los CRM más relevantes es Salesforce, que se mantiene a la vanguardia tecnológica entre los SaaS (Software como servicio). Este CRM online posee una gran cantidad de funcionalidades,  con una interfaz amigable con el usuario y un software personalizable para las necesidades de su empresa, destacando por la eficacia y facilidad de uso.

Entre sus funciones están la gestión de ventas, servicio al cliente y marketing, con herramientas que amplifican sus funcionalidades, tal como Salesforce Marketing Cloud. También ofrece una gran variedad de integraciones, por lo que si posees otros servicios es probable que puedas integrarlos para mejorar la eficiencia y el rendimiento de las mismas.  Los procesos que se pueden realizar en Salesforce son:

  1. Gestión de ventas: Ofrece herramientas para automatizar y optimizar los procesos de ventas, como el seguimiento de oportunidades de venta y la generación de presupuestos.
  2. Servicio al cliente: Procesos de servicio al cliente, como el seguimiento de incidencias y la gestión de la base de conocimientos.
  3. Gestión de proyectos: El seguimiento de tareas y la asignación de recursos automatizada se emplean en la gestión cotidiana de proyectos.
  4. Análisis de datos: Análisis de datos de los clientes, público objetivo, mercado y  sector, para generar estrategias más completas.
  5. Integraciones: Salesforce se integra con una amplia variedad de herramientas y servicios, como sistemas de contabilidad, sistemas de gestión de inventarios y herramientas de análisis de datos, lo que permite a las empresas aprovechar al máximo sus sistemas existentes.
  6. Personalización: Gran flexibilidad para personalizar su plataforma para satisfacer las necesidades específicas de cada empresa, ya sea mediante la personalización de campos, flujos de trabajo, etc.

Los negocios actuales presentan una de las más grandes dificultades de todos los tiempos, la digitalización, que es a su vez la mejor y más completa herramienta. El avance tecnológico va de la mano de los cambios en el comercio, y obtener las herramientas para sacarle provecho a ello es crucial para crecer en la era digital, por lo que prescindir de softwares como un CRM disminuye la competitividad y relevancia de la empresa en el mercado.