Formas de Darle el Impulso que Necesita Tu Negocio

Este es un artículo redactado por una autora invitada: Ana García. En él proporciona algunas ideas útiles en aquellos casos en los que a la empresa le puede venir bien un «empuje».

 

Si estás buscando formas de impulsar el flujo de efectivo de tu negocio, tienes que tener clara una cosa: Los negocios son un juego de ingresos, ganancias y gastos. Si esas métricas están desequilibradas, será difícil mantener un negocio.

Incluso si tus proyecciones muestran un rápido aumento de las ganancias en los próximos cuatro meses, es posible que no estés presente el tiempo suficiente para presenciarlos.

El desafío: Tenemos que ganar suficiente dinero para permanecer abiertos durante ese tiempo, sin importar cuán atractivas sean las oportunidades futuras que preveas para tu empresa.

Aquí es donde entra en juego el flujo de caja. Necesita ser optimizado, lo que no sólo significa aumentar tus ingresos (aunque eso podría ser una pieza del rompecabezas). Más bien, la reducción de costes, la aceleración de la facturación y la obtención de intereses en tus diversas cuentas son los factores que desempeñarán el papel más importante para mantener tu negocio a flote.

Si no te convencen las siguientes alternativas, tienes también la opción de pedir un minicrédito. Esta es una de las opciones más fáciles y rápidas para conseguir dinero para tu negocio. Si estás interesado en ello, puedes hacer click para más información aquí.

 

impulso-negocio

 

 

Aquí hay dos formas de aumentar tu flujo de efectivo para hacer precisamente eso:

  1. Reevaluar y ajustar el precio de tus productos.

¿Estás vendiendo sus productos por muy poco? ¿Podrías estar vendiéndolos por más?

Puede que te preocupe que tus ventas sufran si subes demasiado su precio, y eso siempre es una posibilidad, pero es mejor no llegar a ninguna conclusión preconcebida sin antes probar y averiguar lo que el mercado puede soportar. Esto es especialmente importante cuando se ejecuta un negocio de comercio electrónico, donde tienes un inventario físico en el que debes invertir primero.

Cuando aumentas el precio de tus productos, su valor percibido también tiende a aumentar. Los clientes que no han estado aprovechando sus ofertas pueden estar más inclinados a hacer uso de ellas si requieren una mayor inversión desde el principio.

Si tu precio es demasiado asequible, no se te tomará en serio. Pero si tus precios son demasiado caros, perderás algunos clientes frente a la competencia. Por lo tanto, tienes que reconocer tu tarea es encontrar un punto de precio que te ayude a impulsar tu flujo de caja, sin que resulte en la pérdida de ventas.

 

Tal vez te pueda interesar:

Factoring y confirming

Programas de contabilidad

Calcular el IVA

 

  1. Reemplazar el equipo viejo y el inventario.

Los equipos antiguos ocupan espacio y son ineficientes, por si fuera poco. Por ejemplo, los dispositivos de impresión pueden quedar rápidamente obsoletos e incompatibles con la última tecnología.

Con muchas empresas que pasan de los ordenadores de sobremesa a los portátiles, y de éstos a los dispositivos móviles, el proceso de sustitución puede resultar frustrante. Administrar, mantener y reparar múltiples marcas y modelos es costoso, ya que cada uno requiere su propio tóner o cartuchos de tinta. Además, tu equipo tiene que ser entrenado en el uso y mantenimiento de cada máquina nueva.

Por lo tanto, los dispositivos de alquiler pueden ser rentables, ya que siempre tendrás la última tecnología disponible al alcance de la mano, y porque los dispositivos más nuevos son más eficientes desde el punto de vista energético.

Pero tanto si se trata de equipos como de inventario, si alguno de ellos está obsoleto, no funciona o no se utiliza, tendrás que reemplazarlo o eliminarlo por completo, ya que sólo ocupa espacio. En algunos casos, también, la venta de equipos viejos puede resultar en ganancias gravables, otra forma de aumentar el flujo de caja.

Sin embargo, es probable que el inventario antiguo no valga nada, especialmente si continúas actualizando tus productos físicos. No te aferres a los excedentes a menos que haya una buena razón para ello. Considera la posibilidad de realizar una venta por reventa si tus productos más antiguos siguen teniendo valor, y utiliza un sistema completo de gestión de inventario para hacer un seguimiento.

 

Si te ha gustado compártelo
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin
Buffer this page
Buffer
Email this to someone
email