Leasing Financiero y Leasing Operativo: Diferencia y Ejemplos

 

Si te interesa saber cuál es la diferencia entre leasing financiero y operativo estás en el sitio adecuado porque aquí está explicado de una forma clara y sencilla:

Veremos la definición de cada una de estas figuras, sus características principales y algún ejemplo.

Y finalmente, como ya tendremos claro qué es exactamente cada una de ellas, analizaremos sus principales diferencias.

 

Leasing financiero: definición, características y ejemplo 

Qué es el leasing financiero 

El término leasing financiero es sinónimo de arrendamiento financiero. Normalmente, cuando hablamos de leasing a secas nos estamos refiriendo, precisamente, a esta figura del leasing financiero.

¿Y qué es exactamente?

El leasing financiero es el contrato por el cual el propietario de un bien cede su uso a la otra parte por un precio concreto y un plazo determinado. El elemento en cuestión debe quedar afecto a una explotación económica y podrá ser adquirido por el arrendatario, a la finalización del contrato, mediante el ejercicio de la correspondiente opción de compra. 

En el siguiente artículo puedes ver esta definición con más detalle:

 

Qué es el leasing

 

Características 

El leasing financiero (o arrendamiento financiero) se caracteriza, fundamentalmente, porque implica la transferencia de todos los riesgos y beneficios inherentes a la propiedad.

¿Y en qué situación se produce esa transferencia para poder calificar el arrendamiento en cuestión como “financiero”?

En aquellos casos en los que, por las condiciones pactadas, no existe duda razonable de que se vaya a ejercitar la opción de compra a la finalización del contrato.

Esta intención se presume porque el precio de la opción de compra es bajo al compararlo con el valor total del bien, es decir, es inferior al valor residual del elemento. De hecho, en la práctica, la opción de compra suele ser del mismo importe que las cuotas que se han venido pagando.

En última instancia, el leasing financiero es una herramienta de financiación que utilizan las empresas para adquirir elementos de su inmovilizado y, si bien, no es lo mismo que, por ejemplo, un préstamo sí que se consigue el mismo objetivo que con él: acceder a la propiedad de un bien utilizando para ello financiación ajena.

Si el condicionado del contrato no estuviera enfocado a este fin no estaríamos ante un leasing financiero sino ante un contrato de arrendamiento de la naturaleza que sea, ya que se trataría de utilizar el objeto durante el período de tiempo pactado y después devolverlo a su propietario.

Lo entenderás mejor con el siguiente ejemplo.

Ejemplo 

Supongamos que la empresa necesita una maquinaria que tiene una vida útil de 10 años aproximadamente y las condiciones que le ofrece la empresa de leasing son las siguientes:

  • Precio al contado de la maquinaria: 48.000 euros
  • Número de cuotas a pagar: 47 más la opción de compra.
  • Importe de cada cuota (incluida la opción de compra): 1.000 euros más los intereses calculados al 4%.

Cuando llegue el momento de ejercitar la opción de compra resulta que ya se han pagado 47.000 euros de principal y se puede adquirir la propiedad total de la maquinaria abonando otros 1.000 de la opción de compra.

Lo más normal es que se ejercite, teniendo en cuenta además que a la maquinaria le quedan aún otros 6 años de vida útil….

A esto es a lo que se refiere el plan contable y el Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas al señalar la necesidad de que no existan dudas razonables de que se va a ejercitar la opción de compra.

 

Leasing financiero en contabilidad 

En el siguiente artículo encontrarás la forma de contabilizar el leasing financiero, con ejemplos y ejercicios resueltos:

Contabilizar leasing

 

Leasing operativo: definición, características y ejemplo 

Qué es el leasing operativo 

El término “arrendamiento operativo” es sinónimo de “renting”, por lo que significa exactamente lo mismo.

Podemos definirlo de la siguiente manera:

El arrendamiento operativo (o renting) es un contrato por el que el propietario de un bien mueble (arrendador) cede su uso, por un tiempo determinado y a cambio de un precio concreto, a la otra parte interviniente (arrendatario) y asume las obligaciones de su mantenimiento en los términos que se pacten.

En el siguiente artículo encontrarás una explicación detallada de este concepto:

 

Renting: definición 

 

Características 

El arrendamiento operativo (o renting) se caracteriza porque incluye, además de la utilización del bien por un plazo determinado, el mantenimiento del mismo.

Es decir, el propietario del bien es el obligado a asumir el coste de los gastos de mantenimiento en los términos pactados.

Lo verás más claro con el siguiente ejemplo:

Ejemplo 

La empresa necesita una maquinaria para acometer un proyecto que va a durar 3 años. Es bastante cara y no va a amortizar la inversión en un período de tiempo tan corto así que prefiere alquilarla.

La empresa propietaria le ofrece la posibilidad de pagar una cuota que, aunque es un poco más alta, incluye el mantenimiento de la máquina: reparaciones comunes, cambio de piezas que se deterioran cada cierto tiempo, seguro,…..

Esto es lo que se denomina un arrendamiento operativo.

 

Leasing operativo en contabilidad 

El leasing operativo se contabiliza de una forma diferente a como se hace el leasing financiero. Puedes verlo con detalle y ejemplos en el mismo artículo que te he mencionado antes. Te vuelo a dejar el enlace:

 

Leasing operativo contabilidad 

 

Diferencia entre el leasing financiero y operativo 

En realidad, aunque comparten parte del nombre, existen muchas diferencias entre el leasing financiero y el operativo.

Como ya has podido observar, son figuras en las que el fin perseguido es totalmente distinto y eso es lo que marca la distinción:

Mientras que en el leasing financiero la intención es adquirir la propiedad de un bien y hacerlo con financiación ajena, en el leasing operativo lo que se pretende es poder utilizar un elemento durante un tiempo determinado sin tener que estar pendiente de los gastos que su mantenimiento pueda acarrear y al llegar la finalización del contrato devolverlo y ya está (con la idea, en la mayoría de los casos, de iniciar otro contrato distinto con otro bien más nuevo o mejor).

Además de esta diferente esencia entre los dos contratos existen otras (8 más, en realidad) que encontrarás en el siguiente artículo.

 

Diferencias entre leasing y renting

 

Y hasta aquí llego con este artículo sobre el leasing financiero y el leasing operativo. Espero que te haya sido de utilidad.

CONTABILIDAE