3 Falsos Mitos sobre Aprender Contabilidad

A veces tenemos percepciones equivocadas de lo que es una materia de la que no conocemos absolutamente nada. Y partir de esa falsa impresión nos lleva a pensar, erróneamente, que se necesitan una serie de cualidades o habilidades sin las cuales resultaría muy difícil aprenderla, en primer lugar, y llevarla a la práctica después.

Con la contabilidad, por ejemplo, ocurre con bastante frecuencia, y eso impide que personas a las que les iría muy bien con este tipo de conocimientos se frenen al pensar que carecen de lo necesario para embarcarse en su aprendizaje con éxito.

En este artículo vamos a explicar por qué no son ciertas las principales ideas preconcebidas  que más se dan a la hora de decidir si se tiene la capacidad necesaria para convertirse en un experto en esta materia.

3 Falsos mitos sobre lo que se necesita para aprender contabilidad

Hay que hacer complejos cálculos matemáticos 

Esta creencia es muy habitual: mucha gente se imagina a los contables haciendo complicadas operaciones matemáticas, de esas que se aprenden en el instituto pero que se olvidan rápidamente.

Nada más lejos de la realidad.

Al trabajar (o practicar) con la contabilidad se aplican las 4 reglas básicas que todos, absolutamente todos, conocemos: sumar, restar, dividir y multiplicar. Eso es todo.

Y te digo más: todos hacemos continuamente ejercicios de cálculo mental pero si a ti no se te dan bien no te preocupes porque con una calculadora normalita tienes de sobra. La del móvil, por ejemplo.

Soy de letras, no de números

Otra cuestión que no afecta absolutamente para nada a lo que nos estamos refiriendo y que también frena bastante.

Con la contabilidad lo que se hace, básicamente, es ordenar y estructurar la información de una forma determinada con el fin de que se puedan extraer datos de una manera específica.

¿Se necesita ser de números para hacer esto? Evidentemente no. ¿Es un obstáculo ser de letras? Por supuesto que no.

Se manejan números, claro que sí, porque estamos trabajando con importes, así que se suman y se restan cantidades. Pero eso es una pequeña parte de un todo, lo mismo que le ocurre a un camarero que también hace cuentas sin que haga falta que tenga un especial dominio del pensamiento abstracto para poder desarrollar bien su trabajo.

No tengo nivel de estudios suficiente

El nivel de estudios genérico previo no va a afectar de una forma u otra al aprendizaje de la contabilidad.

No es necesario tener bachillerato, o un ciclo relacionado con el mundo de la empresa ni, mucho menos, algún grado.

Cualquier curso que empiece de cero es más que suficiente para aprender esta materia sin necesidad de conocimientos previos de ningún tipo.

Como ves, cualquiera puede iniciarse en la contabilidad sin necesidad de habilidades específicas o conocimientos previos.

Y antes de cerrar este apartado te animo a que te lo plantees seriamente y borres las creencias falsas que tienes en ese sentido porque se trata de un campo que aporta grandes posibilidades laborales y que puede hacer de una persona sin ningún conocimiento especializado un profesional cotizado.