¿Cuánto Dinero Puedes Pedir en un Préstamo Rápido?

Los préstamos rápidos son una interesante alternativa si nos encontramos en un apuro financiero. Estamos hablando de un tipo de concesión económica que, siempre y cuando cumplamos las condiciones, podemos tener en pocas horas (o en unos días como máximo).

Hay muchas dudas que se nos pueden presentar a la hora de pedir préstamo de este calibre. Por ejemplo, la cantidad de dinero máxima que se puede pedir.

Vamos a analizar esta cuestión a lo largo del artículo:

 

Dinero a solicitar si somos nuevos clientes

Lo cierto es que las condiciones de los préstamos variarán mucho dependiendo de si somos clientes o si hemos hecho alguna solicitud en el pasado.

Los nuevos clientes suelen tener acceso a mini créditos a cambio de cumplir con unas condiciones muy simples. Con tan solo tener más de 18 años, tener residencia en España y acreditar que se está percibiendo ingresos de forma regular (lo más común es presentar una nómina, pero valdrá cualquier otro tipo de prestación recurrente) será más que suficiente.

No obstante, la entidad no nos conoce, por lo que tienen que correr un riesgo elevado de impago. Por esta razón, en esta primera vez podremos acceder tan solo a cantidades reducidas.

La cuantía exacta dependerá de cada cantidad: es posible encontrar algunas que nos concederán un préstamo máximo de 250€ y otras que pueden llegar a doblar esta cantidad, quedándose en los 500€.

Como puedes ver, no se trata de una cantidad demasiado elevada, pero puede ser más que suficiente para salvarnos de un pequeño apuro económico.

¿Qué cantidad es recomendable pedir?

La respuesta a esta pregunta depende únicamente de ti, pero es importante que sea la mínima cantidad posible. Debe ser aquella que te permita solucionar ese apuro económico que tienes entre manos, pero deberías explorar antes que nada otras opciones.

El principal problema de los préstamos rápidos es que tienen asociados una serie de intereses algo elevados. Además, existen penalizaciones en el caso de que no cumplas con tus obligaciones.

 

Dinero a solicitar si somos clientes recurrentes

Un cliente recurrente es aquel que no solo habrá pedido un préstamo a la compañía, sino que lo habrá devuelto en la forma y condiciones de financiación estipuladas (por ejemplo, no retrasándose en el plazo de amortización).

Así nos convertimos en un cliente fiable para la compañía y podremos acceder a una cantidad económica mucho más elevada.

Aquí podemos encontrar una mayor variedad de opciones, pero algunas compañías pueden llegar a ofrecernos 5.000€, incluso hasta 10.000€.

Ten en cuenta que la cuantía a devolver puede variar dependiendo de ciertos criterios, como el plazo de amortización y el interés.

La propia situación en la que se encuentre el cliente puede hacer que los intereses mensuales se mueven entre el 5 y el 12%.

¿Qué condiciones debemos cumplir para acceder a un préstamo rápido?

Las entidades especializadas en este tipo de recurso financiero ponen una serie de condiciones que debemos cumplir si queremos acceder al dinero. Son mucho menos estrictos que los bancos, pero, aun así, es importante comprobarlas para ver si tenemos todo lo necesario:

  • Solvencia: la entidad financiera se debe asegurar de que tienes la capacidad para pagar la deuda. Por esta razón, nos solicitará información y se analizarán algunos aspectos como los movimientos bancarios de las cuentas, salarios, si estás en números rojos o si te encuentras en algún listado de morosos (como es el caso del RAI o del ASNEF).
  • Deudas pendientes: antes de conceder el dinero también tendrán que comprobar si tienes deudas pendientes. Aquí nos referimos a otros préstamos personales, financiación a la que puedes haber accedido con tarjeta, hipotecas, etc. El hecho de tener otras deudas no quiere decir que no te vayan a conceder el dinero, pero sí tendrán en cuenta el porcentaje de las mismas antes de hacerlo. Lo importante es que las deudas no sean superiores al 30-40% de tus ganancias.
  • Documentación: lo más común es que tan solo te pidan tu DNI y a través de este dato puedan extraer la información que necesiten. Sin embargo, es posible que necesiten otros datos como tu vida laboral o declaración de la renta. No te preocupes si falta algo, ya que la empresa se encargará de ponerse en contacto.
  • Propósito: no es un factor tan decisivo como los otros criterios, pero conviene tenerlo muy en cuenta. Es posible que la entidad te pregunte por el uso que le vas a dar el dinero antes de aprobar el crédito. Ten en cuenta que no será lo mismo pedir el préstamo de una vivienda que para refinanciar deudas, para comprar un coche, o para hacer un viaje.

Ahora ya sabes más sobre la cantidad de dinero que se puede solicitar en un préstamo rápido. Para más información, contacta directamente con la entidad.