Préstamos Personales y Préstamos Hipotecarios: Aclara tus Dudas

 

Préstamos personales, préstamos hipotecarios, línea de crédito, créditos personales, línea de descuento…..

Tanto las empresas como los particulares, cuando necesitan financiación, se ven en la necesidad de manejarse con estos términos (y muchos más) sin saber muy bien lo que significan.

Para evitar las dudas e inseguridades que esto genera, con este artículo entenderás perfectamente cosas bastante básicas como:

  • Qué son los préstamos personales y los préstamos hipotecarios.
  • La diferencia entre préstamo hipotecario y personal.
  • Si se puede pedir un préstamo personal para comprar una vivienda.
  • O si se puede pedir una hipoteca teniendo un préstamo personal.

 

Préstamos personales y préstamos hipotecarios

Los préstamos personales y los préstamos hipotecarios son, sin duda alguna, las figuras más utilizadas a la hora de obtener financiación ajena.

Y es que cuando se decide hacer algo sin pagarlo con dinero propio (porque no se tiene o porque no se quiere emplear en eso) se recurre, en la mayoría de los casos, a un préstamo: para comprar una vivienda, para iniciar o ampliar la empresa, para comprar un coche, para un gasto extra, etc., etc.

Cuando se está en ese punto es muy habitual plantearse ¿que es mejor: préstamo personal o hipoteca? ¿qué me conviene más: hipoteca o préstamo personal?.

Empezaremos por ver que son y en que se diferencian.

Qué son los préstamos personales 

Un préstamo es un contrato en el que el prestamista entrega un dinero al prestatario o deudor y éste debe devolvérselo en los plazos y condiciones previstas.

Los préstamos personales se caracterizan porque el deudor responde del cumplimiento de su obligación principal (devolver el dinero) con todo su patrimonio presente y futuro.

Esto quiere decir, básicamente, que si el préstamo no se devuelve:

  • El prestamista podrá promover el embargo de los bienes del deudor para cobrar su deuda.
  • Y si en ese momento no tiene bienes que se puedan embargar o los que tiene no son suficientes podrá hacerlo con los que adquiera en el futuro.

Mientras que la deuda no prescriba el prestamista siempre podrá reclamar el cobro de la cantidad que se le debe.

Tal vez te pueda interesar:

Diferencia entre inversión y gasto.

Contabilidad básica y conceptos contables y imprescindibles.

Lista de programas de contabilidad

Qué son los préstamos hipotecarios 

Referida a un préstamo, la hipoteca es un derecho real de garantía que se constituye sobre un inmueble para garantizar el cobro de la cantidad prestada, de forma que si el deudor no devuelve el crédito en las condiciones pactadas el prestamista podrá promover la venta forzosa del bien con el fin de cobrar la cantidad que se le debe.

Lo único que hace que un préstamo deje de ser personal y sea hipotecario es la garantía que se establece para que el prestamista se asegure el cobro de la cantidad prestada y que se articula mediante la hipoteca.

Su existencia hace que la posición del acreedor esté mucho más fortalecida porque:

  • El deudor responde del pago del préstamo con todos sus bienes presentes y futuros, igual que en los préstamos personales.
  • Además de lo anterior, existe un inmueble que responde directamente del pago del préstamo porque se puede promover su venta para cubrir la deuda. Y esto con independencia de quien sea el propietario.
  • Es importante también el hecho de que aunque otros acreedores insten el embargo de bienes del deudor por otras deudas el crédito garantizado con la hipoteca siempre va a ser preferente en lo que a ese inmueble se refiere.

 

Diferencia entre préstamo hipotecario y personal 

Como ya se ha visto, la diferencia entre préstamo hipotecario y personal está en la garantía que el prestamista tiene para asegurarse el cobro del dinero que ha prestado:

En el préstamo hipotecario existe un inmueble directamente afecto al pago de la deuda, mientras que en el préstamo personal no.

Como consecuencia de esto:

  • Los préstamos personales tienen un plazo de devolución muy inferior a los hipotecarios.
  • El interés de los préstamos personales es mucho más alto que el de los hipotecarios.
  • Los gastos de constitución son superiores en los préstamos hipotecarios que en los personales porque implican obligatoriamente la intervención de notario e inscripción de escrituras en el Registro de la Propiedad.
  • Al tener más años para devolver el préstamo y ser el interés más bajo la cuota a pagar es más baja en el préstamo hipotecario. Sin embargo, el montante total de los intereses a abonar suele ser superior.

Tal vez así se vea más claro:

 

Préstamo hipotecario Préstamo personal
Mayor plazo de devolución Menor plazo de devolución
Menor tipo de interés Mayor tipo de interés
Menor importe de la cuota a pagar Mayor importe de la cuota a pagar
Gastos de constitución superiores Gastos de constitución inferiores

Sinónimos de préstamo personal y de préstamo hipotecario 

Se suelen utilizar como sinónimos de préstamo personal:

  • Crédito personal.
  • Préstamo con garantía personal.
  • Crédito con garantía no hipotecaria.
  • Préstamo sin garantía hipotecaria.
  • Crédito sin garantía hipotecaria.
  • Préstamo no hipotecario.

Y se suelen utilizar como sinónimos de préstamo hipotecario:

  • Crédito hipotecario.
  • Préstamo hipotecario.
  • Préstamo con garantía hipotecaria.
  • Crédito con garantía hipotecaria.
  • Préstamo con garantía real.
  • Crédito con garantía real.

 

Dudas frecuentes sobre ambos tipos de préstamos

Préstamo personal para vivienda

Normalmente la compra de vivienda se suele financiar con un préstamo hipotecario pero ¿se puede pedir un préstamo personal para comprar una vivienda?

La respuesta es: si, por supuesto que se puede.

Lo que pasa es que para comprar una vivienda se suele necesitar una cantidad bastante alta de dinero, por lo que habrá que tener en cuenta dos cuestiones:

1.- Si quien presta el dinero estará dispuesto a hacer un préstamo por tanto importe sin tener la garantía que supone una hipoteca.

2.- Si se dispone de recursos suficientes para devolver las cuotas mucho más altas de un préstamo personal (más interés y menos plazo que el hipotecario).

Por eso no es lo más habitual recurrir al préstamo personal para la compra de una vivienda o cualquier otro inmueble pero, desde luego, nada lo impide.

 

¿Es mejor pedir una hipoteca o un préstamo personal?

Una pregunta bastante frecuente: ¿es mejor hipoteca o préstamo personal?

La respuesta sólo puede ser una: depende.

Como ya he repetido varias veces el préstamo hipotecario está más indicado para cantidades más grandes:

  • La posibilidad de devolverlo a lo largo de más años y el hecho de que el tipo de interés sea más bajo hace que la cuota a pagar sea bastante más pequeña y, por lo tanto, más “cómoda” de asumir.
  • La carga que para el inmueble que sea supone la hipoteca y su considerable precio de constitución son unos inconvenientes que, en la mayoría de los casos, merece la pena asumir para cantidades que no pueden sufragarse con un préstamo personal.

 

¿Se puede pedir una hipoteca teniendo un préstamo personal?

Si, se puede pedir una hipoteca teniendo un préstamo personal. Ahora bien, como es lógico la capacidad de endeudamiento de cada persona está limitada por los ingresos que obtiene menos los gastos a los que debe hacer frente.

Y una deuda que hay que ir devolviendo es un pago al que hay que hacer frente y que minora la cantidad de dinero del que se puede disponer libremente cada mes.

Las entidades financieras, antes de conceder un préstamo, analizan minuciosamente los ingresos que percibe el solicitante, sus circunstancias familiares, su capacidad de ahorro, su estabilidad laboral, el motivo por el que solicita el crédito …. Y, lógicamente, el importe de las demás deudas que tiene que pagar.

Se hace una valoración del conjunto de la situación del posible deudor y cada entidad tiene sus propios baremos.

 

¿Se puede pedir un préstamo personal teniendo una hipoteca? 

Si, se puede pedir un préstamo personal teniendo una hipoteca previa.

De hecho, es muy habitual hacerlo porque en la mayoría de los casos las hipotecas se utilizan para adquirir inmuebles pero suele ser tan larga su duración(15, 20, 25 años…) que es muy común que se necesite dinero para otras cuestiones (adquirir un coche, pagar un viaje, sufragar unos estudios….) y se recurra a un préstamo personal para conseguirlo.

Ya hemos hablado antes de que, por supuesto, también es posible obtener una hipoteca cuando ya se tiene un préstamo personal y lo dicho en ese punto sirve, obviamente, para éste en todo lo referente al tema de la capacidad económica que tenga la persona para hacer frente al pago de sus deudas, que es la principal cuestión que interesa a las entidades financieras a la hora de conceder un préstamo de la clase que sea.

¿Se puede comprar un inmueble con un préstamo personal? 

Ya hemos visto anteriormente que, aunque en la práctica no se da con mucha frecuencia, es perfectamente posible adquirir una vivienda con un préstamo personal.

Y la respuesta a la pregunta planteada aquí sobre si se puede comprar un inmueble (que no sea vivienda, se sobreentiende) con un préstamo personal es exactamente la misma:

Si. Cualquiera que vaya a comprar no solo una vivienda sino algún otro tipo de inmueble (un local, una cochera, una nave industrial, un trastero, un terreno, ….) puede financiar su adquisición mediante un préstamo personal.

Otra cosa es que, según el caso concreto, sea la opción más interesante o no pero desde luego que no hay nada que lo impida.

Pedir préstamo personal para gastos de hipoteca

Cuando los gastos de la hipoteca se disparan y no se puede hacer frente a ellos hay quien recurre al préstamo personal para poder pagarlos.

Hay entidades financieras que facilitan este tipo de operaciones pero hay otras que no.

El motivo es evidente: supone un aumento de la cuota a devolver mensualmente (por dos préstamos) para una persona cuya capacidad de ahorro es muy pequeña (no puede hacer frente a los gastos de hipoteca). Esto hace que la entidad “desconfíe” de la capacidad de pago de la persona que recibe el préstamo y duda, por lo tanto, de que pueda llegar a cobrar su crédito.

 

Pedir un préstamo personal para pagar hipoteca

Esto de pedir un préstamo para pagar hipoteca se puede plantear (que a mi se me ocurra) en dos sentidos:

1.- Pedir un préstamo personal para cancelar un préstamo hipotecario.

Se pueden dar circunstancias en que convenga cancelar la hipoteca que pese sobre un inmueble y si no se tiene dinero suficiente habrá que solicitar un nuevo préstamo y cancelar el anterior.

Interesará, como digo, en aquellos casos en los que el objetivo sea cancelar la hipoteca, porque conlleva una serie de gastos que hay que afrontar.

2.- Pedir un préstamo personal para hacer frente a las cuotas de un préstamo hipotecario que no se puede pagar.

Este es otro tema muy, muy diferente….

Cada situación financiera es un mundo, por lo que no se puede generalizar pero esta opción sólo sería acertada en casos muy puntuales en los que se sabe con exactitud la fecha en la que va a cambiar la situación económica y se va a poder retomar los pagos con normalidad.

Si no es el caso anterior: ¿se van a poder pagar dos préstamos cuándo no se puede hacer frente a uno?

 

¿Qué pasa si no pagas un préstamo personal? 

No existe ningún bien inmueble directamente afecto al pago de un préstamo personal pero eso no impide que el titular de un préstamo personal no pueda embargar un inmueble del deudor para cobrar su deuda impagada.

Me explico:

Cualquier persona responde del pago de sus deudas con todos sus bienes presentes y futuros.

Esto quiere decir que si no se paga un préstamo personal la entidad financiera podrá instar judicialmente el embargo de los bienes del deudor para cobrar la cantidad que se le debe

Esos bienes pueden ser de cualquier naturaleza: dinero en el banco, veículos, acciones, objetos de arte,…. y, por supuesto, también inmuebles. 

 

¿Qué tipo de préstamo puede pedir una sociedad? 

Las sociedades mercantiles pueden obtener tanto préstamos hipotecarios como personales: su naturaleza no implica ninguna limitación en este sentido.

 

Y hasta aquí llego. Espero que hayas conseguido una visión general y clara de lo que son los préstamos personales, los préstamos hipotecarios, la diferencia entre ambos, si conviene préstamo personal o hipoteca, si se puede pedir una hipoteca teniendo un préstamo personal, si se puede pedir un préstamo personal para pagar una hipoteca….

CONTABILIDAE