Ratio de Tesorería: Fórmula, Interpretación y Valores Óptimos (Con Ejemplos)

A la hora de realizar el análisis económico y financiero de una empresa emplearemos una serie de ratios, y uno de ellos es el que nos ocupa en este artículo: el ratio de tesorería, que también se llama “prueba ácida” o  “ácid test”.

Si quieres manejarte con él como un crack tienes que seguir leyendo porque de una forma fácil, amena y con ejemplos aprenderás su fórmula, como se interpreta, cuáles son sus valores óptimos…. Todo sobre él sin despeinarte siquiera.

¿Qué mide el ratio de tesorería? 

 

Todas las empresas (o la casi todas) cuentan con financiación ajena en mayor o menor medida, y no sólo porque resulte necesario para crecer y realizar inversiones sino también porque el propio tráfico mercantil suele conllevar pagos aplazados en el tiempo.

La otra cara de la moneda, como es lógico, es que también implica que muchos cobros no sean al contado, sino también aplazados en el tiempo.

Sabiendo esta realidad, es muy importante para las empresas contar con los medios necesarios y suficientes para hacer frente al pago de las deudas con vencimiento más inmediato.

Y para determinar hasta qué punto la entidad en cuestión es solvente en este sentido es para lo que sirve el ratio de tesorería o prueba ácida.

 

Corto plazo y largo plazo 

Antes de avanzar quiero hacer una aclaración: a lo largo de este artículo se habla bastante de “corto plazo” y de “largo plazo”. Supongo que tienes clara la diferencia pero si no es el caso aquí te la cuento:

  • Corto plazo es de un vencimiento inferior a un año.
  • Largo plazo es de un vencimiento superior a un año.

 

Definición 

 El ratio de tesorería mide la capacidad de la empresa para hacer frente al pago de aquellas de sus deudas que vencen a corto plazo.

 

Diferencia con el ratio de solvencia 

Aunque los dos ratios ponen de manifiesto el nivel de aptitud de la empresa para poder pagar sus deudas, hay un claro elemento diferenciador entre ambos:

  • El ratio de solvencia compara todo el activo de la empresa con todo su pasivo, es decir, representa la proporción que suponen todos sus bienes y derechos frente a todas sus deudas y obligaciones.Por lo tanto mide su solvencia en general, sin distinguir entre las deudas que vencen a corto plazo de las que vencen a largo plazo, ni entre los bienes que son o pueden ser líquidos de forma rápida de aquellos que no lo son.
  • El ratio de tesorería, sin embargo, sólo contempla las deudas a corto plazo y las compara con los recursos de la empresa que son líquidos o pueden serlo de forma rápida. Por lo tanto, mide su solvencia más inmediata.

 

Ratio de tesorería: fórmula, interpretación y valores óptimos 

 

Aplicando la fórmula que a continuación puedes ver es muy fácil  calcular este ratio. Y si sigues leyendo no tendrá problemas ni con su interpretación ni con determinar si el resultado es un valor óptimo.

 

También te puede interesar:

 Contabilidad básica: primeros pasos

Lista de Programas de Contabilidad (con precios)

Cómo elegir un Máster en Contabilidad

Acreedor

Fórmula 

El ratio de tesorería se calcula aplicando la siguiente fórmula:

Ratio de Tesorería  =   Disponible + Realizable / Pasivo Corriente

Los importes que necesitas para aplicarla están en el balance de situación de la empresa y cada partida hace referencia a lo siguiente:

  • Disponible.- Es el líquido de la empresa: el dinero.
  • Realizable.- Son los bienes y derechos que se pueden convertir en dinero con mucha rapidez: los clientes y deudores a corto plazo y las inversiones financieras a corto plazo también.
  • Pasivo corriente.- Son las deudas y obligaciones que vencen a corto plazo.

Si el disponible o el realizable te plantean dudas sólo tienes que tener en cuenta lo siguiente:

Disponible  +  Realizable  =  Activo corriente  –  Existencias

 

 

alt-ratio-tesoreria

 

Interpretación 

 El ratio de tesorería indica cuantos euros dispone la empresa entre el dinero contante y los bienes y derechos que se pueden hacer líquidos de forma rápida por cada euro que tiene de deuda que vence a corto plazo.

Por ejemplo, si el ratio de tesorería es igual a 2,30 quiere decir que la entidad cuenta con 2,30 euros entre dinero y bienes de rápida liquidez por cada euro que tiene de deuda a corto plazo.

 

Valores óptimos 

La mayoría de los expertos coinciden en que el valor óptimo del ratio de solvencia está en torno a 1, lo que significa que el importe total del disponible más el realizable debe ser similar al montante de las deudas a corto plazo.

Esto implica que:

Si el ratio es inferior a 1,00 indica que la sociedad tiene un nivel de solvencia a corto plazo de la entidad que no es suficiente, y mientras más bajo sea más dificultad va a tener para pagar sus deudas que vencen a corto plazo.

Si el ratio es mayor de 1,00 pone de manifiesto la posible existencia de activos improductivos.

Al margen de lo señalado, hay que tener en cuenta que estos valores óptimos se establecen con carácter general pero es muy importante tener en cuenta que pueden variar en función del sector al que pertenezca la empresa, la situación económica por la que se atraviese o las características propias de la entidad en cuestión.

 

Ejemplos de ratio de tesorería 

 A continuación te propongo dos ejemplos que te ayudarán a entender todo esto un poco mejor.

 

Ejemplo 1 

 A la entidad “Marco Antonio, S.L.” le ha surgido la oportunidad de adquirir participaciones en una empresa a muy buen precio pero con el compromiso de mantenerlas por un plazo superior a tres años. Está muy interesada pero no quisiera perjudicar su solvencia inmediata, por eso necesita saber si tiene liquidez suficiente como para hacer frente a una inversión a largo plazo.

Se pide calcular e interpretar su ratio de tesorería a partir de los siguientes datos:

 

Inmovilizado intangible

2.000

Capital social

20.000

Inmovilizado material

5.000

Reservas

8.000

Existencias

13.000

Deudas a largo plazo

20.000

Clientes

14.000

Deudas a corto plazo

35.000

Inversiones financieras a corto plazo

19.000

Tesorería

30.000

Total Activo

83.000

Total Patrimonio Neto y Pasivo

83.000

 

Ratio de Tesorería  =  Disponible +  Realizable  /  Pasivo Corriente

30.000     +  33.000       /      35.000           =    1,80

El valor óptimo de este ratio está en torno a 1,00. Como en este caso su importe es 1,80 indica que la empresa tiene bastante alta la cuantía de sus activos más líquidos (63.000 euros), por lo que puede hacer frente a la inversión a largo plazo que desea siempre que la cantidad que invierta no exceda los 28.000 euros.

 

Ejemplo 2 

 “Cleopatra, S.A.” es una empresa egipcia que se dedica al transporte marítimo por el Mediterráneo. En los próximos meses va a acometer una serie de reformas en sus instalaciones y para financiarlas va a solicitar un préstamo por importe de 400.000 euros. Antes de presentar la documentación a la entidad de crédito quiere saber si el valor de su ratio de tesorería es el adecuado para decidir sobre el plazo de devolución de la deuda que va a contraer.

Teniendo en cuenta que al ser una empresa de servicios no cuenta con existencias, las partidas de su balance de situación son las siguientes:

 

Activo no corriente

20.000.000

Patrimonio neto

5.000.000

Activo corriente

9.000.000

Pasivo no corriente

12.000.000

Pasivo corriente

12.000.000

 

Ratio de Tesorería  =  Disponible  +  Realizable  /  Pasivo corriente

9.000.000     /    12.000.000    =   0,75

0,75 está por debajo de lo que se considera un valor óptimo del ratio de tesorería (que es 1,00), por lo tanto la empresa no sólo tendrá que financiar a largo plazo la reforma que quiere realizar sino que debería, también, ajustar la proporción entre su activo corriente y su pasivo corriente. Para ello podría negociar el plazo de devolución de parte de la deuda que tiene a corto plazo y pasarla a largo o aumentar su liquidez con aportaciones de los socios, por ejemplo.

 

Y hasta aquí llegamos. Como te dije al principio de este post hemos visto todos los aspectos del ratio de tesorería (prueba ácida o “ácid test”): su definición, fórmula, interpretación, valores óptimos, ejemplos….

Espero que te sea de utilidad.

Si te ha gustado compártelo
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin
Buffer this page
Buffer
Email this to someone
email