La Retribución Flexible: Cómo Ahorrar Dinero en tu Nómina Trabajando

La retribución flexible ha venido para quedarse. Y no es algo que naciera ayer, ojo, pero sí que es algo que está experimentando un auge importante como consecuencia del aumento de la aplicación de la tecnología a las distintas facetas y aspectos del mundo empresarial.

Esto es una muy buena noticia, porque las ventajas que supone tanto para la empresa como para el trabajador son importantes. En este artículo te explicamos qué es exactamente la retribución flexible y cuáles son sus ventajas. Y lo haremos centrándonos en una de sus formas más extendidas: el ticket restaurante.

 

Qué es la retribución flexible 

Podemos definir la retribución flexible como la posibilidad que tiene el trabajador de percibir parte de su sueldo en forma de bienes o servicios en lugar de en dinero.

Por ejemplo: la empresa habilita, dentro de sus instalaciones, un espacio como guardería y establece que el precio de que los hijos de los empleados pasen allí el tiempo que dura la jornada laboral sea de 100 euros al mes.

Pues bien, a quienes hagan uso de ese servicio (que debe ser voluntario) se les descontarán esos 100 euros de sus nóminas. Los cobrarán de menos porque con ellos han pagado el servicio de guardería.

Y lo interesante de esta figura es que, si se cumplen determinados requisitos (que veremos al hablar del ticket restaurante), tiene un tratamiento fiscal bastante ventajoso.

Diferencias con la retribución en especie 

La retribución en especie supone la utilización para fines particulares de bienes de la empresa, y ello de forma gratuíta o por un valor inferior al de mercado. Por ejemplo, el uso del coche de empresa.

Sin embargo,  en la retribución flexible el trabajador destina parte de su sueldo, si quiere, al consumo de los bienes que están a su disposición (la guardería que hemos visto, por ejemplo). 

En este caso es decisión del trabajador cobrar menos en dinero a cambio de disfrutar del servicio mientras que en el caso del coche de empresa, por ejemplo, no podrá elegir esta forma de retribución porque será “obligatoria”.

Y muy importante: el tratamiento fiscal también es diferente en cada caso, porque la retribución flexible puede estar exenta de tributación pero la que es en especie no.

El ticket restaurante como retribución flexible 

Dentro de los planes de retribución flexible tal vez sea el ticket restaurante la figura más utilizada.

Se trata de la posibilidad que tiene el trabajador de comer en restaurantes o establecimientos similares pagando con esos tickets, de forma que su importe le será descontado de la nómina.

Un aspecto muy atractivo de esta forma de cobrar parte del sueldo es el tratamiento fiscal que conlleva y es que está exento de tributación en IRPF siempre que se cumplan los siguientes requisitos:

  • No puede superar el 30% del salario.
  • El importe diario no puede ser mayor de 11 euros.
  • No puede tratarse de una dieta por desplazamiento (exenta ya de por sí).

El trabajador decidirá si quiere hacer uso de esta posibilidad o no, sabiendo que si consume tickets restaurante por importe de 150 euros al mes, por ejemplo, (y siempre que cumpla los requisitos anteriores) no tendrá que tributar por esa parte de su sueldo en su declaración de la renta ni estará sujeto a retención.

El ticket restaurante y la tecnología 

Como hemos dicho al principio, el empleo de la tecnología ha revolucionado la implementación de la retribución flexible en general y de los tickets restaurantes en particular.

Una de las empresas punteras en ese sentido es Cobee: proporciona una tarjeta y una app que el trabajador podrá utilizar en cualquier establecimiento (si, cualquiera, incluso en máquinas de vending)  que no es necesario recargar, que muestra un informe de ahorro fiscal actualizado… Realmente nada que ver con el vale en papel y muy por encima de otras tarjetas de este tipo. 

 

Por qué interesa al trabajador 

El uso del ticket restaurante interesa al trabajador, fundamentalmente, por el beneficio fiscal que comporta.

Todos tenemos que destinar parte de nuestro sueldo a comer a diario, y si gracias a este sistema conseguimos un ahorro fiscal pues mucho mejor.

 

Por qué interesa a la empresa 

La empresa se ve beneficiada con este tipo de retribuciones porque está ofreciendo un beneficio al trabajador sin un coste añadido para ella.

Esto la hace ser más competitiva a la hora de contratar empleados y poder contar con una plantilla más satisfecha con sus condiciones laborales.

Como puedes ver, las ventajas para ambas partes son muy interesantes. Y, desde luego, es una opción a tener muy en cuenta para las empresas.