Qué es la Tasación de un Inmueble y Cuándo es Necesaria

El concepto de la tasación del inmueble se ha extendido ante la reactivación del sector inmobiliario y el aumento de la demanda por parte de las empresas de adquirir nuevos locales comerciales.

En este artículo el autor invitado Andreas Valero nos explica en qué consiste exactamente, cuándo es necesaria, como se consigue y qué datos recoge.

¿Qué es la tasación de un inmueble?

La tasación del inmueble consiste en saber la valía real de una vivienda, una nave industrial, unas oficinas etc. Su principal objetivo es poder acreditar el valor monetario que tiene ese bien, ya sea ante una entidad pública, privada o incluso por la propia iniciativa de una persona física.

Aunque la mayor parte de la sociedad no conozca la importancia de la tasación de un inmueble, son muchas las ocasiones en la que es necesaria, ya que en cualquier operación de venta o compra puede ayudar a ambas partes a realizar una transacción económica eficiente.

¿En qué situaciones es necesaria la tasación de un inmueble?

Existen una infinidad de situaciones que exigen la realización de una tasación de una vivienda u otro tipo de inmueble, pero existen algunos contextos que son los más habituales.

Una de las situaciones más comunes es la de conocer el valor de un inmueble propio para contabilizar el patrimonio económico del que dispone una empresa. Es decir, a la hora de hacer un inventario una empresa necesita conocer el valor de todos sus bienes y eso incluye también el espacio donde realiza su actividad.

Otro de los contextos más comunes que requieren el documento de la tasación del inmueble es en los trámites de solicitud de una hipoteca. A la hora de pedir un préstamo para efectuar la compra de un bien inmueble es imprescindible que el prestamista conozca el valor real de ese espacio para saber que la cantidad hipotecada se basa en unas cifras reales.

Además, la tasación del inmueble es muy importante a la hora de poner a la venta cualquier vivienda, espacio industrial o local comercial, ya que dicho informe permitirá al vendedor conocer el valor del bien raíz en el momento determinada que se va a poner a la venta y conocer la cantidad que puede pedir por él para sacar el mejor rendimiento posible.

 

Tal vez te interese:

Factoring: definición

Qué es el descuento de pagarés

tasacion-de-un-inmueble

¿Cómo conseguir la tasación de un inmueble?

Hoy en día con el auge de internet existe una infinidad de calculadoras online que permiten estimar una valoración de cualquier inmueble. Aunque dependiendo del contexto y de lo exacta que necesitemos que sea la tasación puede ser más conveniente acudir a un especialista del sector inmobiliario que pueda realizar una tasación del inmueble más profesional.

Por norma general, el documento de la tasación del inmueble suele estar elaborado por profesionales de este sector como un arquitecto, debido a la complejidad de las informaciones que se deben tener en cuenta. Por ejemplo, en el caso de los banco son ellos quienes imponen sus propios tasadores.

El valor que se calcula se da siempre en moneda nacional y debe estar contextualizado, es decir, debe reflejar la fecha en la que se ha realizado el informe.

 

¿Qué datos recoge la tasación del inmueble?

Este documento recoge todo tipo de informaciones que se entienden como las variables que hacen que aumente o disminuya el valor de cualquier inmueble.

  1. Informaciones Fiscales: Para realizar el informe de tasación se debe tener en cuenta los impuestos y tributos a los que está sometido dicho inmueble. Como por ejemplo el IBI.
  2. La Ubicación: Por ejemplo en el caso de un edificio tienen más valor aquellos que están orientados al sur y los de los pisos más altos. Además se tiene en cuenta los servicios próximos al inmueble como: servicios médicos, escolares, de ocio, de transporte etc.
  3. La Superficie: Se tiene en cuenta tanto el número de metros cuadrados, como la forma en la que estos están repartidos. Es decir, si tiene trasteros, garaje, terrazas etc.
  4. Calidad de los materiales de construcción y Antigüedad: Estos dos factores van de la mano, ya que un inmueble puede tener más años, pero que la calidad de sus materiales le permitan estar en mejor estado que uno mas nuevo pero que se haya construido con materiales de menor calidad.

 

 

CONTABILIDAE