Venta de Mercaderías en Contabilidad: Asientos y Ejemplos

¿Quieres aprender a hacer asientos de venta de mercaderías como un pro? Si es así, estás en el sitio indicado, porque en este artículo encontrarás la estructura de los distintos tipos de apuntes, ejemplos, ejercicios …

¿Qué son las ventas en contabilidad? 

En contabilidad, las ventas de mercaderías son las entregas de bienes que constituyen la actividad habitual de la empresa.

Esta definición contiene dos elementos clave:

  • Debe tratarse de la entrega de un bien.

Cuando hablamos de ventas nos estamos refiriendo a productos, tanto si los ha fabricado o producido la empresa como si los ha comprado a terceros para comercializarlos.

Pero si lo que se entrega es un servicio no se contabiliza como venta sino en la cuenta 705 Prestaciones de servicios (por ejemplo, un diseño, un asesoramiento jurídico, una actuación musical, un diagnóstico médico, …).

  • Dicha entrega ha de constituir la actividad habitual de la empresa.

“Habitual” no quiere decir “única”, sino que significa que es un negocio al que la entidad se dedica de forma continuada. Se pueden tener muchas actividades habituales y todas las entregas de bienes que se realicen en ellas se considerarán ventas. Por ejemplo, puedo tener un negocio en el que vendo bicicletas y también sus piezas de recambio: son dos actividades habituales y principales.

Sin embargo, si se hace alguna entrega de forma ocasional ya no se considera una venta. Por ejemplo, una empresa del sector de la fruta vende un local de su propiedad. Como su negocio no son los inmuebles esta enajenación no tiene la consideración de venta de mercaderías.

A considerar al contabilizar las ventas de mercaderías 

Tratamiento de los gastos inherentes a la venta 

Los gastos inherentes a la venta de mercaderías se contabilizarán en la cuenta del grupo 6 que corresponda.

Por ejemplo, 624 Transportes, 625 Primas de seguros,

[Es diferente al tratamiento que se le dan a los gastos relativos a las compras, que se contabilizan como mayor importe de la compra (en la cuenta 600 Compra de mercaderías)].

 

Tratamiento de los descuentos 

Los descuentos sobre ventas tienen un tratamiento contable diferente en función de si están incluidos o no en la propia factura de la operación, de forma que:

  • Los descuentos incluidos en la factura se contabilizarán como menor importe de la venta.
  • Los descuentos concedidos en un momento posterior a la venta, y por ello no incluidos en la factura, se contabilizarán en las cuentas específicas que el plan contable contiene para estos casos y que veremos a continuación.

Cuentas que intervienen en su contabilización 

Las cuentas específicas que el plan general de contabilidad contiene relativas a la venta de mercaderías son:

  • 700 Ventas de mercaderías

En ella se anota el importe de la entrega realizada y aparece en el haber del apunte.

  • 477 H.P. IVA repercutido

Cuando la operación está sujeta y no exenta de IVA (lo que es la mayoría de los casos) el IVA que debe cobrar la empresa al cliente se registra en esta cuenta.

Se abona (se anota en el haber) en el asiento de venta.

  • 430 Clientes

Es la cuenta que se utiliza para contabilizar las ventas a crédito (es decir, las que no se cobran en el momento) y reflejan la deuda que con la empresa tiene el cliente.

Al ser una cuenta de activo (por ser un derecho) nace y crece por el debe, por lo que en el asiento de la venta estará cargada.

  • 706 Descuentos sobre ventas por pronto pago

Se utiliza para contabilizar los descuentos que la empresa concede al cliente por realizar éste el pago antes de una fecha determinada y siempre que no esté incluido en la factura.

Se coloca en el debe del asiento.

  • 708 Devoluciones de compras y operaciones similares

Cuando se produce una devolución de mercancía no se utiliza la cuenta 700 para anular la operación sino que se emplea ésta 708.

También es la indicada para contabilizar cualquier descuento que no sea por pronto pago o por rappel (ambos tienen su propia cuenta) como por ejemplo los que se producen por incumplimiento en las condiciones del pedido, roturas, etc. Siempre, por supuesto, que se concedan en un momento posterior al de la emisión de la factura.

Su posición en el apunte es el debe.

  • 709 Rappels por compras

Un rappel es un descuento que se aplica por haber alcanzado un determinado volumen de compras.

Se cargará esta cuenta al registrarlo contablemente.

 

¿Ventas es activo o pasivo? 

Las cuentas de activo son las que representan los bienes y derechos de la empresa mientras que las de pasivo muestran las deudas y obligaciones de las que es titular.

Diferentes a estas cuentas patrimoniales son las de gestión, que son las cuentas que se utilizan para contabilizar las compras y gastos por un lado (grupo 6 del plan contable) y las ventas e ingresos por otro (grupo 7). No reflejan ningún elemento patrimonial.

Por tanto, “ventas” no es ni de activo ni de pasivo sino que se trata de una cuenta de gestión. 

Este tipo de cuentas no aparecen en el balance de situación sino que forman parte de la cuenta de pérdidas y ganancias porque son las que determinan el resultado de la actividad.

IVA y asiento de venta 

El Impuesto sobre el Valor Añadido grava todas aquellas entregas de bienes y prestaciones de servicios que no estén excluidas expresamente por la legislación vigente.

Nosotros vamos a trabajar con este impuesto, pero en los casos en los que sea necesario contabilizar una operación exenta o no sujeta a IVA la estructura de los asientos a utilizar es la misma que veremos a continuación salvo que no aparecerá, como es lógico, la cuenta 477.

 

Tal vez también te interese:

Tipos de cuentas en contabilidad

Asientos de compra de mercaderías

Asientos contables

 

Estructura y ejemplos de distintos tipos de asientos de ventas 

Asiento de venta al contado 

Vender al contado significa que la operación se cobra en el momento por cualquier cuenta de tesorería, ya sea por Caja (cuenta 570) o por banco (572).

La estructura del asiento contable es:

Total

(57) Tesorería a (700) Ventas de mercaderías Base imponible
a (477) H.P. IVA repercutido

IVA

Ejemplo

La empresa realiza una venta por importe de 2.000 euros más IVA (21%) y lo cobra en efectivo.

En contabilidad haremos es siguiente asiento:

2.420

(570) Caja a (700) Ventas de mercaderías 2.000
a (477) H.P. IVA repercutido

420

 

Asiento de venta a crédito 

Vender a crédito supone dejar pendiente de cobro la cantidad generada con la operación y para reflejar la deuda que el cliente tiene con la empresa se emplea la cuenta 430 Clientes.

El apunte contable es:

Total

(430) Clientes a (700) Ventas de mercaderías Base imponible
a (477) H.P. IVA repercutido

IVA

 

Ejemplo:

Se vende mercancía por importe de 1.700 euros más IVA al 10%. Queda pendiente de cobro:

1.870

(430) Clientes a (700) Ventas de mercaderías 1.700
a (477) H.P. IVA repercutido

170

Asiento de venta con gastos 

Recuerda: los gastos directamente relacionados con la venta de mercancía se contabilizarán en la cuenta del grupo 6 que corresponda según su naturaleza. La contabilización de la venta en sí no plantea ninguna particularidad.

Ejemplo

Hacemos una venta por importe de 75.000 euros más 21% de IVA. La empresa de transportes nos cobra 1.200 euros más IVA y contratamos un seguro por importe de 350 euros (operación exenta de IVA). La factura la cobraremos dentro de tres meses pero los gastos los pagamos mediante transferencia bancaria.

Los apuntes contables a realizar son:

Por la venta:

90.750

(430) Clientes a (700) Ventas de mercaderías 75.000
a (477) H.P. IVA repercutido

15.750

Por los gastos de transporte:

1.200

(624) Transportes
252 (477) H.P. IVA repercutido a (572) Bancos

1.452

Por los gastos del seguro:

350

(625) Primas de seguros a (572) Bancos

350

Cuando se produzca el cobro del cliente:

90.750

(572) Bancos a (430) Clientes

90.750

Asiento de venta con descuento 

Incluido en factura 

Ya hemos dicho que en contabilidad los descuentos incluidos en la factura minorarán el importe de la venta, por lo que la estructura del asiento a realizar no varía: sólo hay que tener en cuenta la obligatoriedad de restar el descuento de la base imponible de la operación.

Ejemplo

Vendemos una partida de mercancía por importe de 90.000 euros (más IVA al 21%) y en la propia factura practicamos un descuento del 10% en concepto de rappel. El cobro de la operación queda pendiente.

98.010

(430) Clientes a (700) Ventas de mercaderías 81.000
a (477) H.P. IVA repercutido

17.010

 

No incluido en factura 

Cuando los descuentos se conceden en un momento posterior a la emisión de la factura se contabilizan en las cuentas específicas que el plan contiene para ello. Por lo tanto, la estructura del asiento de venta no varía y la del descuento es:

Importe del descuento

(706)/(708)/(709) Cuenta del descuento
Importe IVA (477) H.P. IVA repercutido a (430) Clientes

Total

Ejemplo

Comunicamos al cliente del ejemplo anterior que si se compromete a realizar el pago del total que nos debe en un plazo inferior a 10 días le haremos un descuento de 2.000 euros. El cliente acepta la propuesta por lo que los asientos a realizar serán:

Por el descuento:

2.000

(706) Descuento sobre ventas por pronto pago
420 (477) H.P. IVA  repercutido a (430) Clientes

2.420

Por el cobro:

95.590

(572) Bancos a (430) Clientes

95.590

Asiento de devolución de mercancía vendida 

La cuenta a utilizar es la 708 Devoluciones de ventas y operaciones similares, que también se utiliza para contabilizar los descuentos que se produzcan por mercancía en mal estado o incumplimiento de las condiciones contractuales. Como ya sabemos, siempre y cuando no estén incluidos en la factura de venta.

La estructura del apunte es

Importe de la devolución

(708) Devoluciones de ventas y operaciones similares
IVA (477) a (430)  Clientes

Total

Ejemplo

Uno de nuestros mejores clientes decide devolver íntegramente su último pedido que ascendía a 15.000 euros más IVA al 10%:

15.000

(708) Devoluciones de ventas y operaciones similares
1.500 (477) a (430)  Clientes

16.500

 

Asiento de venta con anticipo de clientes 

Los anticipos de clientes son cantidades recibidas en un momento anterior a la venta, de forma que el cliente ya ha pagado parte de su importe. 

Esto supone que del precio final habrá que descontar lo que ya se cobró, por lo que al contabilizar la transacción se cancelará la cuenta del anticipo que se creó cuando se anotó la entrada de dinero.

Ejemplo

Un cliente nos encarga unas piezas a medida por valor de 60.000 euros y para gestionarlo le pedimos un anticipo de 15.000. Los cobros se hacen por banco y la operación está gravada con IVA al 10%.

Los asientos a realizar serán:

Por la entrega del anticipo:

16.500

(572) Banco a (438) Anticipos de clientes 15.000
a (477) H.P. IVA repercutido

1.500

Por la venta:

49.500

(572) Bancos

15.000

(438) Anticipos de clientes a (700) Ventas de mercaderías

60.000

a (477) H.P. IVA repercutido

4.500

 

Supuestos resueltos 

A continuación te dejo el enlace a otro artículo con ejercicios resueltos:

Ejercicios de  venta de mercaderías resueltos

Y hasta aquí llego con este artículo sobre todo lo relativo a la venta de mercaderías en contabilidad. Espero que te haya sido de utilidad.