Tu web de Contabilidad 


En este blog encontrarás material para aprender contabilidad y temas relacionados con la empresa

Te recomiendo estos artículos:

1

No es fácil elegir un máster ¿Verdad? Este artículo te ayudará a aclararte las ideas y ver las opciones que hay.

2

Programas de contabilidad hay muchos en el mercado. ¿Quieres ver una lista con características y precios? 

3

Asientos contables simples y básicos. Te propongo 20 ejercicios y algunos ejemplos para que te sitúes.

4

184 Ejercicios de contabilidad resueltos. Agrupados en diferentes materias. Sobran las explicaciones.... 

Soy Eva Zamora, y te doy la bienvenida a Contabilidae. com: mi web de contabilidad y de temas relacionados con la empresa.

En el blog encontrarás mucho material que está redactado con la intención facilitar la comprensión de los temas que se desarrollan y que, muchas veces, resultan bastante confusos para aquellos que no suelen manejar estas materias.

Porque ese es el objetivo principal de este sitio: que cualquier persona, independientemente del nivel de conocimientos que tenga, pueda entender perfectamente la idea que se esté tratando en cada artículo.

Y para conseguirlo he huido, en la medida de lo posible, de los tecnicismos que a veces resultan tan confusos y he intentado usar un vocabulario más sencillo y coloquial. Considero importante ir directo al grano, sin incluir mucha paja, y explicarlo todo con ejemplos.

Estoy contenta con el resultado, la verdad, porque creo que verdaderamente ayuda a los lectores y eso me satisface, incluso en aquellos casos puntuales (pocos) en los que he considerado más conveniente apartarme un poco del rigor técnico que algún purista en la materia puede echar en falta…

Otro de los retos que me propuse al iniciar este proyecto era que preparar contenido que permitiera aprender contabilidad a todo aquel que lo deseara.  Modestia aparte, puedo decir que también lo he conseguido y sobradamente además, porque:

Aquí puedes aprender contabilidad​

Dicho así suena bien, pero en realidad es aún mejor porque:

· Puedes aprender contabilidad desde cero.

· Puedes aprender contabilidad paso a paso.

· Puedes aprender contabilidad gratis.

· Puedes aprender contabilidad fácilmente.

Pero…. Si, hay un pero (como casi siempre en la vida), porque no te quiero engañar:

· No puedes aprender contabilidad sin esfuerzo.

· No puedes aprender contabilidad si no trabajas.

· No puedes aprender contabilidad de un día para otro.

Es lo que hay.

¿Qué tipo de contabilidad? Financiera y para PYMES

Para situarte correctamente debes saber que la contabilidad de la empresa se divide en dos grandes ramas:

· La contabilidad financiera

· La contabilidad analítica o de costes

Contabilidad financiera

La diferencia entre una y otra te la explico claramente y con ejemplos en este artículo, pero a grandes rasgos podemos decir que:

La contabilidad financiera es la que se encarga del registro de las operaciones económicas que realiza la empresa.

Su objetivo es elaborar los estados financieros de la entidad, y éstos lo que muestran es una especie de “fotografía” de la situación de la empresa.

La contabilidad analítica, sin embargo, se utiliza para determinar el coste de un producto o departamento. El resultado sólo interesa a la empresa en sí.

Las sociedades y cierto tipo de entidades están obligadas a llevar la contabilidad financiera de su actividad económica. Por el contrario, la contabilidad analítica es completamente voluntaria.

Actualmente, todos los artículos de contabilidad que contiene este blog tratan sobre contabilidad financiera.

Contabilidad financiera y de sociedades 

“Financiera” y “de sociedades” son términos que a menudo suelen aparecer unidos, sobre todo en títulos de manuales y cursos de contabilidad.

Debes saber que al hablar de contabilidad de sociedades nos estamos refiriendo a aquella parte de la materia que se refiere a las operaciones propias de las sociedades mercantiles, es decir, aquellas operaciones que sólo realizan sociedades mercantiles: constitución, ampliación o reducción de capital, fusiones, escisiones, emisión de obligaciones, …..

Pero se trata de registrar contablemente ese tipo de acontecimientos, con lo cual estamos dentro de lo que es la contabilidad financiera.

Como ya te he dicho antes, la gran división de la contabilidad de la empresa es la que distingue entre contabilidad financiera y analítica.

Y la contabilidad de sociedades sólo es una parte dentro de la contabilidad financiera, y que se llama así porque engloba esa serie de operaciones tan específicas.

Contabilidad para PYME

Como la contabilidad analítica es “interna”, cada empresa puede llevarla según su criterio.

Esto no ocurre con la contabilidad financiera: los estados contables que se elaboran con ella deben tener una estructura determinada y todos los apuntes que se realizan para anotar las operaciones se deben hacer de una manera muy concreta.

La normativa que regula en España la contabilidad financiera es el Plan General de Contabilidad.

Y existen dos tipos:

· Plan general de contabilidad.

· Plan general de contabilidad para Pymes, 

La aplicación de uno u otro depende de si la entidad supera o no unos importes que se refieren al valor de su activo, el volumen de negocio y la cantidad de trabajadores, siendo aplicable el plan de PYMES, como es lógico, a aquellas de menor tamaño.​

En Contabilidae.com aplicamos el plan general de contabilidad para pymes, por lo que todo el contenido te puedes encontrar es válido sólo para la Pequeña y Mediana Empresa.


¿Y cómo vas a aprender contabilidad?

Estudiando, por supuesto.

Créeme que si hubiera otra manera más cómoda la pondría a tu disposición pero no se ha inventado todavía.

En el blog hay recursos que te facilitarán la labor: encontrarás artículos de dos tipos, básicamente:

· Los que tratan sobre conceptos contables.

· Los que contienen ejercicios resueltos de una determinada materia.

Incluso los primeros, que son de teoría, están muy orientados a la práctica, y siempre contienen ejemplos que facilitan su comprensión.

Empieza por aquí:

Dos hábitos que tienes que incluir en tu rutina

Te recomiendo encarecidamente que si verdaderamente quieres aprender contabilidad la mejor forma de hacerlo es acostumbrándote desde el principio a lo siguiente:

· A usar el Plan General de Contabilidad

· A practicar con ejercicios

Me explico:

El Plan General de Contabilidad

La contabilidad implica la realización de asientos contables y aprender a contabilizar es principalmente eso: aprender a hacer asientos.

Luego hay que hacer otras cosas, claro, pero siempre serán partiendo de los datos que se han registrado primero mediante los apuntes de contabilidad.

Pues bien, para hacer los asientos debes usar el plan general de contabilidad. Desde el principio. Lo mismo que coges un papel y un lápiz acostúmbrate a coger el plan general de contabilidad.

Y a usarlo, claro.

Más arriba te he dejado un enlace hacia un artículo donde te enseño a manejarlo e insisto en su importancia, pero aquí no puedo dejar pasar la oportunidad de recalcarlo: para aprender a contabilizar necesitas un plan general de contabilidad.

Es bastante habitual utilizar el cuadro de cuentas, pero eso no es suficiente.

El cuadro te sirve para buscar la cuenta que tienes que utilizar pero nada más. Es en el plan de contabilidad donde encontrarás “como” usar esa cuenta que has encontrado en el cuadro, cuándo tienes que anotarla en el debe y cuando en el haber, y cuál debe ser su contrapartida.

Es decir, si sigues las indicaciones de la parte quinta del plan general de contabilidad tienes el asiento prácticamente hecho.

Haz la prueba y verás.

La Práctica

La contabilidad es una materia práctica y, como cualquier otra de esa naturaleza, se aprende practicando.

Es muy, muy, muy importante que hagas ejercicios porque es la forma de asimilar los contenidos y de poder luego contabilizar sólo.

Todos los ejercicios que puedes encontrar en el blog están resueltos y el comprobar la solución te será de bastante utilidad.

Te recomiendo estos dos artículos: el primero contiene​ una serie de ejercicios muy básicos con los que podrás practicar con el cargo y el abono de una variedad de cuentas, y el segundo es una recopilación de todos los supuestos que contiene el blog.

Formación en contabilidad 

Si decides formarte por tu cuenta y no tienes conocimientos previos te animo a que empieces con este artículo "Aprender contabilidad desde cero”  te será muy útil porque contiene los conceptos más básicos de la materia, con lo que conseguirás una base firme y sólida sobre la que seguir avanzando.

Si por el contrario decides recurrir a algún curso de pago también tengo algunos post que te pueden interesar. Te destaco los siguientes (más abajo tienes los enlaces):

1.- Curso de contabilidad

A la hora de formarte es muy importante que elijas bien porque cursos hay muchos y de muchas clases.

Y con elegir bien me refiero a que debes considerar dos aspectos diferentes:

  • Por un lado, el curso que escojas debe ser el que verdaderamente necesites y para hacerlo deberás tener muy claro el objetivo que persigues.

  • Y por otro, también debes ser consciente de tu perfil y tus circunstancias para no equivocarte en el formato: de nada sirve que te matricules en algo que no vas a terminar.

De este tema trata el post que te enlazo más abajo y también sobre:

  • Los beneficios que puedes obtener al aprender contabilidad si eres empresario o si estás desempleado.

  • Una serie de cursos que te pueden interesar.

  • Un descuento del que puedes disfrutar por ser lector de este blog.

2.- Máster en contabilidad

Al principio de esta página tienes el enlace a un artículo muy indicado si te decantas por la opción de hacer un máster.

No te lo pierdas porque también contiene la posibilidad de disfrutar de un suculento descuento.

3.- Qué es un MBA y para qué sirve

¿Oyes hablar de MBA pero no sabes muy bien qué es o para qué sirve? Te lo aclaro sin problema.

4.- Máster online

Personalmente me gusta bastante todo lo online, y la formación en contabilidad también la prefiero de esa manera.

Pero soy consciente de que no es la idónea para todo el mundo. ¿Lo es para ti? Compruébalo en el artículo que dedico a esta cuestión.


 

No todo es contabilidad en esta web 

Efectivamente, no todo es contabilidad en esta web. También se tratan de otros temas relacionados con la empresa o con la economía.

Conceptos como la inflación, el apalancamiento financiero, el fondo de maniobra, el interés legal o las retenciones de IRPF también se tratan de forma fácil de entender y con ejemplos. O las distintas clases de impuestos, el umbral de rentabilidad, la deflación, el recargo de equivalencia o las distintas clases de administradores de una sociedad.

Aquí te dejo una muestra:



Entrando en harina

Ya que tienes una idea bastante aproximada de lo que puedes encontrar en este blog, vamos a empezar a situarnos un poco en su materia principal.

Para eso, a continuación, veremos qué es la contabilidad, cuál es su utilidad, cuándo hay que llevarla obligatoriamente o cómo se trabaja con ella en la práctica.

Vamos a ello.

La contabilidad: definición, para qué sirve y cuándo es obligatoria llevarla

Definición de contabilidad

Cualquier persona o entidad que maneja fondos lleva un control de su movimiento: la cantidad de dinero que entra, la que sale, a donde va, cuándo, de qué manera ….

Ese control se puede realizar de cualquier forma: ya sea mentalmente, en una hoja de cálculo, en un programa específico, en una libreta, o de cualquier manera que se estime oportuno.

Pero cuando se trata de una empresa lo ideal es hacerlo mediante la contabilidad.

Es más, en los casos en los que la empresa cumple una serie de requisitos (que veremos más adelante), es obligatorio llevar la contabilidad, se quiera o no.

Y esto implica hacerlo de una forma determinada y sistemática, siguiendo las pautas que marca la normativa y reflejando la situación real de la entidad.

Con esto creo que cualquiera puede entender más o menos lo que es la contabilidad, pero aquí tienes una definición algo más precisa:

La contabilidad es el resultado de registrar, de la forma ordenada y sistemática que marca la normativa, todas las operaciones económicas realizadas por la entidad de que se trate durante un período de tiempo concreto.

¿Para qué sirve la contabilidad?

La contabilidad sirve para anotar, ordenar y agrupar los datos de todas las operaciones que se realizan, por lo que la información que se obtiene de ella refleja la situación económica y financiera de la entidad.

De esta forma, consultando la contabilidad de la empresa se puede saber, por ejemplo:

  • Si con su actividad ha obtenido beneficios o pérdidas y en qué cuantía.

  • Si se han realizado inversiones en el ejercicio y de qué tipo.

  • Las deudas que posee y si vencen a corto o a largo plazo.

  • Cuánto dinero en efectivo posee.

  • Cuánto le debe cualquier cliente.

  • A cuánto asciende el coste de personal de la empresa.

  • Cuánto se le ha comprado a un proveedor en concreto.

  • La evolución de los resultados en los últimos años.

  • Cuál es el resultado de la liquidación de IVA

  • Etc.


¿A quién le es útil la información que arroja?

La información que arroja la contabilidad de la empresa es interesante, fundamentalmente, para:

  • El propietario de la entidad (o el responsable de su gestión):

Para establecer estrategias y tomar las decisiones necesarias para gestionar un negocio es fundamental tener conocimiento de la situación real de la empresa. Y sólo con la contabilidad se obtiene esa información que es imprescindible.

  • La Administración:

Hay diferentes impuestos cuyo cálculo se basa en los datos que se obtienen de la contabilidad. Por lo tanto, para poder cumplir de la forma adecuada con las obligaciones fiscales que se derivan de ellos es muy importante que ésta se lleve correctamente.

  • Cualquier persona ajena a ella:

Con sus datos contables, las sociedades mercantiles están obligadas a elaborar las Cuentas Anuales de cada ejercicio económico y a depositarlas en el Registro Mercantil.

El Registro Mercantil es público, lo que significa que cualquier persona puede acceder a la información que en él consta. Así que, por ejemplo, si yo quiero puedo solicitar una copia de las cuentas anuales de sociedad “tal” porque voy a establecer una relación comercial con ella y quiero saber si es solvente o no. O puede que me esté planteando iniciar un negocio y quiero informarme de los resultados de las empresas de ese sector que residen en mi ciudad. O simplemente resulta que soy una frikie y me apetece conocer los datos de las empresas de mis vecinos ….


¿Qué empresas están obligadas a llevar contabilidad?

Según la normativa vigente en España, están obligadas a llevar la contabilidad conforme a lo establecido en el código de comercio las empresas siguientes:

  • Personas físicas (“autónomos”) que determine su rendimiento en el régimen de estimación directa normal.
  • Personas jurídicas (por ejemplo: sociedades limitadas, anónimas, asociaciones que realicen actividades empresariales, …..).

El resto de empresarios o profesionales (aquellos que determinen su rendimiento por el régimen de estimación directa simplificada o mediante el de estimación objetiva -“módulos”-) no tienen que llevar este tipo de contabilidad: están obligados a llevar una serie de libros pero esta obligación es mucho más sencilla de cumplir.


Hablando de sociedades… 

Esta web guarda una estrecha relación con las sociedades mercantiles, en el sentido de que gran parte de su contenido le es de aplicación:

Por una parte, como ya se ha dicho, porque están obligadas a llevar su contabilidad conforme a lo establecido en el código de comercio y un número importante de los artículos aquí publicados versan sobre la contabilidad.

Por otra parte, los temas relacionados con el mundo empresarial y con la economía en general también les afecta directamente y en este blog esta materia también abunda…

La normativa que las regula es la Ley de Sociedades de Capital y he redactado algunos artículos sobre aspectos muy concretos de la misma, con el fin de hacer más comprensible una materia que el lenguaje legal a veces hace que parezca más complejo de lo que en realidad es.

Se han abordado temas como, por ejemplo, qué es el capital social, la prima de emisión o el derecho de suscripción preferente, en qué consiste y como se debe llevar cabo una ampliación o reducción de capital, las dudas más frecuentes que se producen respecto a la actuación de los administradores solidarios o mancomunados…



¿Cómo se lleva, en la práctica, la contabilidad de una empresa?

Cada empresa tendrá establecida su propia rutina de trabajo y eso se reflejará en que su día a día pueda ser diferente de el de otra.

Pero al margen de que el orden que se siga o la periodicidad con que se haga varíen en cada entidad, la llevanza de la contabilidad implica una serie de acciones que, básicamente, se pueden resumir de la siguiente manera:

Contabilización de las facturas emitidas:

Todas las operaciones de venta que realiza la entidad se documentan mediante la emisión de la correspondiente factura que deberá ser entregada al cliente.

Estas facturas emitidas deben anotarse contablemente mediante el asiento correspondiente.

Contabilización de las facturas recibidas:

Por los gastos en los que incurra la empresa en el ejercicio de su actividad recibirá las facturas que los reflejen.

Estas facturas recibidas deben anotarte en la contabilidad mediante la realización de los asientos contables que correspondan.

Contabilización de las nóminas, seguros sociales y demás gastos de personal:

Si la empresa cuenta con trabajadores deberá reflejar en su contabilidad todos los gastos que le originen: nóminas, seguridad social, finiquitos, indemnizaciones,….

Conciliación bancaria:

Hay que hacer todos los asientos contables que se desprendan de los movimientos bancarios de cobros y de pagos, de forma que todos los apuntes que figuren en el extracto de la cuenta del banco queden reflejados en la contabilidad.

La conciliación bancaria (también llamada “cuadrar los bancos”) consiste en hacer precisamente eso: que los apuntes y saldos que figuran en la cuenta contable del banco en cuestión coincida exactamente con el extracto que emite la entidad financiera.

Contabilización de cobros y pagos en efectivo:

No todas las operaciones de cobros y pagos se realizan a través del banco, sino que también se utiliza el efectivo en mayor o menor medida.

Todos esos cobros y pagos que se hacen en metálico hay que contabilizarlos y reflejar el saldo que la caja de la empresa arroja en cada momento.

Contabilización de otras operaciones económicas distintas de las anteriores:

Existen otras operaciones diferentes de las mencionadas hasta ahora y de las que también hay que dejar constancia en la contabilidad como por ejemplo los cierres trimestrales de IVA, la distribución de resultados, etc.

​Elaboración de libros registro de IVA:

Paralelamente a todo lo anterior hay que confeccionar, también, los libros registro de IVA: el de Facturas Expedidas y el de Facturas Recibidas.

En realidad, no es una operación que forme parte de la llevanza de la contabilidad propiamente dicha, pero lo menciono aquí por dos motivos:

Por un lado, porque los programas informáticos suelen hacer las dos cosas a la vez.  Y por otro lado, porque es necesario comprobar que los importes de esos libros registro coincidan con los datos que aparecen en la contabilidad.

Comprobación de saldos:

Tan importante como registrar contablemente todas las operaciones es comprobar que los saldos de cada una de las cuentas contables es el correcto: no es nada raro equivocarse y anotar cantidades erróneas o en cuentas que no corresponden.

Operaciones de cierre del ejercicio:

Una vez que acaba el año hay que hacer las operaciones propias de cierre del ejercicio. Fundamentalmente, son las necesarias para que el resultado de la actividad refleje la realidad económica de la empresa y que los datos financieros sean veraces.

A modo de ejemplo podemos citar:  amortización, variación de existencias, reclasificación de deudas, periodificación de ingresos y gastos, deterioro, ……

Elaboración de libros contables y formulación de las cuentas anuales: 

Todo el proceso contable culmina con la elaboración de las cuentas anuales.  También es obligatorio confeccionar los libros oficiales.

Estos libros oficiales se deben presentar en el Registro Mercantil para su legalización, y las Cuentas Anuales deben ser aprobadas por la Junta General y posteriormente depositadas en dicho Registro.

En este punto te pueden interesar los siguientes artículos:

 

Programas útiles para gestionar la empresa

Las empresas necesitan utilizar “herramientas” que les faciliten su gestión y ello, fundamentalmente, por dos motivos:

Por un lado porque están obligadas a cumplir con una serie de obligaciones legales y hacerlo sería muy, pero que muy complicado sin disponer de software específicos. Me refiero, por ejemplo, a la contabilidad, las nóminas y seguridad social de los trabajadores, la facturación, ….

Por otro lado, porque hoy día el control de la información es vital: conocer en profundidad los datos del negocio es fundamental para la toma de decisiones, para comprobar si los resultados son los esperados o para detectar posibles áreas de mejora.

En este sentido, los programas TPV son, para cierto tipo de empresas, una ayuda muy útil.

A continuación te dejo el enlace hacia algunos artículos que contienen una interesante lista de programas, con sus características y el precio de su versión más básica. (El de los programas de contabilidad lo tienes al principio de esta página).

Te interesará saber que en todos ellos hay aplicaciones tanto gratis como de pago:


 

 Estás ante una barra libre de contenidos:¡Sírvete!


...