20 Cuentas de Activo con Explicación Fácil y Ejemplos

Si estás buscando una lista de 20 cuentas de activo con su código aquí la tienes.

Y no sólo eso, sino que en este artículo encontrarás también una explicación clara y sencilla de cada una de esas 20 cuentas de activo y ejemplos que te serán de mucha utilidad para comprender su utilización.

Sólo tienes que seguir leyendo.

20 cuentas de activo con su código 

Antes de nada, y para que te sitúes un poco, debes tener claro que el Activo de una empresa está integrado por todos los bienes y derechos de los que es titular.

Las cuentas contables que integran el activo, por lo tanto, van a reflejar justamente eso: lo que la empresa tiene.

Por otra parte, lo que la entidad debe (las deudas) forman el pasivo y las aportaciones de los socios o los beneficios no distribuidos integran el patrimonio neto. Aquí puedes ver un artículo similar a este pero con 20 cuentas de pasivo

Ya que sabemos un poco mejor de lo que vamos a hablar, a continuación te dejo lo prometido: una lista con 20 cuentas de activo con su código. En el apartado siguiente están las mismas cuentas pero ya con su definición y algunos ejemplos.

1.- Aplicaciones informáticas (206)

2.- Terrenos y bienes naturales (210)

3.- Instalaciones técnicas (212)

4.- Inversiones en construcciones (221)

5.- Valores representativos de deuda a largo plazo (251)

6.- Créditos a largo plazo (252)

7.- Imposiciones a largo plazo (258)

8.- Amortización acumulada del inmovilizado material (281)

9.- Mercaderías (300)

10.- Productos en curso (330)

11.- Clientes (430)

12.- Envases y embalajes a devolver por clientes (437)

13.- Deudores (440)

14.- Anticipos de remuneraciones (460)

15.- H.P. deudora por diversos conceptos (470)

16.- Inversiones financieras a corto plazo en instrumentos de patrimonio (540)

17.- Dividendo a cobrar (545)

18.- Fianzas constituidas a corto plazo (565)

19.- Caja (570)

20.- Bancos (572)

20 Cuentas de activo con su código, definición y ejemplos

Las cuentas contables se definen en el Plan General de Contabilidad  se utilizan de la forma en la que en él se establece.

Para trabajar en esta materia (me refiero a la contabilidad en general)  es muy importante que tengas uno porque te será muy útil consultarlo. Si no es así, en este enlace puedes acceder al publicado en el BOE.

Pero no me enrollo más: aquí tienes las definiciones de las 20 cuentas anteriores:

Tal vez te interese:

Qué es un MBA y para qué sirve 

Curso de contabilidad online 

Máster en contabilidad 

 

1.- Aplicaciones informáticas (206) 

La cuenta de aplicaciones informáticas se utiliza para contabilizar los software, programas y otras aplicaciones de la empresa.

Pertenece al inmovilizado intangible, es decir, aquella parte de los activos estructurales de la empresa que no tienen una entidad corporal o física (como la propiedad industrial o las concesiones administrativas)

 

2.- Terrenos y bienes naturales (210) 

Los terrenos y demás bienes naturales que sean propiedad de la empresa se deben contabilizar en esta cuenta: el título es lo suficientemente descriptivo.

Aquí quiero llamar tu atención sobre el siguiente hecho:  si la empresa adquiere un inmueble que incluya una construcción debería anotar por separado el valor del terreno y el de la construcción (cuenta 211) siempre que disponga de esa información. Pero en la práctica es muy poco probable que se conozca  la parte del precio que corresponde a cada partida.

En los casos en los que no sea posible su desglose y se contabilice todo en la cuenta de “construcciones” debes recordar que los terrenos no se amortizan, por lo que tendrás que tenerlo en cuenta a la hora de calcular la amortización.

A estos efectos, y a falta de otros datos “más certeros”, se suele tomar como proporción en el precio la que se deduce del recibo del impuesto sobre bienes inmuebles.

 

3.- Instalaciones técnicas (212) 

Con cierta frecuencia he visto contabilizado en esta cuenta partidas correspondientes a instalaciones eléctricas o de aire acondicionado, por ejemplo.

Eso no es correcto.

Esta cuenta contable se utiliza para anotar aquellos elementos del inmovilizado que forman una unidad compleja, autónoma e independiente y que está formada por diferentes elementos que unidos configuran “otra cosa diferente”.

Por ejemplo: una planta de reciclaje.

Tal vez te interese:

Inflación subyacente 

Recargo de equivalencia: ejemplos 

Estados financieros – cuentas anuales 

 

4.- Inversiones en construcciones (221) 

Las construcciones que tiene la empresa y que destina a la venta o a la obtención de ingresos por cualquier otra vía se contabilizan en la cuenta 221.

No es necesario que se adquieran con esa intención, sino que se utilizará también en los casos en los que haya un cambio de destino del bien.

Por ejemplo: la empresa se traslada del inmueble 1, donde siempre ha tenido sus oficinas, a otro edificio distinto y decide ceder en arrendamiento a un tercero ese inmueble 1.

Ese cambio de destino conllevaría darlo de baja en la cuenta de “construcciones” y pasarlo a la de “inversiones en construcciones”.

 

alt-20-cuentas-de-activo

 

5.- Valores representativos de deuda a largo plazo (251) 

Los valores representativos de deuda son inversiones financieras en obligaciones, bonos, letras del tesoro, ….. Son los que se llaman “valores de renta fija”.

Una de las características de este tipo de valores es que se emiten al descuento, es decir: se adquieren por un valor inferior a su nominal y el rendimiento está “implícito”, porque a la fecha del vencimiento se cobrará dicho valor nominal que es superior al pagado por su adquisición.

La rentabilidad es fija porque ya se sabe de antemano.

Esta cuenta 251 se utiliza para contabilizar este tipo de inversiones cuando su vencimiento es superior a un año (largo plazo).

Cuando los títulos vencen en un plazo inferior a un año (corto plazo) se utiliza la cuenta 541 “Valores representativos de deuda a corto plazo”.

6.- Créditos a largo plazo (252)

Para que te sitúes, “dar crédito” significa conceder un plazo para pagar. Por ejemplo, comprar a crédito es comprar con precio aplazado.

Los préstamos y otras operaciones de crédito a largo plazo que no tienen su origen en la actividad comercial de la empresa se contabilizan en esta cuenta 252.

Por ejemplo, la empresa presta un dinero a un tercero que le devolverá dentro de tres años.

Si el crédito se concede por la enajenación de algún elemento del inmovilizado existe una cuenta específica que es la 253 “Créditos a largo plazo por enajenación del inmovilizado”.

Así que esta cuenta se utilizará cuando de la venta de algún inmovilizado resulte una cantidad pendiente de cobro que no se hará efectiva en un plazo inferior al año.

Y si se trata de un crédito que se concede a los trabajadores la cuenta a utilizar es la 254 “Créditos a largo plazo al personal”.

El plan contiene en su parte 5ª las cuentas que se deben utilizar en estos casos pero cuando el vencimiento de la operación es a corto plazo (menos de un año). Son las siguientes:

  • 542 “Créditos a corto plazo”.
  • 543 “Créditos a corto plazo por enajenación de inmovilizado”
  • 544 “Créditos a corto plazo al personal”.

 

7.- Imposiciones a largo plazo (258) 

Es la cuenta en la que se registran los depósitos de dinero que se realizan en entidades financieras por un período de tiempo superior a un año. Es lo que se conoce como “plazo fijo”.

Existe también una cuenta similar para los casos en los que el plazo contratado es inferior a un año y es la 548 “Imposiciones a corto plazo”.

 

8.- Amortización acumulada del inmovilizado material (281) 

La depreciación que sufren los bienes del inmovilizado de la empresa, tanto por el paso del tiempo como por quedar obsoletos, se contabiliza cada año en una cuenta de gasto del grupo 68.

La contrapartida de esa cuenta de gasto es una del grupo 28.

Existen tres:

  • Cuenta 280 “Amortización acumulada del inmovilizado intangible”.
  • Cuenta 281 “Amortización acumulada del inmovilizado material”.
  • Cuenta 282 “Amortización acumulada de las inversiones inmobiliarias”.

En cada una de estas cuentas se va “sumando” la amortización que se practica cada año, de forma que su saldo será la amortización que se ha acumulado de ese elemento hasta la fecha de que se trate.

Son cuentas que forman parte del activo no corriente pero van restando del valor del elemento al que se refieran (porque su saldo es acreedor).

 

9.- Mercaderías (300) 

La cuenta de mercadería refleja el importe de las existencias con las que cuenta la empresa a 31 de diciembre. Y por existencias se entiende la mercancía que la empresa se dedica a vender.

Es muy importante que recuerdes que esta cuenta sólo se utiliza al cierre del ejercicio, cuando se ha realizado el inventario del almacén 

Las compras de mercaderías se contabiliza con la cuenta 600 “Compras de mercaderías” y las ventas en la 700 “Venta de mercaderías”.

 

10.- Productos en curso (330) 

Aquellas empresas que se dedican a la fabricación también deben hacer inventario de los productos que aún no están terminados. Y esta es la cuenta que se utiliza para los elementos que a fecha de cierre todavía están en proceso de fabricación.

Su movimiento es el mismo que el de la cuenta 300, pero cambia la contrapartida:

  • La contrapartida de la cuenta 300 “Mercaderías” es la cuenta 610 “Variación de existencias”.
  • La contrapartida de la cuenta 330 “Productos en curso” es la cuenta 710 “Variación de existencias de productos en curso”.

 

11.- Clientes (430) 

La cuenta de clientes se utiliza para contabilizar el derecho de cobro que se genera cuando la empresa realiza las operaciones de venta o de prestación de servicios propias de su actividad principal y que no le han pagado al contado.

Si ese crédito se documenta en un efecto (pagaré o letra de cambio) la cuenta que se utiliza es otra:  la 431 “Clientes, efectos comerciales a cobrar”.

Por ejemplo:

La entidad se dedica a la venta de maquinaria agrícola. Vende una cosechadora por importe de 20.000 euros de los cuales cobra 5.000 al contado y los otros 15.000 euros:

  1. Los cobrará dentro de 3 meses.
  2. El cliente le acepta un pagaré que vence dentro de 6 meses.

Pues bien, esos 15.000 euros pendientes que están pendientes de cobro se contabilizarán:

  • En el caso 1 en la cuenta 430 “Clientes”.
  • En el caso 2 en la cuenta 431 “Clientes, efectos comerciales a cobrar”.

12.- Deudores (440) 

Si la operación que se cobrará en un futuro no se ha originado en la actividad principal de la empresa, el crédito que se genera se contabiliza en esta cuenta 440.

Este artículo trata justamente de la diferencia entre clientes y deudores de una forma clara y con ejemplos, así que te lo recomiendo (y así no me extiendo aquí):

 Diferencia entre clientes y deudores 

 

13.- Envases y embalajes a devolver por clientes (437) 

La cuenta 437 recoge los envases o embalajes que la empresa ha entregado a clientes y que estos tienen que devolver.

Se abona a la entrega de los envases y embalajes, por lo que su saldo “natural” es acreedor.

Aún así, se trata de una cuenta que forma parte del activo corriente y en el balance de situación su saldo va restando a la partida de Clientes (igual que hemos visto con la amortización acumulada).

 

14.- Anticipos de remuneraciones (460) 

Cuando se entrega dinero a los empleados en concepto de entrega a cuenta de su sueldo se utiliza la cuenta de “anticipos de remuneraciones”.

Por ejemplo:

Uno de mis empleados gana 1.200 euros al mes. El día 16 de mayo me pide un anticipo de 500 euros.

Esa entrega de 500 euros se contabilizará en la cuenta de anticipos de remuneraciones. Y cuando llegue el momento de contabilizar la nómina de final del mes de mayo se cancelará. Lógicamente, en ese momento, el trabajador ya sólo cobrará 700 euros.

 

15.- H.P. deudora por diversos conceptos (470) 

En las liquidaciones de impuestos hay unas veces  en las que la empresa tiene que pagar a hacienda (en cuyo caso se utiliza la cuenta 475 para anotar esa deuda) y otras veces en las que sucede lo contrario: es hacienda la que le tiene que entregar dinero a la entidad.

Es en esos casos (cuando hacienda debe a la empresa) cuando se utiliza la cuenta 470 “H.P. deudora por diversos conceptos”.

El plan contable contempla 3 subcuentas dentro de ella:

  • 4700 “H.P. deudora por IVA”
  • 4708 “H.P. deudora por subvenciones concedidas”
  • 4709 “H.P. deudora por devolución de impuestos”

 

16.- Inversiones financieras a corto plazo en instrumentos de patrimonio (540) 

Esta cuenta contable se utiliza cuando la empresa invierte en instrumentos de patrimonio y su intención es mantener esa inversión por un período corto de tiempo (menos de un año).

Son instrumentos de patrimonio, por ejemplo, las acciones, las participaciones en sociedades limitadas o las participaciones en instituciones de inversión colectiva.

Si la inversión se realiza para mantenerla por un plazo superior a un año la cuenta que corresponde es la 250 “Inversiones financieras a largo plazo en instrumentos de patrimonio”.

 

17.- Dividendo a cobrar (545) 

Si de las inversiones que tiene la empresa se devengan dividendos, mientras estén pendientes de cobro se contabilizan en la cuenta 545 “Dividendo a cobrar”.

Por ejemplo:

La empresa compró hace 2 años unas acciones de Telefónica (que, como hemos visto, deben figurar en la cuenta 250 “Inversiones financieras a largo plazo en instrumentos de patrimonio”.

Telefónica ha comunicado que con fecha 1 de septiembre se devenga el primer dividendo del año y que se pagará a los socios el día 20 del mismo mes.

El día 1 de septiembre habrá que contabilizar, entonces, en la cuenta 545 “dividendo a cobrar” el importe que corresponda a la empresa en función del número de acciones que posea. Y su saldo se cancelará cuando se reciba el dinero.

 

18.- Fianzas constituidas a corto plazo (565)

Las fianzas son cantidades que se entregan para garantizar a la otra parte que se va a cumplir una determinada obligación determinada, de forma que si llegado el momento esa obligación no se cumple se perderá la fianza (o parte de ella, según el caso).

El ejemplo más típico es la fianza que se constituye cuando se celebra un contrato de alquiler: si el inquilino no cumple con sus obligaciones el propietario podrá descontar de la fianza los gastos en los que tenga que incurrir.

Si, por el contrario, el inquilino ha cumplido con todas sus obligaciones el propietario le devolverá el importe de la fianza a la finalización del contrato.

El plan contable contiene dos cuentas para contabilizar las fianzas que constituye la empresa (es decir, es la empresa la que entrega el dinero en garantía) y se utilizarán una u otra en función de la duración del plazo:

  • Fianzas constituidas a corto plazo (565)
  • Fianzas constituidas a largo plazo  (260)

 

19.- Caja (570) 

En la cuenta de caja se contabiliza el dinero efectivo que tiene la empresa en su poder.

 

20.- Bancos (572) 

Para el dinero que tiene en el banco se utiliza esta cuenta 572, siempre que se pueda disponer de él de manera inmediata. El término “Banco” se utiliza en un sentido amplio  y engloba también a cajas de ahorro, cooperativas de crédito, etc.

[Si se trata de una imposición a plazo ya vimos que las cuentas que corresponden son la 258 “Imposiciones a largo plazo” (para períodos superiores a un año) y la 548 “Imposiciones a corto plazo” (para períodos inferiores al año).]

 

Y hasta aquí llego con este artículo. Espero que te sea de utilidad tanto su lista de las 20 cuentas de activo con su código, como las explicaciones y ejemplos que contiene.

 

CONTABILIDAE