Asiento de Apertura en Contabilidad (Con Ejemplos Prácticos)

Toda contabilidad contiene un asiento de apertura. 

O mejor dicho: la contabilidad de una empresa contiene, en cada uno de sus ejercicios económicos, un asiento de apertura.

En este artículo entenderás qué es exactamente y cómo se hace. Y verás ejemplos que te facilitarán la comprensión.

 

Qué es un asiento de apertura en contabilidad 

Definición 

El asiento de apertura es aquel con el que se inicia la contabilidad del ejercicio económico y que refleja el inventario inicial de la empresa.

Veamos con más detalle los dos elementos de esta definición:

  • “Es con el que se inicia la contabilidad del ejercicio económico”.

La empresa debe llevar una contabilidad independiente para cada ejercicio económico. Esto quiere decir que se iniciará el primer día y se terminará el último del ejercicio. 

En la inmensa mayoría de las empresas el ejercicio coincide con el año natural, así que empieza el día 1 de enero y finaliza el 31 de diciembre. 

Pues bien, el primer apunte contable que se hace es el del asiento de apertura y en el siguiente punto verás por qué.

(En los casos en los que la empresa empieza desarrollar su actividad por primera vez el asiento de apertura también será con el que se comience la contabilidad pero su fecha será, lógicamente, aquella en la que tenga lugar el primer hecho de transcendencia económica.)

  • “Refleja el inventario inicial de la empresa”.

El asiento de apertura pone de manifiesto todos los bienes, derechos, fondos propios y deudas con las que la empresa cerró el ejercicio anterior: el conjunto total de lo que tiene y de lo que debe es su inventario y se tiene que partir de él para que la contabilidad refleje la situación real del negocio.

Es por eso por lo que la contabilidad se inicia con el asiento de apertura, porque contiene todos los importes con los que se cerró la contabilidad que ahora se está abriendo.

Lo entenderás con el siguiente ejemplo:

A 31 de diciembre mi empresa tiene 10.000 euros en el banco.

La primera operación del nuevo ejercicio tiene lugar el día 2 de enero y consiste en ingresar en el banco 5.000 euros.

Tras esto, mi saldo en la cuenta corriente es de 15.000 euros y es este importe el que debe reflejar la contabilidad para estar correcta.

Y será así siempre que en la cuenta contable del banco (572) aparezcan dos apuntes:

  • 10.000 euros de asiento de apertura, porque era el dinero que había en el banco antes de iniciar la contabilidad.
  • 5.000 euros ingresados el día 2 de enero.

Si no se contabilizara el saldo inicial del banco como asiento de apertura sólo aparecería el ingreso de los 5.000 euros cobrados, lo cual no refleja la situación real de la empresa.

Piensa, por ejemplo, que esos 5.000 euros es el dinero que nos debía un cliente. Esa cantidad que hemos cobrado tiene que aparecer antes como que efectivamente nos la deben y eso se refleja con el asiento de apertura porque contiene todas las partidas que integraban la contabilidad en el momento del cierre del ejercicio anterior.

 

Tal vez te pueda interesar:

Diferencia entre leasing y renting

184 Ejercicios de contabilidad resueltos 

Principios contables 

Asiento de apertura y cierre 

El asiento de apertura se entiende mucho mejor al ponerlo en relación con el asiento de cierre:

La finalidad última de la contabilidad es elaborar las cuentas anuales y éstas deben confeccionarse en cada ejercicio económico.

Esto implica que la contabilidad de cada período tiene que ser independiente.

Ahora bien, la evolución financiera y económica de la empresa no se interrumpe en el tiempo sino que es un proceso continuo.

Para conseguir ambas cosas (la independencia de cada ejercicio y la continuidad de los datos) es para lo que se cierra la contabilidad el último día del ejercicio económico mediante el “asiento de cierre” y se abre el primer día del ejercicio siguiente mediante el “asiento de apertura”.

Y lo más importante que tienes que retener de este punto es que los saldos con los que se cierra la contabilidad son los mismos con los que se abre en el año siguiente. No puede ser de otra forma.

Lo entenderás mejor con un ejemplo:

  • En el año 1 mi empresa debe al banco 50.000 euros.
  • Durante el año 2 pago 15.000 de esa deuda.
  • Durante el año 3 pago otros 10.000 euros.

En lo que respecta a esta cuenta, para que las cuentas anuales reflejen su verdadero saldo la contabilidad se cerrará y se abrirá en cada ejercicio de la siguiente manera:

 

Año 1 Año 2 Año 3
Asiento de apertura 50.000 35.000
Asiento de cierre 50.000 35.000 (50.000 – 15.000 que se han pagado durante el año) 25.000 (35.000 – 10.000 que se han pagado durante el año)

 

Asiento de apertura – libro diario y empresas de nueva creación 

 El asiento de apertura es el que inicia la contabilidad, por lo tanto, es el primero que aparece en el libro diario de cada ejercicio.

En la contabilidad de las empresas que empiezan su actividad el primer asiento que aparece (su asiento de apertura) es el de constitución de la sociedad, si se trata de una persona jurídica, o de aportación de los primeros bienes si se trata de una persona física.

Cómo se hace un asiento de apertura 

La estructura del asiento de apertura es la misma que la de cualquier otro asiento: una serie de cuentas contables con su importe correspondiente en el debe del apunte y otras cuentas y cantidades en el haber.

 

Cuentas e importes que lo integran  

  • Cuentas: En el debe del apunte están todas las cuentas de activo que tenían saldo al cierre del ejercicio anterior.

No aparecen las cuentas de gestión (ingresos y gastos de los grupos 6 y 7) porque éstas ya se cancelaron (se quedaron con un saldo “cero”) al hacer el correspondiente asiento de regularización para determinar el beneficio o pérdida de la actividad.

  • Importes: Cada cuenta contable aparecerá con el saldo que tenía antes del asiento de cierre del ejercicio anterior.

En realidad, el asiento de apertura es el inverso al que se hizo de cierre, porque en éste las cuentas de activo aparecen en el haber y las de pasivo en el debe mientras que en el de apertura es al contrario. Pero los importes son idénticos.

 

Asiento de apertura: cuenta 129 

 

Ya lo hemos comentado anteriormente, pero la importancia de este tema hace conveniente una mención más específica:

En el asiento de apertura no aparecen las cuentas de gestión, es decir, ni las cuentas de gastos (del grupo 6 del plan) ni las de ingresos (del grupo 7).

El motivo es que éstas se ya se han cancelado a la fecha de cierre del ejercicio anterior mediante el correspondiente asiento de regularización.

Con él dichas cuentas quedan con saldo cero y se determina el resultado de la actividad, que queda reflejado en la cuenta (129) Pérdidas y ganancias.

Por lo tanto, en el asiento de apertura la que sí debe aparecer es la cuenta 129 que es la que representa el beneficio o la pérdida que la empresa obtuvo en ejercicio anterior.

 

Cómo se hace con un programa informático

Los programas informáticos hacen este tipo de operaciones de forma automática: sólo pulsando un botón traen a la contabilidad del año actual, mediante el correspondiente asiento de apertura, todos los saldos con los que se cerró la del ejercicio anterior.

 

Cómo se hace de forma manual 

Hacer un asiento de apertura de forma manual no presenta mayor complicación porque se trata, como ya hemos visto, de hacer un apunte contable en el que colocaremos las cuentas contables que tenían saldo al final del ejercicio anterior: en el debe las de activo y en el haber las de pasivo. Y siempre con el importe que tenían antes de cerrar la contabilidad.

En la práctica, nuestra forma de proceder dependerá de la información de la que dispongamos:

  • Si tenemos un balance de sumas y saldos del ejercicio anterior anotaremos cada una de sus cuentas en el debe o en el haber según sean de activo o de pasivo.
  • Si tenemos el asiento de cierre, simplemente cambiaremos la posición de sus cuentas: las que están en el haber las colocaremos en el debe (porque serán las de activo) y las que están en el debe las colocaremos en el haber (porque serán las de pasivo).
  • Si no tenemos datos de la contabilidad a la fecha de cierre del ejercicio anterior la complejidad estriba en conseguir la información, porque tendremos que elaborar el inventario de la empresa al que hemos hecho mención al principio: habrá que determinar el montante de todos los bienes, derechos, deudas, obligaciones y fondos propios de la empresa y una vez que lo tengamos hacer el asiento de apertura de la forma descrita (cuenta de activo en el debe, cuentas de pasivo en el haber, y cada una con su importe correspondiente).

Asiento de apertura: ejemplo práctico 

 Los saldos del balance que presenta la sociedad al cierre del ejercicio son los siguientes:

 

Código Cuenta Saldo deudor Saldo acreedor
100 Capital social 44.000
121 Resultados negativos ejercicios anteriores 18.000
129 Pérdidas y ganancias 6.000
173 Proveedores de inmovilizado a largo plazo 11.000
213 Maquinaria 16.000
218 Elementos de transporte 21.000
300 Existencias 22.000
400 Proveedores 9.000
410 Acreedores 8.000
430 Clientes 3.000
440 Deudores 2.000
521 Deudas a corto plazo 7.000
560 Fianzas recibidas a corto plazo 1.000
572 Bancos 4.000
Sumas 86.000 86.000

 

Se pide: hacer el asiento de apertura a partir del balance.

Para hacer el asiento de apertura haremos un apunte con la estructura habitual y en él colocaremos las cuentas de activo en el debe y las de pasivo en el haber y cada una con el importe que aparece en el balance proporcionado.

 

18.000 (121) Resultados negativos de ejercicios anteriores
16.000 (213) Maquinaria
21.000 (218) Elementos de transporte
22.000 (300) Existencias
3.000 (430) Clientes
2.000 (440)  Deudores
4.000 (572) Bancos a (100) Capital social 44.000
a (129) Pérdidas y ganancias 6.000
a (173) Proveedores de inmovilizado a largo plazo 11.000
a (400) Proveedores 9.000
a (410) Acreedores 8.000
a (521) Deudas a corto plazo 7.000
a (560) Fianzas recibidas a corto plazo 1.000

 

Y hasta aquí llego con este artículo sobre el asiento de apertura. Espero que con sus ejemplos te haya quedado todo claro y que te sea de utilidad.

CONTABILIDAE