Qué Gastos se Contabilizan como Servicios Exteriores

El plan contable aglutina en el subgrupo 62 las cuentas que se utilizan para contabilizar los servicios que la empresa contrata con terceros. 

Pero cuando empiezan a llegar las facturas del gasoil, la compra de mercancía, el viaje en tren, el recibo de la asesoría, las de tarifas luz pymes, la renovación del seguro de la furgoneta, el arreglo de la fotocopiadora… ¿dónde exactamente contabilizamos cada una?

En este artículo te lo explicamos. Solo tienes que seguir leyendo.

Qué son los servicios exteriores 

En contabilidad los servicios exteriores son aquellos gastos en los que incurre la entidad al contratar servicios a otras empresas, siempre que no tengan la consideración de compras ni formen parte del precio de adquisición de las inversiones. 

Que una operación determinada tenga la condición de compras (en cuyo caso se contabilizaría en las cuentas del subgrupo 60) o de servicios exteriores va a depender de la actividad a la que se dedique la empresa, de forma que:

  • Si se adquiere para venderlo o para integrarlo en el proceso productivo, porque ese es el negocio al que se dedica la entidad, estaremos ante una compra.
  • Si se adquiere para consumirlo y no para su venta estaremos ante un servicio exterior.

Lo verás claro con los siguientes ejemplos:

  • Una partida de bombillas será una compra para una empresa que tenga tiendas de lámparas y complementos porque las venderá tal cual. Sin embargo, para un establecimiento de ropa que las ha pedido para sustituir las que se vayan averiando en su local son un gasto a contabilizar dentro de los servicios exteriores, porque las utiliza para iluminar.
  • El gasoil que adquiere una gasolinera es una compra porque su objetivo es venderlo, mientras que aquel con el que llena el depósito de sus camiones una empresa de transporte es un gasto porque lo destina al consumo propio.
  • Para una fábrica de muebles los tornillos son compras, porque forman parte de su proceso de producción, mientras que para un despacho de abogados serán un gasto porque los utilizarán para reparar algo y nunca para venderlos.

Es importante tener muy claro que entre el tratamiento contable que se le da a las compras y el que corresponde a los servicios exteriores hay varias diferencias pero en este artículo nos centramos en solo una: en el hecho de las compras se registran en las cuentas del subgrupo 60 mientras que los servicios exteriores se anotan en alguna de las cuentas del subgrupo 62 que veremos a continuación.

 

Cuentas contables del subgrupo 62 

El subgrupo 62 está integrado por las siguientes cuentas contables:

 

(620) Gastos de investigación y desarrollo del ejercicio 

Son aquellos en los que la empresa incurre al encargar a terceros trabajos destinados a la investigación científica o técnica y a la aplicación práctica de esos u otros descubrimientos.

(621) Arrendamientos y cánones 

Cualquier tipo de gasto por alquiler en el que incurra la empresa se contabiliza en esta cuenta, ya sea de inmuebles (locales, por ejemplo) o de muebles (equipos de sonido, vehículos, etc.).

 

(622) Reparaciones y conservación 

Son aquellos necesarios para mantener los bienes del inmovilizado (ordenadores, maquinaria, etc.) en buen estado de uso y funcionamiento.

Nos referimos tanto al arreglo de cualquier tipo de avería como a las revisiones periódicas, por ejemplo.

 

(623) Servicios de profesionales independientes

Las actividades profesionales son aquellas en las que en su desempeño se emplea el intelecto fundamentalmente, se requiere de una formación específica y, en la mayoría de los casos, una titulación. 

Por ejemplo: abogados, economistas, notarios…

 

(624) Transportes

Se contabilizan en esta cuenta aquellos gastos de transporte en los que incurre la empresa diferentes a los de las compras.

Los gastos de transporte de la mercancía comprada se contabilizan como mayor importe de la compra en la cuenta (600), por tanto esta cuenta se utilizaría para anotar el transporte de las ventas.

 

(625) Primas de seguros

El importe pagado por la contratación o renovación de cualquier contrato de seguro se contabiliza en esta cuenta.

(626) Servicios bancarios y similares

Aquí se  recogen las cantidades que las entidades bancarias cobran a la empresa por los servicios que prestan (por ejemplo, las comisiones).

Si se trata de intereses de cualquier tipo así como otros gastos relacionados con la financiación se contabilizarán como Gastos Financieros dentro del subgrupo 66.

 

(627) Publicidad, propaganda y relaciones públicas

Tanto la publicidad y propaganda como las actividades de relaciones públicas que tienen como finalidad la promoción de la empresa y/o sus productos se contabilizan en la cuenta (627).

 

(628) Suministros

Son suministros aquellos bienes que la empresa recibe con cierta periodicidad y que se facturan en función de los datos que arrojan los contadores. 

Por ejemplo: luz, agua, gas… Pero no teléfono.

Los gastos de teléfono se contabilizan en la cuenta (629) Otros servicios.

 

(629) Otros servicios

Funciona un poco como cajón de sastre en el sentido de que en ella se recogen todos aquellos que no tienen una cuenta específica.