¿Qué tipos de Cuentas Contables Existen? Ejemplos

El conocer los distintos tipos de cuentas contables que existen te puede venir muy bien para no perderte en cuestiones terminológicas cuando estés trabajando cualquier parte de la contabilidad.

Con este artículo te resultará sencillo y rápido.

Qué tipos de cuentas contables existen 

Existen varios tipos de cuentas en contabilidad:

  • Cuentas patrimoniales y de gestión
  • Cuentas de activo, pasivo y patrimonio neto
  • Cuentas deudoras y acreedoras
  • Cuentas de orden

A continuación vemos su definición y algunos ejemplos:

Tipos de cuentas contables atendiendo a lo que representan 

Una clasificación importante es la que distingue entre cuentas patrimoniales y cuentas de gestión.

  • Son cuentas patrimoniales las que representan todos los elementos que forman el patrimonio de la empresa (tanto bienes y derechos como deudas y obligaciones).

En el plan general de contabilidad están recogidas en los grupos 1 a 5  y con sus saldos se forma el balance de situación de la entidad.

Ejemplos: 171 Deudas a largo plazo, 213 Maquinaria, 310 Materias primas, 440 Deudores, 542 Créditos a corto plazo…

  • Son cuentas de gestión las que se utilizan para contabilizar los ingresos y gastos que se producen en el desarrollo del negocio.

Están recogidas en los grupos 6 y 7 del plan de contabilidad y con sus saldos se calcula el resultado del ejercicio al formar la cuenta de pérdidas y ganancias.

Ejemplos: 600 Compras de mercaderías, 624 Gastos de transporte, 640 Sueldos y salarios, 662 Intereses de deudas, 700 Ventas de mercaderías, 705 Prestación de servicios, 752 Ingresos por arrendamientos , 769 Otros ingresos financieros, …

Tipos de cuentas patrimoniales 

Como hemos dicho, las cuentas patrimoniales representan los elementos que forman la totalidad del patrimonio de la empresa.

Pero dentro de ellas existe una clasificación que las divide en función de la naturaleza del elemento de que se trate porque atendiendo a ella formará parte de una de los tres bloques que integran el balance de situación. 

Y así pueden ser:

  • Cuentas de activo: Son las que representan los bienes y derechos titularidad de la empresa. 

Por ejemplo: 206 Aplicaciones informáticas, 310 Materias primas, 430 Clientes, 545 Dividendo a cobrar, 572 Bancos ….

  • Cuentas de pasivo: Son las que reflejan las deudas y obligaciones que la entidad debe cumplir.

Por ejemplo: 173 Proveedores de inmovilizado a largo plazo, 175 Efectos a pagar a largo plazo, 400 Proveedores, 410 Acreedores por prestación de servicios, 476 Organismos de la seguridad social acreedores, 528 Intereses a corto plazo de deudas….

  • Cuentas de patrimonio neto: También llamadas “de neto patrimonial”, son las que contienen las aportaciones de los socios, los resultados sin distribuir y las subvenciones y legados.

Por ejemplo: 100 Capital social, 113 Reservas voluntarias, 129 Pérdidas y ganancias, 130 Subvenciones oficiales de capital …

En el siguiente artículo puedes tratamos esta clasificación con más detalle:

Cuentas de activo, pasivo y neto patrimonial

 

Tipos de cuentas contables atendiendo a su saldo 

Otro tipo de cuentas en contabilidad es el que se establece en función de su saldo y, en este sentido, pueden ser:

  • Cuentas deudoras: son aquellas en las que el importe anotado en el debe es superior al anotado en el haber y, por tanto, su saldo es deudor.

Es el caso de las cuentas de activo,por ejemplo, que siempre van a presentar un saldo deudor.

  • Cuentas acreedoras: son aquellas en las que el importe anotado en el haber es superior al anotado en el debe y, por tanto, sus saldo es acreedor.

Es el caso de las cuentas de pasivo y neto patrimonial.

En el siguiente artículo encontrarás la explicación a esto y ejemplos también:

Cuentas acreedoras y deudoras  

 

Cuentas contables de orden 

Un último tipo de cuentas en contabilidad son las denominadas cuentas de orden.

Estas se caracterizan porque se utilizan para registrar operaciones que no tienen una incidencia en el patrimonio pero que la empresa estima conveniente anotarlas contablemente.  Aún así, no aparecerán reflejadas en las cuentas anuales de la entidad.

Por ejemplo: un aval prestado por la empresa no es una deuda propiamente dicha (porque el mero hecho de avalar no implica obligación de pago) pero sí existe la posibilidad de que surja en el futuro (si el avalado no paga). 

Pues bien, al tratarse solo de una posible contingencia futura no aparece en el balance por lo que si la empresa quiere incluirla en su contabilidad ha de hacerlo mediante las correspondientes cuentas de orden.

 

Y hasta aquí llego con este artículo sobre los distintos tipos de cuentas contables. Espero que te haya sido de utilidad.