SIGUE 3 SENCILLOS PASOS Y ELIGIRÁS LA CUENTA CONTABLE CORRECTA

Hay muchas cuentas de contabilidad. Demasiadas para el punto en el que estamos ahora mismo. Pero tranquilo, siguiendo estos 3 sencillos pasos eligirás la correcta.

Voy al grano,

Paso 1.-  Determinar el grupo al que pertenece la cuenta en cuestión. Usaremos las definiciones expuestas en este post.

Paso 2.- Buscar dentro del grupo elegido la cuenta apropiada. Para esto utilizaremos el cuadro de cuentas de la Parte Cuarta del Plan o del despegable si disponemos de él.

Paso 3.- Comprobar que la cuenta elegida es la correcta. Para esto nos iremos a la Parte Quinta del Plan en la que se detalla para que se usa exactamente cada cuenta.

[También te puede interesar: Pasivo corriente y pasivo no corriente: superfacil, créeme.]

Varios ejemplos prácticos comentados

 

  • Anticipo de sueldo a un trabajador.

Paso 1.- Veamos:

Grupo 1, no puede ser porque no se trata de financiación propia de la empresa ni de ajena a largo plazo.

Grupo 2, no puede ser porque no estamos ante ningún activo ni ninguna inversión a largo plazo.

Grupo 3, descartado porque no estamos haciendo inventario

Grupo 4, podría ser porque al darle un anticipo de sueldo a un trabajador estoy ante un crédito que tiene la empresa y este tipo de operaciones se recogen en este grupo. Pero no estoy segura….

Grupo 5, también podría ser porque aquí también se contemplan créditos de la empresa.

Grupo 6, ¿será un gasto para la empresa? No se….

Grupo 7, desde luego un ingreso no es.

 

Por lo tanto estoy entre los grupos 4, 5 y 6.

Paso 2.- Busco en el cuadro de cuentas  las que pertenecen a estos tres grupos.

Y en el Grupo 4 encuentro la 460 “Anticipo de Remuneraciones”. Parece muy adecuada.

Paso 3.- Lo compruebo en la Parte Quinta del Plan.

Busco la cuenta 460 “Anticipos de Remuneraciones” y leo: “entregas a cuenta de remuneraciones al personal de la empresa”

¡Bingo! Es la cuenta 460.

 

5

  • Alquilo una oficina

Paso 1.- Este es fácil: claramente es un gasto, por lo tanto Grupo 6

Paso 2.- Empiezo a leer las cuentas y veo la 621 “Arrendamientos y cánones”. Pinta bien.

Paso 3.- Arrendamientos: “los devengados por el alquiler o arrendamiento operativo de bienes muebles e inmuebles (…)”

No hay duda, es la cuenta 621.

 

  • Compro la maquinaria que necesito para elaborar los productos que vendo.

Paso 1: Es un elemento que la empresa necesita para desarrollar su actividad, por lo tanto es una activo.

Estamos, entonces, en el grupo 2.

Paso 2.- Aquí está la cuenta 213 “Maquinaria”

Paso 3.- Maquinaria “Conjunto de máquinas o bienes de equipo mediante las cuales se realiza la extracción o elaboración de productos”.

Está claro ¿no? Es la cuenta 213.

 

  • Le presto una cantidad de dinero a un conocido para que me lo devuelva al cabo de tres años.

 

Paso 1.- De entrada, al ser una operación a largo plazo en la que no intervienen clientes, acreedores o proveedores, la cuenta debe estar en los grupos 1 o 2.

Pero en este caso no hemos obtenido financiación, por lo tanto el grupo 1 queda descartado.

Paso 2.- Nos centramos en el Grupo 2 y leyendo y leyendo nos encontramos con la cuenta 252 “Créditos a Largo Plazo”

Paso 3.- Créditos a Largo Plazo: “los préstamos y otros créditos no comerciales concedidos a terceros (…) con vencimiento superior a un año.”

Hemos concedido un crédito a largo plazo, por lo que la cuenta correcta es ésta: la 252.

 

  • Anoto en la cuenta de la entidad que nos suministra la mercancía que vendo una cantidad que le voy a pagar dentro de 2 años.

 

Paso 1.- Es una operación a largo plazo lo que podría estar en el Grupo 1 o el 2.

Pero ¡ojo! Interviene un proveedor como tal, y como ya vimos, cuando se trata de una operación con proveedores, acreedores o clientes el grupo que se usa siempre es el 4, independientemente de que  se trate de largo o de corto plazo.

Paso 2.- Buscando en el grupo 4 enseguida vemos una de las cuentas que más vamos a usar en nuestra andadura: la cuenta 400 “Proveedores”

Paso 3.- Proveedores: “Deudas con suministradores de mercancías y de los demás bienes definidos en el grupo 3”.

Listo. Es la cuenta 400.

 

Dos Consejos

 

1.- No te confíes.

Acostúmbrate a leer la definición de las cuentas de contabilidad antes de darlas por buenas.

Es muy importante.

Y es que si te guías sólo por el título puedes encontrar varias cuentas que te resulten adecuadas para una operación.

Pero esto es como en Los Inmortales: sólo puede quedar una.

 

2.- No te agobies

Es cuestión de práctica.

Las primeras veces tardarás más en encontrar lo que busques pero poco a poco te irás manejando con más soltura.

Muchas veces te ayudará la intuición, otras llegarás al objetivo por eliminación….

Pero la cuenta la encontrarás, eso es seguro.  Por una sencilla razón: está en el Plan de Contabilidad.

 

El próximo post es de ejercicios prácticos sobre esta materia. No te lo pierdas

 

Si te ha gustado compártelo
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin
Buffer this page
Buffer
Email this to someone
email

2 comentarios en “SIGUE 3 SENCILLOS PASOS Y ELIGIRÁS LA CUENTA CONTABLE CORRECTA”

Los comentarios están cerrados.